Entrevista con los padres de los jóvenes imputados
"¿A qué intereses obedece el caso de Altsasu?"

Hablamos con los padres de tres de los nueve jóvenes imputados por delitos de terrorismo por una pelea con dos guardias civiles en Altsasu (Navarra).

21/12/16 · 13:26
Uno de los padres de los jóvenes imputados, tras la entrevista con Diagonal. / Álvaro Minguito

Fue una pelea, es esquizofrénico. Nadie puede entender lo que está pasando”, explica Nekane a Diagonal. Ella es madre de una de las personas imputadas por la pelea del Altsasu (Navarra), un caso que ha llevado ante la Audiencia Nacional a nueve jóvenes de entre 19 y 24 años a los que piden penas de entre 10 y 15 años de cárcel.

Nekane forma parte de un grupo formado por los padres de los imputados en esta causa que ayer acudieron a Madrid para reunirse con representantes de los grupos parlamentarios de Podemos, En Marea, Compromís, PDECat, ERC, Izqiuerda Unida, EH Bildu y PNV para transmitirles su preocupación ante la situación procesal de sus hijos y pedir que el caso vuelva a la Audiencia Provincial de Navarra.

¿Qué pasó en Altsasu?

15 de octubre. Dos guardias civiles de paisano acuden, a las 2 de la mañana a un bar de Altsasu (Navarra) con sus parejas. Tres horas después se produce una pelea con varios. El mayor daño ocasionado: una fractura en el tobillo de uno de los guardias civiles. Lo que no habría sido más que un caso de lesiones o, en su caso, atentado a la autoridad, se ha convertido en una causa por delitos de terrorismo en la que piden penas de hasta quince años de cárcel para once jóvenes de esta localidad navarra.

La misma noche de los hechos, dos de los jóvenes –Jokin y Aritz– fueron trasladados a Pamplona y detenidos en prisión incomunicada en el cuartel de la Policía Foral de la capital. El 17 de octubre declararon ante la juez Mari Paz Benito, del Juzgado número 3 de la Audiencia Provincial de Navarra y puestos en libertad con cargos, con medidas cautelares.

En el informe de la Guardia Civil sobre los hechos se hablaba de una agresión, no de linchamiento o paliza organizada. Sin embargo, el día siguiente, la Coordinadora de Víctimas del Terrorismo (COVITE) presentó una denuncia por los mismos hechos ante la Audiencia Nacional, relacionándolos con delitos de terrorismo.

En los siguientes días de octubre, todos los jóvenes citados acudieron a declarar voluntariamente ante la Audiencia Provincial, algunos en varias ocasiones. Aún así, el 9 de noviembre, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela reclama a la Audiencia Provincial navarra el traslado de la causa, había aceptado a trámite la denuncia de COVITE.

Leer más: La Audiencia Nacional investigará como delito de terrorismo la pelea de Altsasu

A pesar de que los jóvenes citados acudieron a declarar voluntariamente, el 14 de noviembre la Audiencia Nacional ordenó la detención de diez jóvenes. La mayoría de ellos fueron detenidos en la calle, cuando se dirigían a sus centros de estudio. Todos ellos tienen edades comprendidas entre los 19 y 24 años.

La Audiencia Nacional ordena prisión preventiva para siete de los jóvenes, y medidas cautelares para dos más. A una chica más archiva provisionalmente su procesamiento. El argumento de la Audiencia Nacional: que al ser jóvenes, se potencia el riesgo de fuga.

“Pero, ¿cómo va a haber riesgo de fuga cuando han estado queriendo declarar desde que comenzó todo?”, se pregunta Nekane. Edurne, madre de otro de los imputados, explica que, en el caso de la detención de su hijo, la policía fue a buscarle a casa, pero él estaba ya en el instituto. “Mi hijo estudia en Gipuzkoa, le llamé por teléfono y le dije que la Guardia Civil iba a buscarle, le dije que, cuando llegara, bajara. Riesgo de fuga no hay ninguno, la mayoría de ellos son de Altsasu y estudian a 50 kilómetros a la redonda. Ellos lo que quieren es retomar su vida”.

El pasado lunes, la Fiscalía volvió a argumentar el riesgo de fuga para pedir el mantenimiento en prisión preventiva de los siete detenidos, sin embargo ayer, la Audiencia Nacional ordenó la puesta en libertad de cuatro de ellos, un cambio de actitud que fue recibido con esperanza los padres de los jóvenes imputados.

Leer más: En libertad provisional cuatro de los siete detenidos de Altsasu
 

“Nosotros queremos ver la parte positiva de todo esto”, recalca otro de los padres, Antxón, quien explica cómo, cada día se celebran concentraciones en el municipio en apoyo a los detenidos. El mismo 22 de octubre, apenas tres días después de que COVITE presentara la denuncia ante la Audiencia Nacional y antes de que el alto tribunal la aceptara a trámite, más de 2.000 personas salieron a las calles de Altsasu –municipio que apenas cuenta 7.600 habitantes– en protesta por el tratamiento que se estaba dando al caso en los medios de comunicación generalistas.

Desde el Ayuntamiento de esta población, Podemos en Navarra y el Parlamento navarro han mostrado su repulsa a que este caso sea tratado como terrorismo. Hasta el juez Baltasar Garzón, impulsor de la teoría del “todo es ETA”, tachó de “sobreactuación judicial” el proceso y el coronel jefe de la Guardia Civil en Navarra, Javier Hernández, rechazó la imagen que los medios de comunicación dieron de Altsasu. El 26 de noviembre, una nueva convocatoria llevó a las calles de este municipio entre 15.000 y 20.000 personas.

El papel de los medios

Una gota más que te va haciendo daño”, así que como describe Edurne el papel de la prensa a la hora de cubrir el caso de la pelea de Altsasu. Desde que el 16 de octubre, el pueblo saltara a los medios de comunicación, se han ido sucediendo textos en los principales medios en los que se ha criminalizado tanto a los jóvenes imputados como a toda la población, se ha filtrado toda la información sobre el caso con las identidades y datos personales de los jóvenes, a pesar de que el caso sigue en fase de instrucción. “¿Os planteáis denunciar a los medios de comunicación?”, les preguntamos. “De momento, tenemos tal marrón encima que vamos a ocuparnos de los importante”, responde Nekane, quien subraya el “tremendo daño” que este caso ha hecho a la profesión periodística.

A día de hoy, tres jóvenes de Altsasu continúan en prisión preventiva y otros cinco están sometidos a medidas cautelares. Todos ellos están acusados de delitos de terrorismo por los que piden penas de hasta 15 años de cárcel, a pesar de que el propio informe de la Guardia Civil califica los hechos de atentado a la autoridad y lesiones. Como fondo, los padres de los imputados plantean una pregunta: “¿Por qué se quiere trasladar este caso a la Audiencia Nacional? ¿a qué intereses obedece?”.

Tags relacionados: Altsasu
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

4

  • |
    Jose Pedro Rocamora
    |
    11/01/2017 - 8:51pm
    Los agredidos, 2 guardias civiles y las mujeres que les acompañaban, lesiones: uno de los agentes fue intervenido quirúrgicamente por una fractura en el tobillo. Las otras tres personas afectadas sufrieron policontusiones y magulladuras "La mujer agredida se ha referido a los hechos ocurridos la madrugada del pasado sábado como "horrorosos" y ha dicho que la gente presente "estaba allí aplaudiendo" la agresión. Pilar ha asegurado que si nadie salió en su ayuda fue porque la gente en Alsasua "no se puede mojar" ya que viven "con el miedo impregnado en el cuerpo". " Los agresores, lesiones: ninguna. Algunos de los agresores son del Movimiento OSPA, que tiene el objetivo de "influir ostensiblemente y de manera negativa en la vida de los miembros de la Guardia Civil". Es decir, no hubo pelea, unos individuos (siendo los detenidos integrantes de un movimiento promovido por las ilegalizadas - por su vinculación con ETA - Gestoras Pro Amnistía, Jarrai, Haika y Segi), atacaron a unas personas porque ser guardias civiles y las mujeres que los acompañaban.
  • |
    Arantza Galarza
    |
    22/12/2016 - 3:12pm
    Pero, ?qué importantes debemos ser para cuando nos llevan a tan alta institución? Sres.y Sras. de la Judicatura un poco de sentido común no les vendría mal.
  • | |
    21/12/2016 - 9:32pm
    mucha literatura y ni una palabra del resultado de la reunión en el Congreso.
  • |
    Josemanuel martinez olmo
    |
    21/12/2016 - 3:52pm
    Esto cada vez se le