CAMPAÑA POR EL INDULTO A EDUARDO GARCÍA
Un montaje

Eduardo García ingresó en la prisión
de Soto del Real en marzo de
2005, en aplicación de la condena
dictada por la Audiencia Nacional a
cuatro años de cárcel por tenencia
de explosivos. Hace apenas unos
días le fue levantado el régimen
FIES (incomunicación total y aislamiento
dentro de la cárcel).

14/06/06 · 17:07
Edición impresa

Eduardo García ingresó en la prisión
de Soto del Real en marzo de
2005, en aplicación de la condena
dictada por la Audiencia Nacional a
cuatro años de cárcel por tenencia
de explosivos. Hace apenas unos
días le fue levantado el régimen
FIES (incomunicación total y aislamiento
dentro de la cárcel).

Eduardo ya paso un año en prisión
preventiva, y quedó en libertad bajo
fianza en octubre de 2001.
Eduardo, Tez, era militante del sindicato
CNT y de la CNA (organización
anarquista de solidaridad con
las personas presas), y colaboraba
con diversas organizaciones sociales
(entre ellas, DIAGONAL).

En noviembre de 2000, él y una
joven fueron detenidos en Madrid
acusados del envío de varios paquetes
bomba a periodistas y medios
de comunicación (La Razón, El
Mundo y ABC), así como a la ONG
Movimiento contra la Intolerancia.
Se les aplicó la Ley antiterrorista y
fueron encarcelados y acusados,
junto a una tercera persona en paradero
desconocido, de formar una
“célula anarquista de apoyo a presos
FIES”. Los detenidos sostuvieron
siempre su inocencia y se consideraron
víctimas de un montaje policial.
La presión mediática les acosó,
acusándoles de “terroristas”, y
les “condenó” de antemano.

En el juicio de enero de 2004,
plagado de irregularidades, y pese
a la fragilidad de la acusación-
quedó de manifiesto la inexistencia
de una ‘célula anarquista’ dirigida
desde la cárcel-, Tez se enfrentó
a una petición de 22 años de prisión
por dos delitos “de homicidio
en grado de tentativa” -dos envíos
de paquetes bomba- y otro de “tenencia
de explosivos”. Fue absuelto
del delito de asesinato, pero no del
de tenencia de explosivos (según la
policía, encontraron 37 gramos de
pólvora cloratada en su casa). Su
defensa ha recurrido el caso ante el
Tribunal Constitucional, pero su familia
ha solicitado el indulto, para
que Eduardo salga en libertad lo
antes posible.

[Ir a nodo50->http://www.nodo50.org/edulibertad]

Eduardo García Macías. C.P.
Madrid IV. Apdo. 195, 28600
Navalcarnero (Madrid).

Tags relacionados: Audiencia Nacional
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto