MÉXICO / LA POLICÍA Y EL EJÉRCITO DESALOJAN A POBLADORES ZAPATISTAS
Escalada de agresiones paramilitares en Chiapas

La tensión sube en Chiapas. La policía expulsa a
pobladores zapatistas de las montañas. El último
operativo, en agosto, se saldó con el desalojo
de dos comunidades. Además, desde hace un
año, han aumentado las agresiones de grupos
paramilitares. Numerosas voces denuncian que
el Gobierno trata de hacerse con los recursos
naturales de la zona y acabar con el EZLN.

06/09/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 14.8 KB
 
DESALOJO. El 18 de agosto dos comunidades fueron trasladadas a la fuerza en helicópteros,
después en camiones y ‘resguardadas’ por la policía en otro municipio / Limeddh

La Organización para la Defensa de
los Derechos Indígenas y Campesinos
(OPDDIC) figura como asociación
civil en los registros oficiales
pero, según vienen denunciando organizaciones
de DD HH y comunidades,
detrás se esconde un grupo
armado de contrainsurgencia, que
actúa impunemente en este Estado
del sureste mexicano, para debilitar
a las bases de apoyo zapatistas y para
aterrorizar a los campesinos.

La estrategia de los últimos meses
se repite: “Miembros de la OPDDIC
llegan con los habitantes de las comunidades,
les dicen que si quieren
tener más tierras se sumen a ellos,
pero cuidado si no quieren porque
les quitan la tierra en la que están viviendo”,
explica Ernesto Ledesma,
coordinador del Centro de Análisis
Político e Investigaciones Sociales y
Económicas (CAPISE). La Junta de
Buen Gobierno Corazón del Arcoiris
de la Esperanza aclara que “el
Gobierno quiere que nos enfrentemos
entre indígenas. Tenemos ahorita
el problema con hermanos indígenas
de la OPDDIC, que son paramilitares.
Pero no es nuestra tirada
enfrentarnos entre indígenas. Lo
que queremos enfrentar es a los de
arriba, a los malos gobiernos federal
y del Estado”.

Desde el año pasado campesinos
han denunciado ya varios asesinatos,
detenciones ilegales, agresiones
a mujeres, golpes, desalojos violentos,
robos, disparos al aire y destrucción
de sembrados, cometidos por
los paramilitares. Y la tensión va en
aumento. La implicación gubernamental
es manifiesta. Por ejemplo,
un funcionario de la Secretaría de
Reforma Agraria es abogado particular
del grupo paramilitar. Según
denuncian los zapatistas, el Ejército
mexicano proporciona armas, cobertura
y entrenamiento a estos grupos.

Ledesma confirma que en Chiapas
se vive “un recrudecimiento del hostigamiento
contra las bases de apoyo
zapatistas y es una clara disputa por
el control del territorio, con todos sus
recursos naturales”. Según el CAPISE
es probable que se intenten próximamente
despojos de miles de hectáreas
en los municipios de Olga Isabel,
Altamirano y Ocosingo.

Además, la policía desaloja, por
supuestos motivos medioambientales,
a pobladores zapatistas de la reserva
de Montes Azules. El último
fue el 18 de agosto, cuando seis helicópteros
fueron enviados para desalojar
a los poblados de San Manuel
y de Buen Samaritano. Expulsaron a
las familias lejos de estas tierras y se
llevaron a todos los hombres, según
denuncia la Junta de Buen Gobierno
Hacia La Esperanza. En estos operativos,
apoyados por el Ejército, denuncian
que “sacaron a la gente de
sus casas de manera violenta. Sin
previo aviso, sin mostrarles ningún
documento y sin explicación alguna,
sin permitirles cargar pertenencia alguna”.
Y avisan de que otros poblados
están igualmente amenazados.
El Ejército Zapatista de Liberación
Nacional (EZLN) añade: “Nosotros
los indígenas, cuidamos y amamos a
nuestra madre tierra y lo hemos demostrado
por siglos. Nunca en la historia,
los pueblos indígenas campesinos
hemos hecho ningún daño grave
a la madre tierra: nunca”.

Mientras que las administraciones
federal y estatal declaran no saber
nada, las empresas trasnacionales
farmacéuticas, agroquímicas, madereras
y turísticas se frotan las manos,
a la espera del preciado botín de
la biodiversidad de estas tierras, según
diferentes ONG.

Para Miguel Ángel García, de Maderas
del Pueblo, más allá de la conflictividad
agraria, la provocación
busca generar un enfrentamiento
armado y acabar con el EZLN y los
defensores de DD HH, cosa que
preocupa también a diversas organizaciones:
si el EZLN actúa con
las armas para defender su tierra,
entonces el Gobierno tendría la excusa
perfecta para activar al Ejército
mexicano. Así las comunidades autónomas
zapatistas son el objetivo de
la represión, y la comandancia del
EZLN ha expresado últimamente
que de seguir en aumento la agresión
paramilitar responderá “defendiendo
la tierra y el territorio con la
sangre”, aunque aún optan por la vía
pacífica. “Pero esto no quiere decir
que hayamos renunciado a nuestras
armas. De esta manera, seguimos armados,
pero sobre todo de justicia y
de dignidad como pueblos”.

Tags relacionados: EZLN México Pueblos indígenas
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    Rubén
    |
    13/03/2013 - 6:47pm
    Incríble los actos de abuso y maltrato que sufren los habitantes de este hermoso estado, cuando visite este lugar&nbsp;<br />gracias a uno excelente&nbsp;&lt;a href=http://www.tourenchiapas.com/index.php&gt;tour en Chiapas&lt;/a&gt;<br />, pude vsitra todas sus maravillas naturales y arquitectonicas ,<br />pero a su vez pude percatarme de todos los abusos que su pieblo sufre, hay veces que parece que nos remontamos<br />a la edad media donde se sufrían este tipo &nbsp;de abusos que aun hoy en día se siguen viendo y a mi parecer es increíble que&nbsp;el mismo pueblo se deje tratar así y&nbsp;<br />el gobierno los siga permitiendo aun sabiendo de su exitencia.<br />
  • separador

    Tienda El Salto