ITALIA // REVUELTA EN EL CIE DE LAMPEDUSA TRAS SER DEPORTADAS 1.000 PERSONAS
Aprobado el ‘Paquete de Seguridad’ de Berlusconi

El Gobierno italiano sigue apostando por la represión y encadena sucesivas medidas
legislativas para endurecer aún más la persecución de los migrantes en situación
irregular. El tiempo de detención en los CIE se alarga hasta los seis meses.

06/03/09 · 2:02
JPG - 10.2 KB
 
MOTÍN. Al conocer los migrantes la expulsión a Túnez de personas de otros países.

“Los primeros dos meses de este año
2009 serán recordados como los peores
de la política migratoria italiana”.
Éste es el tajante balance que hacen
asociaciones de migrantes y colectivos
sociales. Y es que en los últimos
meses la vida política italiana parece
girar en torno a la inmigración.
El llamado ‘Paquete de Seguridad’,
medidas populistas objeto de
virulentas críticas nacionales e internacionales
(ver DIAGONAL nº 94),
es ya una realidad, al haber sido
aprobado por el Senado. Las disposiciones
que han suscitado más preocupación
entre los colectivos sociales
son las que obligan a los médicos
de atención primaria a denunciar a
los irregulares y la legalización de
las rondas ciudadanas que, según el
texto, “armadas sólo de teléfono celular”,
colaborarán con las fuerzas
de seguridad en la represión de los
crímenes que “provocan más alarma
social”. Los efectos sociales de estas
medidas ya empiezan a notarse.

Ante el miedo a ser denunciados, en
algunas regiones se ha registrado un
descenso de hasta un 65% del número
de inmigrantes que acuden a los
servicios de urgencia. Esto, según el
Colegio de Médicos italiano, “vacía
de contenido el derecho de toda persona
a una asistencia sanitaria gratuita
y libre”. Son justamente los médicos,
a quienes las nuevas normas
quieren convertir en delatores, los
que más denuncian su carácter
abiertamente discriminatorio y sus
previsibles consecuencias.

En cuanto a las rondas ciudadanas,
ya habituales en las zonas controladas
por la xenófoba Liga Norte,
verdadera impulsora de esta medida,
serán cada día más frecuentes al
contar con la colaboración activa de
las fuerzas de seguridad. Aunque el
texto afirma explícitamente que no
podrán llevar armas, estos colectivos
“autoorganizados” ya han sido protagonistas
de decenas de actos de
violencia contra los que llaman “desviados
sociales”. Y esto en un clima
de intolerancia y xenofobia que se
extiende cada vez más por el país:
sólo en las últimas semanas ha habido
siete agresiones a inmigrantes.

Mientras, la situación del CIE de
Lampedusa, reiteradamente denun-
ciado por el hacinamiento y los abusos
que sufren los inmigrantes, sigue
degradándose. Ante las protestas de
los internos (ver DIAGONAL nº 95)
la primera medida adoptada por el
Gobierno italiano ha sido la de expulsar
a casi 1.000 de los 1.800 reclusos
del centro. Todos ellos fueron repatriados
a Túnez. Diferentes organizaciones
italianas han denunciado
que, en base a los datos ofrecidos por
el propio Gobierno, éste ha optado
por expulsar también a Túnez a ciudadanos
de otros países. Según las
mismas asociaciones, éste habría sido
el verdadero desencadenante de
la revuelta de los inmigrantes y del
incendio de parte del CIE, el pasado
18 de febrero. La protesta fue aplastada
tras una intervención policial
que dejó un saldo de 24 heridos.
Pocos días antes, el 7 de febrero, 20
inmigrantes habían intentado suicidarse
ahorcándose con sus propias
ropas. Ante estos sucesos, la magistratura
de Agrigento, con competencia
sobre Lampedusa, ha decidido
iniciar una investigación.

Pero también en este caso el Gobierno
italiano ha optado por la línea
dura: el recién aprobado ‘Paquete de
Seguridad’ ha sido complementado
con un decreto urgente de medidas
excepcionales en materia de seguridad
pública. Este decreto incluye una
disposición por la que se aumenta el
plazo de detención en los CIE de los
actuales dos meses hasta seis meses.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

MOTÍN. Al conocer los migrantes la expulsión a Túnez de personas de otros países.
separador

Tienda El Salto