"FRANCIA: DENUNCIAN ""ENSAÑAMIENTO"""
Campaña por la excarcelación de una presa enferma

El Gobierno francés ha paralizado la excarcelación de
Nathalie Ménigon, militante de Action Directe que tras
más de 20 años de cárcel padece una hemiplejia parcial.

07/06/07 · 0:05
Edición impresa

A pesar de que el Tribunal de Aplicación
de Penas de París fijara para
el 22 de mayo la puesta en libertad
de Nathalie Ménigon, la militante
de Action Directe sigue en
prisión. Un recurso presentado por
la Fiscalía ha vuelto a paralizar la
aplicación del tercer grado penitenciario
y retrasar sine die la
excarcelación de Ménigon, de
50 años, que tras más de 20 en prisión,
ha sufrido varios ataques cardiovasculares
que le han provocado
una hemiplejia parcial.

Con dos cadenas perpetuas, rematadas
con una peine de sûreté
(parte de la condena durante la
cual el reo no puede acceder a beneficios
ni a posibles excarcelaciones)
que ya ha cumplido, Ménigon
ha visto rechazadas regularmente
sus peticiones para acceder a libertad
vigilada por parte de las autoridades
francesas. Para el colectivo
de apoyo a presos Ne Laissons Pas
Faire (NLPF) esta última decisión
“evidencia una vez más el ensañamiento
del Estado francés hacia los
militantes de Action Directe”. Al
cierre de esta edición, Ménigon seguía
recluida en el Centro de
Detención de Bapaume, al norte de
Francia.

Además de Ménigon, otros tres
militantes de Action Directe, Georges
Cipriani, Régis Schleicher y
Jean-Marc Rouillan -ex miembro
del Movimiento Ibérico de Liberación
(MIL) y de los Grupos de
Acción Revolucionaria Internacionalista
(GARI)- siguen en prisión.
A pesar de que han cumplido hace
años las peine de sûreté impuestas,
el Estado francés se niega a concederles
el tercer grado si no hay antes
una declaración de arrepentimiento
por parte de los activistas.

Rouillan denunció en febrero, en
declaraciones al diario Sud Ouest
que “los jueces no nos conceden la
libertad con el pretexto de que no
condenamos nuestro pasado. Por
tanto, permanecemos en prisión
por nuestras ideas políticas”.

Inscrita en la línea de los movimientos
revolucionarios de los
años ‘70, la organización armada
Action Directe se dio a conocer el 1
de mayo de 1979 reivindicando el
ametrallamiento del edificio del
Consejo Nacional de la Patronal
Francesa en París.

Trayectoria de Action Directe

Formada por activistas y grupos
provenientes del área de la autonomía,
se alineó posteriormente en el
denominado Frente Antiimperialista
junto a otras organizaciones
revolucionarias europeas de los
años ‘70 y ‘80 como la RAF alemana
o las Células Comunistas Combatientes
(CCC) belgas -cuyo último
militante en prisión, Pierre
Carette, fue excarcelado en 2003-.

Action Directe realizó numerosos
atentados y atracos hasta que, en
1987, Ménigon, Rouillan y Cipriani,
además de la fallecida Joëlle
Aubron, fueron detenidos en la región
de Loiret. Todos ellos fueron
sometidos a aislamiento total durante
los primeros siete años de
cárcel, lo que deterioró gravemente
su estado de salud. Cipriani fue
internado contra su voluntad en un
psiquiátrico en 1993, Rouillan padece
cáncer de pulmón y Aubron
desarrolló un tumor cerebral, lo
que motivó su excarcelación en
2004, dos años antes de morir.




Solidaridad activa

El pasado 19 de mayo
unas 60 personas se
concentraron frente a la
prisión de Bapaume
(norte de Francia) para
exigir la liberación inmediata
de los presos de
Action Directe. Los
manifestantes protestaron
contra la decisión
de paralizar la concesión
del régimen de
semilibertad a Nathalie
Ménigon. Para el comité
Solidarité-Liberté
“conseguir la libertad
de Nathalie es ahora
tanto más importante,
ya que abriría la vía a la
libertad de los demás
compañeros”. Las
muestras de solidaridad
son cada vez más
numerosas y se han
extendido a Bélgica,
Alemania, Suiza, Canadá,
Grecia o el Estado
español. La próxima
concentración tendrá
lugar el 23 de junio,
nuevamente frente a la
cárcel de Bapaume.

Tags relacionados: Jean-Marc Rouillan
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto