BARCELONA: POR UNOS INCIDENTES DURANTE UNA PROTESTA CONTRA LA MERCANTILIZACIÓN DE LAS SEXUALIDADES
A juicio nueve detenidos en el Queeruption 2005

El 25 de septiembre está fijado en Barcelona el juicio
contra nueve personas que fueron detenidas tras una
manifestación contra el ‘capitalismo rosa’ en 2005.

20/09/07 · 21:11
Edición impresa

Los detenidos se enfrentan a acusaciones
de desórdenes públicos, daños
y resistencia a la autoridad. Las
peticiones del fiscal van desde los dos
años y seis meses de cárcel, contra
uno de los detenidos, a un año y seis
meses para el resto. Además de su
posible ingreso en prisión, en caso
de condena, la cuantía total de las
multas e indemnizaciones solicitadas
llega a los 80.000 euros. La
Asamblea Queer BCN considera
exageradas las acusaciones e intentará
retrasar el juicio. Pide apoyo
(asambleaqueerbcn@no-log.org) y
anuncia acciones de protesta.

La manifestación se enmarcaba en
la octava edición del encuentro internacional
Queeruption, convocatoria
anual queer autogestionada con sede
itinerante en varias ciudades del
mundo y que en junio de 2005 se celebró
en la capital catalana con la
participación de unas 600 personas
de diversas nacionalidades. El encuentro
incluyó una semana de actividades,
la ocupación de un edificio
como sede y la propia manifestación
contra la mercantilización de las sexualidades,
que, afirman, consistió
principalmente en el reparto de octavillas
y en pintadas. 300 personas
marcharon de forma lúdica por el
‘Gayxample’, barrio de comercios y
negocios gays, coreando consignas
contra “el gueto comercial”. Puntualmente
hubo escenas de tensión entre
manifestantes y encargados de algún
establecimiento, que se saldaron con
alguna maceta rota y daños en la recepción
del Axel, hotel gay de lujo.
Según la Asamblea Queer BCN, mucho
después del fin de la movilización,
varios policías nacionales de
paisano detuvieron arbitraria y violentamente
a los ahora acusados lejos
de donde tuvo lugar la protesta.
Ocho de los acusados reconocen haber
participado en las movilizaciones,
pero no en los destrozos; la novena
detenida ni siquiera participó
en la manifestación.

La Asamblea Queer BCN denuncia
también que durante las 48 horas
que permanecieron en comisaría, los
detenidos fueron golpeados (uno de
ellos sufrió un shock nervioso tras recibir
una patada en el pecho), insultados
(“maricón”, “tía basta”) y amenazados
(“te voy a meter la porra por
el culo”). Hasta en tres ocasiones los
juzgados han archivado las denuncias
por violencia policial interpuestas
por algunos de los detenidos. La
red internacional Queeruption ha
organizado en diversas ciudades
del mundo actos para recaudar
fondos de solidaridad.
Al cubrir estos hechos la prensa
local criminalizó por los disturbios
a todo el movimiento de lesbianas,
gays y transexuales de Barcelona.

La campaña de intoxicación informativa -tras la cual estaba el Partido
Socialista de Cataluña según
algunos activistas gays catalanes
que prefieren mantener el anonimato-
duró varios días y produjo el
alejamiento entre el movimiento
queer y diversas organizaciones
barcelonesas. Éstas mostraron su
malestar por la falta de reacción de
los organizadores del Queeruption
para clarificar el origen de la convocatoria,
lo que hubiese frenado la
campaña de criminalización contra
el conjunto de organizaciones. Algunos
clientes de locales gays también
se sintieron intimidados. “Como
parte de nuestra lucha contra la
homofobia nos gustaría haber podido
evitar las emociones negativas
que pudieron surgir”, afirman los
organizadores del Queeruption.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto