VALENCIA // EL NUEVO GOBIERNO DEL PP INCORPORA A GOTZONE MORA, DEL FORO DE ERMUA, PARA INMIGRACIÓN
La familia del conseller de Bienestar Social posee el principal grupo geriátrico

El nuevo Gobierno valenciano
diseñado por el
presidente Camps tras la
arrasadora victoria del PP
valenciano ha traído sorpresas.
Como la creación
de una Consellería de
Inmigración y Ciudadanía.

18/07/07 · 11:08
Edición impresa
JPG - 38.9 KB
 
GOBIERNO VALENCIANO. Cotino (arriba) es el
nuevo responsable de los servicios sociales.
Blasco y Mora (a la izquierda) vienen del PSOE / Eva Máñez

Entre las novedades del nuevo Gobierno
valenciano destaca la incorporación
de Gotzone Mora -del Foro
de Ermua- y la designación del ex jefe
de la policía española Juan Cotino
como gestor de los servicios sociales.
Según diferentes analistas, la creación
de la Consellería de Inmigración
y Ciudadanía tendría el propósito de
‘apartar’ a Rafael Blasco y colocarlo
en una consellería menor con poco
margen de gasto y competencias residuales.
Quizás porque aprobó la
experimentación con células madre
en su anterior puesto de conseller de
Sanidad, lo que le ha valido al
Gobierno valenciano una amonestación
por parte del Vaticano.

Del Frap al PP

Blasco, quien en sus tiempos mozos
estuvo en el FRAP y pasó por la cárcel,
fue conseller en la época socialista
y así ha continuado con los diferentes
gobiernos del PP. Cargo que
ha repetido hasta cinco veces con diversas
carteras. Es el consejero de
los PAI (regulación propia de los planes
urbanísticos) y de la ley del golf y
de otros desmanes del ladrillo que
han llevado a las instituciones europeas
a condenar el urbanismo valenciano.
Inspirado en la doctrina Sarkozy
(que eligió a dos socialistas para
ocupar cargos ministeriales) y haciendo
un remiendo del Ministerio
de Inmigración e Identidad Nacional
francés, Blasco ha querido incorporar
a su equipo a alguien de peso con
carnet del PSOE. Tras sopesar varios
nombres, la nueva secretaria autónoma
de Inmigración y Ciudadanía
será la ex concejala socialista en el
Ayuntamiento de Getxo, Gotzone
Mora, profesora de Sociología por la
Universidad del País Vasco, miembro
del Foro de Ermua y presidenta
del Foro Regional de la Inmigración
de Madrid. En las pasadas elecciones,
Mora pidió el voto para el PP a
pesar de formar parte de la dirección
de los socialistas vascos. En su presentación
ante los medios, Mora afirmó
que Camps le da lo que el PSOE
le niega por discrepar de sus políticas
y que ha aceptado el cargo por la
forma en la que está planteada la
consellería. “Se ha querido unir la inmigración
y la ciudadanía, un aspecto
muy novedoso; porque en el siglo
XXI hay dos grandes problemas: la
inmigración y el terrorismo”, señaló
la nueva secretaria autonómica.

Conseller del Opus Dei

La otra ‘sorpresa’ es el nombramiento
de Juan Cotino como conseller de
Bienestar Social y vicepresidente de
la Generalitat. Este agregado del
Opus Dei desempeña labores de la
más alta responsabilidad de asesoramiento
al presidente Camps, pero
siempre en la sombra. Pasa ahora de
ocupar la Consellería de Pesca y
Agricultura a la de Bienestar Social.
Su cargo ha sorprendido en el ámbito
de los servicios sociales por sus
vínculos familiares con una de las
empresas más importantes del sector
geriátrico. La firma Sedesa, presidida
por Vicente Cotino Escrivá
(primo del conseller), y de la que el
hermano del alto cargo es el principal
accionista, ocupa la presidencia
de Gerocentros del Mediterráneo
SL. Esta sociedad, que opera con la
marca Savia Centros Residenciales,
cuenta con una red de 14 geriátricos
en el País Valenciano, más otros diez
en construcción, en virtud del plan
de creación de nuevas residencias
impulsado por Rafael Blasco en
2001, del que fue la principal adjudicataria,
con 28 centros. Cuando todos
sus residencias estén en marcha,
gestionará más de 3.200 plazas, lo
que la convierte en el principal grupo
geriátrico valenciano.

Cotino posee una dilatada carrera
política. Fue concejal de Servicios
Sociales y Seguridad Ciudadana,
época en la que fue denunciado como
responsable de la policía local
por confeccionar fichas de los detenidos
en los que hacía constar su
orientación sexual. De ahí fue llamado
por Mayor Oreja para ostentar el
cargo de director general de la
Policía española. El fracaso de su
plan Policía 2000 le llevó de vuelta a
Valencia, esta vez como delegado del
Gobierno. Puesto desde el que intentó
criminalizar a los movimientos sociales
encarcelando a okupas y acusándolos
de “grupo terrorista”. Más
tarde fue conseller de Pesca y
Agricultura. Su familia, del Opus,
comparte apellido con el fundador
de la obra, Escrivá de Balaguer, y
posee numerosas empresas de
construcción, inmobiliarias y servicios
en un complejo entramado de
socios y sociedades.

Tags relacionados: Juan Cotino
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto