FRANCIA // TRES SEMANAS EN HUELGA DE HAMBRE
Activistas contra la homofobia critican a Hollande

Tres activistas denuncian la inmovilidad del Eliseo en la lucha contra la homofobia y la transfobia.

19/07/12 · 0:00
VICTORIA. El presidente francés celebrando su triunfo electoral el pasado mayo / Benjamin Géminel

El 14 de mayo, tras tres semanas
en estricta huelga de hambre, el
fundador del Día Internacional
Contra la Homofobia y la
Transfobia, Louis-Georges Tin, y
dos miembros del Comité Idaho
(por International Day Against
Homophobia), Alexandre Marcel
y Usaam Mukwaya, pusieron fin a
su acción al asumir que se había
superado cualquier plazo razonable
para que Francia pudiera intervenir

en la ONU en el presente
año.

El ayuno dio comienzo el día
25 de junio. Su objetivo era exigir
al gobierno de François Hollande
que respetara su compromiso de
presentar una moción en Naciones
Unidas por la despenalización
universal de la homosexualidad.

El Comité fue recibido en el
Palacio del Elíseo el 10 de mayo,
donde discutió con los consejeros
del presidente una hoja de ruta para
combatir la homofobia y la
transfobia. La más urgente de las
acciones previstas era que el gobierno
francés impulsara una
resolución de Naciones Unidas
contra la criminalización de la
homosexualidad. Fruto de estos
diálogos fue el compromiso de
Hollande de presentar la moción
en la ONU en el presente año.

La urgencia de este compromiso
está relacionada con las próximas
elecciones de Estados Unidos. De
ganarlas el Partido Republicano,
se vería bloqueada por el veto estadounidense.
Pese a ello, tras los
diálogos iniciales, las autoridades
francesas cortaron toda vía de comunicación
con Idaho. Tampoco
han dado ninguno de los necesarios
pasos preliminares
para presentar
la moción en el organismo
internacional. Como consecuencia,
estos tres activistas tomaron la
decisión de comenzar la huelga de
hambre.

La actitud de las autoridades
francesas no es una sorpresa para
el Comité. Hace dos años obtuvieron
en negociaciones directas con
Bernard Kouchner, entonces ministro
de Asuntos Exteriores, el
compromiso de presentar la resolución.
El mismo que asumió también
su sucesora en el cargo,
Michèle Alliot-Marie, sin ningún
resultado. De ahí que Idaho califique
el desinterés del gobierno francés
como un “escándalo permanente”.

Según datos de Idaho, 1,5
mil millones de personas están sujetas
a legislaciones que criminalizan
la homosexualidad. Además,
en siete países delmundo las relaciones
sexuales consentidas entre
adultos del mismo sexo están castigadas
con la pena de muerte.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto