LGTB // LLEGA A UN JUZGADO LA DISPUTA POR EL USO DEL NOMBRE EUROPRIDE
Las agresiones homófobas empañan el Orgullo Europeo

Colectivos LGTB denuncian
varios casos de violencia
contra lesbianas,
gays, transexuales y bisexuales
en torno a las masivas
celebraciones del 28
de junio, Día del Orgullo.

18/07/07 · 12:44
Edición impresa
JPG - 34.4 KB
EN LA MARCHA del Orgullo, unas 400 personas bloquearon el paso de la carroza de la empresa Infinitamente Gay / José Alfonso.

Madrid fue escenario, el pasado 30
de junio, de una de las manifestaciones
más masivas -cerca de
1.500.000 personas- de los últimos
años: la marcha del Orgullo Europeo.
Los ecos del Europride todavía
perduran.

La disputa entre algunos de los
colectivos de lesbianas, gays, transexuales
y bisexuales (LGTB) organizadores
del evento y el grupo empresarial
que ha registrado la marca
Europride sigue abierto.
El Europride es una convocatoria
gestionada desde 1992 por la
Asociación Europea de Organización
del Orgullo (EPOA, en sus siglas
inglesas) que reúne a 30 grupos
empresariales y asociaciones.
Bajo el nombre de Europride,
EPOA elige anualmente una ciudad
europea para acoger diversas actividades
LGTB en torno al 28 de junio.
Junto a la organización del
‘desfile’ y otros actos públicos, el
Europride aporta pingües beneficios
derivados de la masiva afluencia.
EPOA no había registrado la
marca ‘Europride’ en el Estado español,
lo que posibilitó que Miguel
Ángel Flores Gómez, del grupo empresarial
FSM Group, se hiciera con
los derechos de explotación del
nombre (ver DIAGONAL 48).

Aunque los colectivos LGTB dejaron
de utilizar el término Europride,
el FSM Group solicitó medidas
cautelares ante un juzgado contra
el Colectivo Gay de Madrid (COGAM)
y otras entidades organizadoras
del Orgullo Europeo. El juzgado
de lo Mercantil nº 1 de Madrid
desestimó el pasado 16 de mayo la
petición de la empresa. La sentencia
recoge la “mala fe” mostrada
por ésta y reconoce el derecho de
los demandados al uso del término
para las actividades propias de un
movimiento social. El proceso judicial
sigue abierto y la denuncia del
FSM Group contra COGAM y otras
entidades no ha sido retirada.
Durante el desfile del Orgullo Europeo
de Madrid, colectivos LGTB,
unidos en el llamado Bloque
Alternativo (BA) “como alternativa
a los festejos comerciales del
Europride”, realizaron una acción
en el marco de la Semana de Lucha
Social de Rompamos el Silencio
(ver páginas 12 y 13), interrumpiendo
el paso de la carroza de la marca
Infinitamente Gay con una sentada
y grandes pancartas con el lema
“Nuestros derechos no son negocio”.

El BA señalaba así a
Infinitamente Gay, rama de la empresa
FSM Group, que había recurrido
a un subterfugio para estar
presente en la Marcha. Tras los enfrentamientos
con las organizaciones
convocantes, FSM Group no
había solicitado autorización para
participar en el desfile de carrozas
del Orgullo. En su lugar, la empresa
registró su carroza publicitaria a
nombre del grupo musical Fangoria.
“Dicha carroza fue el objeto
central de nuestra acción directa de
denuncia pacífica”, señalan miembros
del BA y de Rompamos el
Silencio, quienes añaden que no ha
habido reacción oficial por parte de
COGAM ni de la Federación Estatal
LGTB hacia dicha acción, “más allá
de algunas manipulaciones informativas
e insultos poco argumentados
en webs y blogs afines a la organización
del Orgullo, creemos
que por celos”.

Miembros del BA, cuya comitiva
congregó a millar y medio de manifestantes
en el Orgullo, señalan sin
embargo que las agresiones producidas
esos días empañan la muy positiva
valoración y repercusión de
las actividades del Bloque. Un joven
fue agredido en la Plaza de
Lavapiés el 30 de junio, cuando se
dirigía a la cercana Gran Paella
Rosa Anticapitalista organizada por
el BA. Los agresores, que han sido
identificados por el BA como “personas
habituales en la plaza”, produjeron
contusiones de consideración
al joven. “Junto a esta agresión
a un simpatizante nuestro, hemos
de sumar la grave paliza sufrida ese
mismo día por un gay colombiano
en Chueca que sufrió politraumatismos
y aturdimiento, y posteriormente
fue desatendido por los servicios
de Samur”, señala Ismael
Galve, del BA.

Muertes homófobas

Las agresiones que se produjeron
en Madrid en torno a las
celebraciones del Orgullo no
fueron sucesos aislados, afirma
Ismael Galve, activista
LGTB. Pero «más graves fueron
dos casos ocurridos en los
días previos: el asesinato de
un gay de avanzada edad en
Tarragona cuando intentó ligar
con un chico, el cual le golpeó
hasta provocarle la muerte; o
el asesinato de una mujer en
Murcia a manos de su ex marido
cuando ella entabló una
relación estable con otra mujer.
Estos casos nos recuerdan
la triste vigencia del odio a la
libertad sexual».

Tags relacionados: LGTBIQ
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto