IZQUIERDA LATINOAMERICANA Y HOMOFOBIA //
El cambio de políticas LGTB más importante del planeta



Desde las posturas más
discriminatorias contra
las minorías sexuales
que no hace tanto ejecutaron
diversos gobiernos revolucionarios,
como el cubano o el sandinista,
hasta las matanzas de transexuales
y gays por parte de guerrillas
nominalmente liberadoras,

20/10/06 · 19:59
Edición impresa



Desde las posturas más
discriminatorias contra
las minorías sexuales
que no hace tanto ejecutaron
diversos gobiernos revolucionarios,
como el cubano o el sandinista,
hasta las matanzas de transexuales
y gays por parte de guerrillas
nominalmente liberadoras,
como Sendero Luminoso, la historia
de la izquierda latinoamericana
podría convertirse en una crónica
de homofobia y represión donde
las posturas más ‘generosas’ que
podemos documentar son las de
una ‘tolerancia’ teñida de desinterés
y de desprecio pero que, al menos,
no asesinaba ni encarcelaba.

Las constantes campañas de asesinatos
de lesbianas, gays, transexuales
o bisexuales (LGTB) por
parte de los escuadrones de la
muerte de la derecha en la mayoría
de los países latinoamericanos -que aún hoy no se han erradicado-
nunca fueron una preocupación
de las organizaciones izquierdistas
del otro lado del Atlántico.
La noción de una política a favor
del colectivo LGTB ha estado
ausente en la trayectoria de la izquierda
latinoamericana hasta hace
escasamente una década, cuando
aparecieron los primeros síntomas
de cambio en una sociedad
fuertemente homófoba y machista:
desde las primeras declaraciones
zapatistas y de la izquierda de
los países del Cono Sur contra la
discriminación de las minorías sexuales,
una serie de actuaciones
han ido modificando drásticamente
el panorama de millones de
gays, lesbianas y transexuales.
Así, podemos señalar el cambio
constitucional en Ecuador a finales
de los ‘90, mediante el cual se
pasó de la ilegalización de la homosexualidad
a la prohibición de
la discriminación por opción sexual
(una de las dos únicas constituciones
del mundo que recogen
explícitamente la medida); el área
específica de la alcaldía del Partido
de la Revolución Democrática
(PRD) de Ciudad de México dedicada
a la diversidad sexual; o la
reciente iniciativa de Lula de instaurar
en la ONU una política internacional
de protección a las
personas LGTB, aún inexistente.
En Argentina circula actualmente
el borrador de una nueva ley de
parejas de hecho y La Habana albergó
el pasado septiembre el primer
ciclo de cine gay-lésbico celebrado
en Cuba.

El ímpetu de este proceso, respaldado
tanto desde las organizaciones -el Foro Social de Porto
Alegre abrió por primera vez un
espacio de encuentro para grupos
LGTB anti-globalización- como
desde los gobiernos más progresistas,
supone el mayor cambio en
materia de derechos de orientación
sexual que se está dando actualmente
en todo el mundo, no
sólo por el número de personas a
las que afecta, sino por lo que parece
ser un cambio estructural en
las instituciones y en el discurso
político de la izquierda de todo un
continente. En este contexto, el espaldarazo
del Gobierno de Chávez
a las reivindicaciones de los grupos
LGTB que acudieron al
Festival Mundial de la Juventud
puede ser fundamental. Uno de
esos grupos, Raíz Diversidad
Sexual de Perú, anuncia un encuentro
latinoamericano de grupos
queers y LGTB radicales en el
próximo Foro Social Mundial, que
se celebrará el próximo enero nuevamente
en Caracas, con la participación
de representantes de toda
América Latina. Algo impensable
hace escasos años.

Tags relacionados: LGTBIQ
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto