LGTB // INCORPORAN LA DENUNCIA CONTRA ISRAEL
Grupos ‘queer’ se movilizan contra la ocupación

El movimiento queerinternacional se distancia de la
convocatoria del World Pride (Marcha Mundial del
Orgullo Gay) que se celebrará en Jerusalén el próximo
agosto y propone diferentes alternativas.

19/06/06 · 0:25
Edición impresa
JPG - 35.1 KB
DÍA DEL ORGULLO. Cortejo del grupo queer israelí pro-palestino Black Laundry (Trapos Sucios) en la manifestación de 28 de junio
de 2002. Su lema “No podemos tener orgullo durante la ocupación de Palestina” marcaría al movimiento LGTB de Israel./ BlackLaundry

Previsto inicialmente para agosto de
2005, el World Pride fue convocado
bajo el lema “Amor sin fronteras”
por la Casa Abierta de Jerusalén -organización
israelí de lesbianas, gays,
transexuales y bisexuales (LGTB) de
carácter moderado- con el apoyo del
Gobierno israelí. Sin embargo, la
oposición pública de los tres líderes
religiosos de Jerusalén -judío, musulmán
y cristiano-, inusitadamente
unidos en su rechazo al evento, fue
secundada por el ultraconservador
alcalde de la ciudad. El tenso clima
propiciado por estos sectores homofóbicos
se saldó con las agresiones
con arma blanca por parte de un ultraortodoxo
judío contra tres manifestantes
LGTB en la pasada manifestación
del 28 de junio. Finalmente,
el World Pride fue pospuesto hasta
el año 2006 por el entonces primer
ministro Ariel Sharon aduciendo
problemas de seguridad
durante la así llamada ‘retirada’ israelí
de la franja de Gaza.

Paralelamente, el grupo californiano
QUIT (Queers socavando el
Terrorismo Israelí) pidió el boicot internacional
al World Pride, cuyo lema
consideró desafortunado ante los
muros, controles y barreras ilegales
que Israel impone al pueblo palestino:
“Jerusalén es una ciudad dividida
por fronteras”. Y denunció que el
apoyo gubernamental a la marcha
obedecía a la habitual trayectoria del
Estado israelí de presentarse como
“única democracia de Oriente
Medio” y como garante de las libertades
LGTB en contraste con la homofobia
de los países árabes de su
entorno. Por el contrario, otros grupos
queer -entre ellos el grupo israelí
pro-palestino Black Laundry
(Trapos Sucios)- propusieron una
participación crítica en el World
Pride, llamando a llenar de mensajes
reivindicativos y antisionistas un
evento en principio ideado como
exaltación de la ‘tolerancia’ de Israel.
Fruto de estas últimas posturas, la
red internacional Queeruption -que
reúne anualmente a centenares de
activistas queer de todo el mundo-
decidió en Barcelona en 2005 apoyar
la propuesta de los participantes de
Palestina, Israel y Líbano para celebrar
en Tel Aviv su siguiente encuentro
internacional y hacerlo coincidir
con las fechas del World Pride de
Jerusalén para participar en el mismo
“subiéndolo de tono”.

Con el fin de promover la participación
en su convocatoria, miembros
de la asamblea palestino-israelí
del Queeruption de Tel Aviv están
organizando charlas informativas en
diversas ciudades europeas, incluidas
una decena de actos en diversos
puntos de la Península Ibérica durante
este mes de junio.

A pesar de la aparente contradicción
de ambas propuestas -boicot
frente a participación crítica- en el
movimiento queer internacional se
ha entablado un diálogo respetuoso
entre los promotores de cada estrategia,
que consideran respuestas
diferentes desde posturas políticas
coincidentes. El grupo QUIT
pide que no se viaje a Israel, pero
apoya la participación en el
Queeruption u otras movilizaciones
queer por parte de quienes vivan
en dicho país. Por su parte, la
asamblea del Queeruption respeta
el boicot de QUIT y lo considera
una estrategia paralela a sus movilizaciones.

En posiciones intermedias
a ambas posturas, la Comisión
Internacional de Gays y Lesbianas
por los Derechos Humanos
(IGLHRC), numerosos grupos
queer de todo el mundo -entre los
que son destacables los latinoamericanos-,
las redes pro palestinas
de solidaridad y varios grupos de
mujeres internacionalistas como la
Coalición de Mujeres por la Paz se
han hecho eco en distinto grado
tanto del boicot como de la participación
crítica en el World Pride,
coincidiendo en denunciar la estrategia
gubernamental israelí. El
grupo de lesbianas palestinas
Asuat (Voces) pide el boicot al
World Pride, pero al mismo tiempo
proyecta intervenir en el Queeruption.
Aprovechando la afluencia de
participantes de todo el mundo en
ambas convocatorias, ha organizado
una marcha contra el muro de
apartheid que Israel construye en
territorio palestino.

Tags relacionados: LGTBIQ Sexualidad Queer
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto