ESTADO ESPAÑOL //
El Gobierno deporta a solicitantes de asilo

El 5 de octubre fueron instruidas
desde Melilla 73 devoluciones de
inmigrantes a territorio marroquí.
Los días posteriores el ritmo continuó
con una media de 50 expedientes
diarios.

06/05/06 · 19:22
Edición impresa

El 5 de octubre fueron instruidas
desde Melilla 73 devoluciones de
inmigrantes a territorio marroquí.
Los días posteriores el ritmo continuó
con una media de 50 expedientes
diarios.

Los 73 expedientes citados repiten
un contenido similar: diligencia
de información de derechos, propuesta
de devolución elevada al
Delegado del Gobierno y orden de
devolución del Delegado del Gobierno
en la que consta que la notificación
se realiza en presencia de
un intérprete. Curiosamente, en todos
ellos se incluye la solicitud para
que se autorice el internamiento
(cursado al Juzgado de Guardia de
Melilla y los oficios del Secretario
del Juzgado de Instrucción nº 5 de
Melilla) a fecha 6 de octubre, y remiten
copia de auto de la misma fecha
autorizando cada internamiento
por un plazo máximo de 40 días.
Las diligencias de información
están realizadas en un modelo
utilizado para cuestiones delictivas,
lo cual indica un importante
defecto de forma, pues utiliza un
formulario inadecuado.
De la cronología horaria de estas
actuaciones se deduce que la
cumplimentación de los trámites
se hicieron a una velocidad en la
cual resulta imposible pensar que
los interesados tuvieran tiempo
material para leer el documento
que se les presentaba para firmar.
Además, en todos los impresos
constan una serie de rúbricas que
según se ha comprobado pertenecen
al funcionario de policía que
actuó como instructor, al intérprete
(aún se desconoce su identidad),
el interesado y, sorprendentemente,
a una letrada del
Colegio de Abogados de Melilla
que no debería haber estado presente
en este acto.

Tras el cumplimiento de las devoluciones
se tuvo conocimiento a
través de la oficina del Alto Comisionado
de Naciones Unidas para
los Refugiados (ACNUR) en
Rabat que seis personas (cuatro de
Costa de Marfil y dos de Mali) eran
solicitantes de asilo. Con respecto
a los ciudadanos de Costa de
Marfil, tres están aún en el campamento
militar marroquí de Guelmin
y el cuarto se encuentra en
Senegal tras un periplo de deportación
bastante complejo.

El Gobierno marroquí ha hecho
saber que estas personas no pueden
permanecer en su territorio,
pues considera que, al haber entrado
en territorio español y tener
intención de solicitar asilo, no están
bajo su responsabilidad. Por
su lado, las autoridades españolas
no los quieren aceptar porque resulta
un escándalo que un país de la
Unión Europea haya deportado públicamente
a refugiados. El ACNUR
está buscando un tercer país europeo
donde reasentarlos.

Con respecto a los malienses,
uno ya está en su país y el otro,
cuyo caso continúa estudiando
ACNUR, aún se encuentra detenido
en Marruecos.
Mientras varias ONG están denunciando
esta situación ilegal, la
vicepresidenta primera del Gobierno,
María Teresa Fernández de
la Vega, niega que tales irregularidades
se hayan realizado.

Tags relacionados: Melilla
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto