BURGOS //
Condenados a 12 años por la revuelta anti párking

Hasta hace más de tres años, la calle
de Eladio Perlado en el barrio burgalés
de Gamonal era conocida sobre
todo para los habitantes de esta
ciudad castellana. Pero la noche del
18 de agosto de 2005, los telediarios
de todas las cadenas emitían en su
apertura las imágenes de la policía
local y nacional cargando duramente
contra su vecindario (ver DIAGONAL
nº 13), que se oponía a la intención
del Ayuntamiento de construir
un párking en Eladio Perlado.

16/04/09 · 0:00
Edición impresa

Hasta hace más de tres años, la calle
de Eladio Perlado en el barrio burgalés
de Gamonal era conocida sobre
todo para los habitantes de esta
ciudad castellana. Pero la noche del
18 de agosto de 2005, los telediarios
de todas las cadenas emitían en su
apertura las imágenes de la policía
local y nacional cargando duramente
contra su vecindario (ver DIAGONAL
nº 13), que se oponía a la intención
del Ayuntamiento de construir
un párking en Eladio Perlado.

El 2 de abril de 2009, los vecinos y
vecinas del barrio volvieron a ocupar
un espacio informativo, pero esta
vez, en la portada de los periódicos
de la ciudad. El Juzgado de lo
Penal nº 1 de Burgos hacía pública
la sentencia que condenaba a dos
años de prisión a seis de los ocho
procesados por las protestas anti
párking. Eran absueltos del delito
de daños y la falta de lesiones, pero
condenados como responsables de
los delitos de desórdenes públicos y
de atentado a la autoridad. Además,
deberán pagar 13.211 euros al Ayuntamiento
por, entre otros, los daños
en un semáforo. Aunque los encausados
no tendrán que ir a la cárcel
(la condena es inferior a dos años y
no tienen antecedentes penales), la
defensa recurrirá la sentencia. El juicio
ha sido tomado por el vecindario
y por los movimientos sociales burgaleses
como una venganza llevada
a cabo por Juan Carlos Aparicio, alcalde
del PP, que tuvo que paralizar
definitivamente las obras ante la
fuerte oposición ciudadana. Una
plataforma vecinal organizó más
de 15 manifestaciones y presentó
10.500 firmas de los vecinos en contra
del párking.

La sentencia ha sido quizá el último
tramo de un largo camino de
contradicciones. Primera incoherencia,
el 19 de marzo de 2009 el Tribunal
Superior de Justicia de Castilla y
León declaraba ilegal el párking que
el Consistorio tenía proyectado y que
originó los altercados, ya que, según
la sentencia, “la actuación municipal
es un burdo fraude de ley”.

Amnesia policial

Pero el mayor cúmulo de inconsistencias
y de contradicciones se
produjo, sin duda, durante los cinco
días del juicio contra los vecinos.
Según asistentes a la vista, la jueza
hizo caso omiso a la defensa y sólo
dio validez a las argumentaciones
del abogado del Ayuntamiento, personado
como acusación particular,
y a la Fiscalía. Los agentes que acudieron
como testigos cayeron en
constantes incoherencias. Como un
policía de paisano que, según sus
propias declaraciones, recibió un
porrazo de la policía local, golpe que
su compañero, que estaba a su lado,
no vio. Hay policías que vieron a varios
acusados tirar objetos, pero que
no se acuerdan de cómo éstos cayeron
al suelo y les lesionaron. Uno de
estos acusados estuvo cuatro días
hospitalizado. Hay agentes que acusan
a un joven de intentar arrollarles,
pero que, ante las preguntas de
la defensa, tampoco se acuerdan de
por qué estaban destrozadas las lunas
del coche ni de cómo el conductor
fue golpeado en la cabeza por detrás
por una pelota de goma que le
dejó inconsciente.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador