EXCLUSIÓN // LA DERECHA Y PARTE DE LA IZQUIERDA REPUBLICANAS USAN EL ISLAMISMO COMO CHIVO EXPIATORIO
La crisis del modelo social francés

Texto de Anne Leclerc

Los barrios con ‘motines’ urbanos,
suelen estar situados en las ciudades
catalogadas como “zonas sensibles
urbanas” donde la tasa de paro es el
doble de la media nacional (20,7%),
llegando al 40% en algunos extrarradios.
Los jóvenes entre 18 y 25 años
sufren el 23% de paro y los contratos
precarios. Las reformas de los subsidios
de desempleo han conducido
cada vez a más personas hacia los
RMI (ingreso mínimo de inserción).

10/05/06 · 21:16
Edición impresa

Texto de Anne Leclerc

Los barrios con ‘motines’ urbanos,
suelen estar situados en las ciudades
catalogadas como “zonas sensibles
urbanas” donde la tasa de paro es el
doble de la media nacional (20,7%),
llegando al 40% en algunos extrarradios.
Los jóvenes entre 18 y 25 años
sufren el 23% de paro y los contratos
precarios. Las reformas de los subsidios
de desempleo han conducido
cada vez a más personas hacia los
RMI (ingreso mínimo de inserción).

Paralelamente, la privatización de
bienes públicos como el agua o la
energía ha aumentado los costes de
estos bienes elementales e incrementado
la pobreza. Las discriminaciones
en estos barrios, tanto en relación
con la contratación como con
la búsqueda de vivienda, refuerzan
el sentimiento de injusticia y de exclusión.
Las políticas liberales y ‘securitarias’
implementadas por un
Gobierno de derechas pero iniciadas
con Lionel Jospín (socialista), han
agravado la situación. Para reducir
el déficit publico, los sucesivos gobiernos
han desarrollado una política
de drástica reducción de gastos
sociales. Lo que se ha traducido en
destrucción de servicios públicos y
desmantelamiento de la educación
nacional, la supresión de centros de
salud, degradación del hábitat y segregación
urbana. El Gobierno ha
optado por reducir las subvenciones
a las asociaciones que intentan mantener
el lazo social en los barrios.
La supresión de numerosos módulos
de formación profesional y la
falta de plazas en los institutos deja
sin escolarizar y sin perspectivas a
miles de jóvenes de más de 16 años.
A esto se añaden numerosos expedientes
de regulación de empleo y
el cierre de empresas en las ciudades
y barrios obreros.

Las leyes Perben y Sarkozy han
creado delitos para pobres: penalización
por la falta de billete de
transporte, prohibición para juntarse
en los rellanos de las escaleras,
etc. Existe un hostigamiento
policial permanente hacia una parte
de la población: jóvenes e inmigrantes.
Los controles policiales, a
menudo muy agresivos, se han
multiplicado.

Sarkozy trata a los jóvenes de
“escoria”, los amenaza, los provoca
deliberadamente y revela el desprecio
hacia una parte de la población,
aquella precisamente que sufre de
lleno los destrozos del liberalismo.

El racismo se extiende y lejos de
encarar la urgencia social, el Gobierno
ha respondido con la prolongación
por tres meses del Estado
de Emergencia.

OTRAS REVUELTAS REVUELTAS RECIENTES

1979

En Vaulx-en-Velin se producen, por primera
vez, enfrentamientos entre grupos
de jóvenes y fuerzas de seguridad, con
coches quemados.

1981

Barrio Minguettes à Vénissieux, Lyon.
Disturbios de jóvenes, en su mayoría parados
y de origen extranjero, en protesta por
sus condiciones de vida. Un total de 180
coches son quemados en tres meses.

1990

Vaulx-en-Velin. Los disturbios, provocados
por la muerte de un motorista atropellado
por un vehículo de la Policía, se
suceden durante tres días.

2001

Disturbios y enfrentamientos, con decenas
de vehículos quemados, en Borny à
Metz, Thonon-les-Bains y Vitry-sur-Seine,
siempre después de la muerte de personas
de barrios deprimidos.

Tags relacionados: Francia islamofobia
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto