Impunidad policial
Multadas por reclamar el esclarecimiento de la muerte bajo custodia de Diego Viñas

Quince miembros de Nais contra a Impunidade han sido condenadas al pago de multas de 720 euros por injurias a la Guardia Civil en el marco de una concentración celebrada en Arteixo en 2010 en el que se recordaba a personas fallecidas bajo custodia.

14/11/16 · 13:05
Concentración de apoyo a Nais contra a Impunidade. / Nais contra a Impunidade

El Juzgado de lo Penal número 1 de A Coruña ha condenado a quince miembros de Nais contra a Impunidade (madres contra la impunidad) al pago de una multa de 720 euros por persona por gritar en una concentración “la Guardia Civil tortura y asesina”.

Según contempla la sentencia, a la que ha tenido acceso Diagonal, el juzgado da como hechos probados que estas quince personas se concentraron el 12 de octubre de 2010 en las inmediaciones de la Iglesia parroquial de Arteixo (A Coruña), donde se celebraba la festividad de la Virgen del Pilar, para protestar ante la falta de esclarecimiento de la muerte de Diego Viña.

Según explicaba a Diagonal Fran del Buey, abogado de Nais contra a Impunidade y uno de los acusados de injurias a la Guardia Civil, poco antes del juicio, la concentración –en la que también se recordó a otras personas fallecidas bajo custodia– se celebró delante de una iglesia, con velas, un ataúd de cartón y fotos de las personas fallecidas. “Cualquiera que tenga dos dedos de frente sabe que eso es un acto de duelo, de respeto y de dignidad, y eso es lo que se está juzgado”.

Leer más: A juicio por recordar a un muerto
 

Del Buey anuncia que recurrirán la sentencia: “Si lo desestima la Audiencia provincial, iremos al Supremo, al Constitucional y al Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.

Diego Viñas murió el 22 de septiembre de 2004, con 22 años de edad, bajo custodia de la Guardia Civil. En octubre de 2010, cuando tuvo lugar la concentración y seis años después del fallecimiento, el Juzgado de Instrucción número 5 de A Coruña aún no había terminado las diligencias de investigación para esclarecer su muerte. Un año después, el juzgado sobreseyó el caso.
 

Leer más: El tabú de las muertes bajo custodia

“Durante el procedimiento penal, los Guardias Civiles implicados declararon que estaban al tanto de lo que hacía el detenido por medio del canal de audio de las videocámaras instaladas en los calabozos y que fue el silencio, después de varias horas de berridos y golpes, lo que les llevó a sospechar que algo podía estar sucediendo. Según su versión, al bajar al calabozo los guardias civiles se encontraron a Diego Viña colgado del barrote superior de la puerta de su celda, ahorcado con su propio pantalón”, explica un comunicado de Nais contra a Impunidade.

Del Buey señala que se ha presentado una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por la responsabilidad del Estado en la muerte de Diego Viñas y la falta de investigación. También que los próximos años repetirán la convocatoria del 12 de octubre para denunciar las muertes bajo custodia.

Tags relacionados: A Coruña Nais contra a Impunidade
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0