CiU reclamó el 7 de mayo la disolución de la Audiencia Nacional y pide carcel para activistas del 15M
La mesa del Parlament pide a la Audiencia Nacional 3 años de prisión para 20 catalanes mientras CiU y ERC quieren la disolución

La Generalitat y el Parlamento catalanes se suman como acusación particular por primera vez en una causa instruída por la Audiencia Nacional española para solicitar penas de carcel por la concentración antirrecortes del 15 de junio del 2011.

, La Directa
04/06/13 · 13:49

Rocambolesca situación jurídica la que viven 20 de las indignadas que protestaron a las puertas del parque de la Ciutadella el 15 de junio de 2011, en el marco de una acción para impedir los recortes presupuestarios en sanidad, educación y servicios sociales por parte del Gobierno de Artur Mas. La Generalitat y la mesa del Parlament piden tres años de prisión para cada una de ellas, actuando como acusación particular en el proceso penal instruido por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. Esto ocurre a la vez que CiU, en una moción presentada al Congreso de los Diputados junto con PNV y Amaiur, exigió el 7 de mayo la inmediata disolución de este órgano judicial heredero del Tribunal de Orden Público franquista. ERC, que actualmente ocupa la vicepresidencia de la mesa del Parlament de Catalunya, ha presentado reiteradamente de la mano de Joan Ridao y Joan Tardà la misma demanda de disolución de este órgano judicial mediante mociones al Congreso de los Diputados.

Junto con Manos Limpias piden penas que podrían ir de los 3 hasta los 8 años y medio de prisión para cada una de las personas imputadas por un delito contra las instituciones del Estado español. Un manifiesto en apoyo a los y las catalanas imputadas del 15J pide a la Generalitat y al Parlament que se retiren de la acusación particular en la Audiencia Nacional española. El Parlament y la Generalitat catalana han presentado en la Audiencia Nacional española sus escritos de acusación pidiendo prisión y la apertura de juicio oral como acusaciones particulares por los hechos del '15J ', la protesta convocada por el movimiento 15M en los alrededores del Parque de la Ciutadella el 15 de junio de 2011 contra los recortes propuestos por el Gobierno de CiU y que estaban a punto de aprobar en el hemiciclo catalán.

El Parlament acusa de un delito "contra las Instituciones del Estado" (artículo 498 del Código Penal) a un total de veinte personas imputadas, por cada una de las cuales pide penas de tres años de prisión. Los presuntos hechos constitutivos de delito según el Parlamento son los realizados contra: Artur Mas, Montserrat Tura, Jordi Turull, Josep Maria Llop, Gerard Figueras, Ana Isabel Marcos, Santi Vila, Ernest Maragall, Alfons López Tena, Joan Boada y Salvador Milà. De estos once, cuatro siguen siendo diputados al Parlamento: Artur Mas, Jordi Turull, Santi Vila y Ana Isabel Marcos (pertenecientes a CiU).

Generalidat y Parlament con el apoyo de Manos Limpias

Por otra parte, la Generalitat acusa a cuatro de estas veinte personas de un delito "contra Instituciones del Estado", por cada una de las cuales solicita una pena de 3 años de prisión. También solicita la presencia como testigos de los aún diputados Mas, Josep Maria Llop y Rigol y Xavier Turull. Además del Parlament y la Generalidat, a la acusación se persona conjuntamente la organización ultraderechista nacionalista española Manos Limpias que, curiosamente, mantiene una acusación de sedición contra Mas por otro proceso judicial también iniciado en la Audiencia Nacional. Con esta personación, el Parlament y la Generalidat de Catalunya por primera vez en la historia se personan como acusación en la Audiencia Nacional española.

El Parlament, en su escrito de acusación contra las 20 personas imputadas, justifica la alta pena con un listado de hechos que, de haberse realizado, no serían más que constitutivos de faltas, como el propio juez de instrucción reconoce: el de una persona que, presuntamente, "intercepta el coche de Artur Mas", "se subió en el capó y lo golpeó", otra persona que, presuntamente, "utilizó un spray para pintar una cruz en la gabardina de Montserrat Tura "; otra persona que, presuntamente," increpó y acorraló mediante amenazas e insultos "[que no físicamente]" al diputado ciego de CiU, Josep Maria Llop "; se añade el ambiguo:" golpearon repetidas veces con los brazos en alto" a Alfons López Tena, y otros hechos de menor magnitud.

Asimismo, se ha comenzado a difundir una campaña por internet que recoge firmas solicitando el archivo de la causa en la Audiencia Nacional. En el comunicado de la campaña se hace referencia a que el partido que gobierna en la Generalitat de Cataluña, CiU, reclamara el pasado 7 de mayo en el Congreso (junto con PNV y Amaiur) la "necesaria disolución" de la Audiencia Nacional española, tal como figura en el programa electoral de CiU en el Congreso, cuando "podría comenzar retirando las veinte acusaciones que mantiene en este tribunal".

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    remosqueto
    |
    05/06/2013 - 12:19am
    El capital, es el capital, por mucho que se empeñen un montón de........ Cataluña, Euskadi, España, Europa y cochino mundo, lo que manda es la pela y no los ciudadanos catalanes, vascos, etc..... ciudadanos,jajajajajaj, ciudadanos, paga impuestos diría yo. 
  • La concentración del 15 de junio ni siquiera llegó a traspasar la verja del parque barcelonés de la Ciutadella. / Guillaume Darribau
    separador

    Tienda El Salto