El derecho a copiar de la Red

Una reciente noticia ha despertado dudas sobre la legalidad de las descargas de la Red. Los medios de comunicación destacaban la detención, que nunca se produjo, de 15 personas por descargarse música.

Javier de la Cueva, abogado especialista en derechos de propiedad

29/04/06 · 18:54

El titular de la nota de
prensa de la Dirección
General de la Policía era,
textualmente: “Actuación
policial sin precedentes en
Europa contra páginas de Internet
dedicadas al intercambio de archivos
P2P” (http://www.policia.es/
prensa/060408_1.htm
). Llamativo
especialmente era el titular del diario
económico Cinco Días: “Usted
está cometiendo un delito” (www
.cincodias.com/articulo/Sentidos/
Usted/cometiendo/delito/cdscdi/20
060411cdscdicst_5/Tes/
).
Afortunadamente, nos queda la
capacidad crítica de los blogs. El
abogado David Bravo y el periodista
Ignacio Escolar, entre otros,
nos señalaban lo que realmente
ocurrió: no fue detenida ninguna
persona. Concretamente, Ignacio
Escolar nos descubría que la nota
de prensa se hizo coincidir con la
detención de una red que intercambiaba
archivos de pornografía
infantil, por lo que se atribuyeron
las detenciones por unos hechos a
otros que nada tienen que ver.
David Bravo, por su parte, nos
mostraba una colección de titulares
en la prensa realmente llamativos
y nos informaba de que no se
produjo ninguna detención.

Todos tenemos derecho a bajar
archivos de la Red, como lo tenemos
a grabar de la televisión y como
lo tenemos a grabar de la radio.
A cambio de ello, pagamos un
precio, denominado ‘canon por remuneración
de copia privada’, que
consiste en un sobreprecio impuesto
sobre los soportes vírgenes
y aparatos utilizados para copiar
que los fabricantes e importadores
de dichos objetos satisfacen a las
entidades de gestión de la propiedad
intelectual y que trasladan al
consumidor. Este canon lo pagan
hasta las copias de las actas de los
juicios, que por ley se deben grabar
en un soporte audiovisual.

La grabación a la que tenemos
derecho se denomina ‘copia privada’,
siendo sus requisitos legales
que se efectúe sin ánimo de lucro y
para un uso privado, no colectivo.
La actividad que realizaban los publicitariamente
‘detenidos’ consistía
en administrar páginas web que
enlazaban a lugares desde donde
se podían descargar los archivos, a
la par que contenían publicidad.
Se argumentaba por parte de las
denunciantes, la Federación para
la Protección de la Propiedad
Intelectual (FAP), la SGAE, y la
Asociación de Gestión de Derechos
Intelectuales (AGEDI), que la
inclusión de publicidad constituye
un ánimo de lucro y, por tanto, la
actividad desarrollada supone la
comisión de un delito.
Esta actividad nada tiene que
ver con descargarse canciones
de la Red. La irresponsabilidad
del sector de la comunicación
pública ha sido manifiesta y, sin
embargo, ninguna nota de rectificación
ha sido publicada.

Será el juez quien resuelva si
la actividad realizada es o no delictiva,
ya que hay serias dudas
legales sobre si la inclusión de
enlaces con publicidad a lugares
de descarga constituye una conducta
criminal. Otro bloguero,
Antonio Delgado, nos mostraba
desde CaspaTV que la actividad
desarrollada por las 15 personas
es una actividad común: si se busca
en Google la expresión filetype:
torrent NOMBRE_FICHERO
se encuentran todos los enlaces
que uno quiera. Ah, y Google
contiene publicidad. Sin embargo,
hasta la fecha no se conoce
que ninguno de sus directivos
haya sido detenido o, ni siquiera,
denunciado.

Ofrecían
descargas

_ El 8 de abril, a raíz de las denuncias
de organizaciones de gestión
de derechos de propiedad,
agentes de la Brigada de Investigación
Tecnológica y del Grupo
de delitos contra la Propiedad
Intelectual de la Policía Nacional
actuaban en toda la península
contra páginas de Internet que
facilitan el intercambio de archivos
P2P. En la primera intervención
policial -sin precedentes en
Europa- que se realiza contra
este tipo de programas de intercambio
muy conocidos como
Emule o Azureus, fueron bloqueadas
17 web y encausadas
15 personas, en su mayoría
ingenieros informáticos y responsables
de importantes proveedores
de servicios en la red. Las
acusaciones van de obstrucción
a la justicia hasta violación de
la ley de Propiedad Intelectual.

Tags relacionados: Tecnologías P2P
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto