ENTREVISTA / ABOGADO DE LA FAMILIA DE OSAMUYA
“Fue un homicidio, queda ver si imprudente o doloso”

Pedro Víctor de Bernardo ejerce la acusación particular como abogado de la familia del
inmigrante nigeriano muerto durante su deportación en avión custodiado por dos policías.

18/10/07 · 0:00
JPG - 6.9 KB
 
MADRID. Protesta por la muerte del nigeriano Osamuya./Antonio Naavia

El 9 de junio, Osamuya Akpitaye,
joven sin papeles de origen nigeriano,
moría poco después de despegar
en un vuelo regular. El avión
aterrizaba en Alicante una hora
después. El caso está en el juzgado
nº 1 de instrucción de Elche.

DIAGONAL: ¿Habéis recibido algún
tipo de apoyo?

PEDRO VÍCTOR DE BERNARDO:
Sí, la comunidad nigeriana en
España está desde el primer momento
en contacto conmigo, y el
cónsul de Nigeria en España, también.
Incluso estuvo en agosto en
las declaraciones, con el ministro
de Exteriores de Nigeria. El Gobierno
nigeriano le está dando la relevancia
que naturalmente tiene.

D.: ¿En qué momento se encuentra
el sumario?

P.V.B.: Está todavía en diligencias
previas, en la fase de instrucción.
Estamos empezando, un procedimiento
de este tipo dura tiempo. El
20 de agosto declararon los dos policías
que custodiaban a Osamuya
como imputados por homicidio imprudente.
Es una primera calificación
que hace la juez. Nosotros pedimos
que declararan inmediatamente
la tripulación de abordo, que
presenció los hechos desde el momento
en que suben a Osamuya al
avión. Han declarado en los juzgados
de sus domicilios correspondientes
y lo harán en el de Elche el
22 de octubre. También he pedido
que declaren los policías a los que
se refieren los dos imputados, que
prestaron ayuda para poder controlar
a Osamuya cuando lo querían
sentar en el avión. Para estos últimos,
el juzgado no ha acordado fecha.
Cuando acabe la instrucción,
la juez remitirá el caso a la Audiencia
Provincial de Alicante, que es la
que lo juzgará en su día.

D.: ¿Cuál es vuestra valoración
de los hechos? Se ha hablado de
asesinato.

P.V.B.: No hablamos de asesinato,
y menos ahora, es muy precipitado.
De momento, acuso, entiendo que
ha habido un homicidio, y hay que
determinar si fue doloso o imprudente.
Ellos dicen que fue un accidente,
lógico, como todo imputado.
Pero es evidente que cuando dos
policías escolta custodian a un ciudadano
y éste se les muere -vamos
a utilizar que se les muere- en el
trayecto, hay ciertos indicios de que
ellos han tenido algo que ver. Aunque
sólo sea por negligencia. Y más
a la vista de la autopsia que habla
de muerte violenta y por asfixia.

D.: ¿El nuevo protocolo hubiera evitado
este tipo de muertes?

P.V.B.: Con el protocolo tratan de
conseguir dos cosas que entran en
colisión. Conjurar el derecho del
pasaje a un vuelo tranquilo, a su
integridad y seguridad, con el derecho
a la integridad y seguridad
del deportado. A veces resulta difícil.
Este protocolo quizás surja por
lo de Osamuya, pero entiendo que
no viene a solucionar nada. Es un
avance que obligue a que vaya personal
sanitario. Protege más los
derechos del pasaje que los del deportado,
pero si al final se va a conseguir
que no se atente contra la
vida de éste último...

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto