DISCRIMINACIÓN //
Asesinatos homófobos en Latinoamérica

El 6 de marzo, Álvaro Rivera, precursor
del movimiento colombiano
de lesbianas, gays, transexuales y
bisexuales (LGTB), apareció asesinado
y maniatado en su domicilio
de Cali. Rivera había recibido recientemente
amenazas por denunciar el
acoso y maltrato y las detenciones
ilegales contra personas transexuales
caleñas por parte de fuerzas policiales.
Varios grupos LGTB y de derechos
humanos promueven una
campaña de denuncia por la muerte
de Rivera y recuerdan que sólo durante

03/04/09 · 0:43
Edición impresa

El 6 de marzo, Álvaro Rivera, precursor
del movimiento colombiano
de lesbianas, gays, transexuales y
bisexuales (LGTB), apareció asesinado
y maniatado en su domicilio
de Cali. Rivera había recibido recientemente
amenazas por denunciar el
acoso y maltrato y las detenciones
ilegales contra personas transexuales
caleñas por parte de fuerzas policiales.
Varios grupos LGTB y de derechos
humanos promueven una
campaña de denuncia por la muerte
de Rivera y recuerdan que sólo durante
los dos últimos años se han registrado
en Colombia 60 asesinatos
motivados por la orientación sexual
de las víctimas, crímenes que en su
mayor parte permanecen impunes.
También denuncian que el número
de muertes puede ser aún mayor,
dado que otros muchos asesinatos
contra personas LGTB nunca llegan
a hacerse públicos.

También en Honduras y Brasil

En otros países de América Latina
se han emprendido también campañas
internacionales con el fin de exigir
el esclarecimiento y depurar responsabilidades
ante nuevos casos
de homicidios de personas LGTB.

En Honduras, Amnistía Internacional
ha denunciado el asesinato de la
activista transexual Cintia Moreno
el 9 de enero de 2009, y también documenta
en ese mismo país otros
tres asesinatos transfóbicos a finales
de 2008, así como palizas y amenazas
de muerte contra otros miembros
del movimiento transexual.

En Brasil, grupos LGTB denuncian
la cadena de asesinatos en Carapicuiba,
municipio de Sao Paulo,
donde desde julio de 2007 se contabilizan
13 homicidios contra transexuales
y gays, el último de los cuales,
Ivanildo Francisco de Sales,
apareció torturado y muerto en un
parque público a mediados de marzo
de 2009. Algunas organizaciones
apuntan que “el maniaco del arco
iris”, como han llamado los medios
de comunicación al asesino en serie,
aún no ha sido identificado porque
goza de la connivencia de las
fuerzas de seguridad, a las que podría
pertenecer.

En varios países de Latinoamérica
–más notablemente en México, Centroamérica,
Colombia o Brasil– se
suceden las amenazas, detenciones,
agresiones y asesinatos de personas
LGTB, especialmente activistas que
públicamente denuncian abusos policiales
y discriminaciones gubernamentales,
a manos de fuerzas policiales,
grupos paramilitares y escuadrones
de la muerte dentro de sus
campañas de “limpieza social”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto