Represión a los movimientos sociales tras las manifestaciones históricas del 14 de noviembre
La mano dura teje un frente en Logroño

Colectivos sociales, sindicatos y partidos encabezan un movimiento contra la criminalización de las protestas.

, Redacción
18/12/12 · 13:13
Edición impresa
Rueda de prensa unitaria de movimientos sociales en Logroño. En el centro Amaia Zabaleta (portavoz de CNT - Rioja). / Israel Rodríguez Citores

De la necesidad virtud. Es el lema que parecen haber adoptado sindicatos, asociaciones y partidos políticos por la deriva represiva que, según dicen. ha adoptado el delegado de gobierno del PP en esa comunidad. Hasta 16 organizaciones de diversa índole se unieron el pasado martes 20 de noviembre en una rueda de prensa convocada por el sindicato CNT. Acudieron sindicatos como CCOO y CGT; colectivos como Ecologistas en Acción o la PAH, Asamblea de Estudiantes de Logroño, Asamblea 15M, Estrategia Global, Marea Verde, Marea Negra, Marea Granate, Colectivo COLICHE y Colectivo Sandía; partidos políticos como IU, EQUO-Verdes, PCPE-CJC, más el apoyo posterior de Partido Riojano. UGT faltó a la cita. La escalada de multas y penas de cárcel que vienen sufriendo muchos de los riojanos que han decidido participar en las protestas convocadas en esa comunidad ha provocado una imagen de unidad absolutamente desconocida en la región.

La gota que ha colmado el vaso de la indignación ha sido la actuación policial en la pasada huelga general del 14N. Ese día, tras una manifestación que todas las fuentes consultada por Diagonal coinciden en señalar como la mayor de todas las celebradas en las últimas décadas, la policía acabó cargando con pelotas de goma, un nivel de violencia que no se recuerda en la capital riojana. Al día siguiente, el periódico La Rioja reproducía, sin contrastar fuentes, la versión de delegación de gobierno en la cual se responsabilizaba de las escenas de violencia vividas la noche anterior a los manifestantes y, especialmente, a “dos dirigentes de la CNT que incentivaron a través de la megafonía los sabotajes y el enfrentamiento físico”. Beatriz María, de la secretaría de prensa de CNT Logroño, nos ofrece una versión muy diferente: “Efectivamente CNT participa en la manifestación unitaria y, al final de la manifestación, ofrece un mitin independiente de los otros sindicatos al que acuden multitud de logroñeses. Cuando el acto está acabando, un globo con pintura impacta en la policía y, a pesar de los llamamientos a la calma desde la megafonía de CNT, la policía comienza a cargar contra todos los allí reunidos”.

Según Beatriz, en esa primera carga se detiene a Pablo Alberdi, miembro del sindicato y conocido por la policía por haber sido detenido dos días antes colocando una pancarta que llamaba a la huelga del 14N. “Lo único que hace Pablo es no retroceder ante la carga y seguir manteniendo con los brazos en alto una pancarta”. Dos representantes del sindicato tratan de negociar con el mando policial para que suelten al detenido y se calmen los ánimos. “Yo solo soy el chofer. Por mí esto se acababa ahora y me iba a casa” les dice el policía que les escucha. El intento es en vano, el mando no les atiende. La detención de un manifestante y los dos heridos que ha dejado la carga policial enervan a la multitud de personas que están congregadas en la plaza del Espolón y que piden la libertad del detenido. La policía vuelve a cargar y la violencia aumenta hasta que la policía acaba dispersando a los congregados lanzando pelotas de goma directamente a la gente. Beatriz María continua su relato: “En la manifestación había gente de todo tipo, edad y condición pero desde Delegación de Gobierno se están ensañando con CNT y todos sus simpatizantes. Nos grabaron durante todo el día, tomaron las matrículas de nuestros coches, a los detenidos se les ha preguntado por su afiliación...”.
 

Parte de lesiones de la persona herida en el ojo.

 

El resultado de la noche son dos peticiones de la fiscalía de 6 años y 6 años y medio de cárcel para dos miembros de dicho sindicato, diez personas heridas leves y dos personas con heridas graves: una persona de UGT con traumatismo craneoencefálico y otra con perdida de visión en el ojo derecho por golpes de la policía. Éste último, entrevistado por DIAGONAL, nos señala que no va a denunciar y que prefiere mantener el anonimato por miedo a represalias pero accede a enseñarnos su parte de lesiones y contarnos el relato de los hechos: “empieza la carga y echo a correr y cuando estoy corriendo giro la cabeza y veo que mi chica está rezagada, recibiendo golpes de dos antidisturbios, me acerco a ella por la espalda para intentar sacarla por hacia atrás y un policía se me aproxima de frente y me golpea directamente en la cara. Me caigo al suelo y los manifestantes me intentan sacar arrastrándome. Somos golpeados y, cuando consiguen sacarme, me llevan a la ambulancia”. A esto tenemos que sumar los datos que aporta la delegación: ocho policías heridos por contusiones y cortes y 6 personas identificadas, una de ellas el portavoz de la Asamblea de Estudiantes, que hasta el momento no han sido imputadas.

Un año de persecución

Lo sucedido la noche del 14N no es el primer caso de represión que se ha vivido en La Rioja. Israel Pérez, de la Asamblea 15M de Logroño, nos hace un exhaustivo repaso. Nos enseña varias hojas en la que se detallan identificaciones selectivas, cacheos, amenazas verbales, una detención a un inmigrante miembro del 15M local y, como no, las ahora tan familiares multas y penas de cárcel. Un total de 21.500 euros en multas a los que ahora hay que sumar otros posibles 18.000 euros de los detenidos en Arnedo. Israel nos cuenta que casi todos los grupos y asociaciones que se mueven en Logroño están siendo víctimas de esta persecución y pone como ejemplo el hostigamiento a la Asamblea de Estudiantes, un colectivo de alumnos de enseñanzas medias que trabaja contra los recortes en educación y que ha participado en las movilizaciones de la marea verde. “Se les han multado por concentraciones, se les ha identificado, les han registrado las mochilas del colegio, incluso una chavala ha sido identificada cuando iba al instituto por llevar un pañuelo palestino ”. Un celo que contrasta con la desatención policial que estos mismos estudiantes han criticado en los medios locales cuando varios miembros del colectivo sufrieron una agresión a manos de un grupo fascista mientras recogían material escolar para repartirlo entre familias con pocos recursos.

Respuesta contra la represión

La unitaria rueda de prensa pedía la dimisión del delegado de gobierno, Alberto Bretón, al tiempo que convocaba una manifestación por la retirada de cargos a las personas detenidas, bajo el lema “Si tocan a uno, tocan a todos”. Entre 3000 y 5000 personas, según la fuente consultada, participaron en dicha convocatoria. Un “éxito” de cantidad y diversidad de los manifestantes. Beatriz María nos explica que “el 15M supone un punto de inflexión, pone en contacto a muchas personas y se establecen relaciones que hoy siguen existiendo desde el trabajo del colectivo al que se pertenece. Hay un nexo de unión”. Un punto de vista que comparte Israel Pérez: “Detrás de los distintos colectivos estamos personas con las mismas necesidades y la misma realidad. Les da miedo que empecemos a tener conciencia de unión. Vamos por el buen camino, aunque somos muy cabezones”.

Represión frente a la movilización

La masiva respuesta ciudadana a la manifestación de apoyo a los detenidos dejó un buen sabor de boca que se agrió los siguientes días. Entre el lunes 26 y el jueves 29, cinco habitantes de la localidad riojana de Arnedo fueron detenidos en relación a los hechos sucedidos durante el 14N. De nuevo dos de ellos miembros de la CNT de esa localidad. Según Urko Zabaleta, uno de los detenidos, “todavía no sabemos de qué se nos acusa porque la cosa no ha pasado por el juzgado pero parece que se habla de daños por pintadas que pueden llegar a los 18.000 euros”. Fueron a sus casas a buscarles y tres de ellos fueron retenidos varias horas y trasladados a una población cercana. Según Urko, en Arnedo la huelga había sido mayoritariamente secundada y no se había registrado ningún incidente pero entiende que estas detenciones son una excusa para ficharles ya que la CNT de esa localidad se ha constituido recientemente.

La abogada de los detenidos

Henar Moreno es abogada de los detenidos y coordinadora regional de IU. A preguntas de este periódico comenta que “afortunadamente estamos madurando y yo creo que con todas las diferencias que pueda haber entre esas organizaciones son todas organizaciones que luchan, cada una desde su perspectiva, por cambiar las cosas. Somos conscientes de que van a ir a por todo aquel que pretenda oponerse sea como sea y hay que dar una batalla conjunta”. Henar considerá que la presencia y la actuación policial durante toda la jornada de huelga fue desmedida. Nos cuenta que ya “hubo una carga policial a las 7:30h en el piquete frente a Bankia, en el que sin provocación de ningún tipo, empezaron a cargar y golpear. Y, a continuación, la manifestación de estudiantes, donde había niños, fue escoltada todo el recorrido por los antidisturbios con escudos y todo. Al final de la manifestación empezaron la carga, que desde luego no estuvo suficientemente justificada porque tirar un globo de pintura tampoco es para que se produzca esa carga. Y con medios desproporcionados que dejaron dos heridos graves y, sobre todo, el uso de pelotas de goma”.

Pablo Alberdi, detenido al final de la manifestación del 14N

La fiscalía le pide 6 años de cárcel por atentado y desórdenes.

DIAGONAL: ¿Cómo se produce tu
detención?

Pablo Alberdi: Cuando estamos al final de la manifestación escuchando el mitin los policías empiezan a cargar. Golpean a una chica americana que lleva un cartel de Mujeres en Rebeldía. Yo cojo su cartel y, con los brazos en alto, grito: pero bueno ¿Qué es esto? ¿Que estáis haciendo, ostias? Entonces vienen hacía mi y me empiezan a pegar pero no me voy para no darles la espalda y que me peguen más. Vienen más policías y me tiran al suelo a golpes. La gente trata de sacarme de allí pero también les pegan. A mí, por lo que me detienen es porque me conocen, porque me habían detenido dos días antes colgando una pancarta que decía “14N, paremos a la troika” en un edificio abandonado. Porque aquí nos conocen a todos los de los movimientos sociales y yo he estado en el 15M, en CNT,...

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0