Legislación del cannabis
Victoria del uso recreativo de la marihuana en la noche de Trump

California, Maine, Massachussetts y Nevada, además del Distrito de Columbia, aprueban el uso recreativo del cannabis. Con ellos ya son ocho los Estados dodne es legal consumir marihuana.

10/11/16 · 12:55
Protesta en Washington contra las detenciones por delitos relacionados con la marihuana. / Stephen Melkisethian

El pasado 9 de noviembre, mientras Estados Unidos elegía como presidente a Trump, cuatro Estados decidieron legalizar el uso recreativo de la marihuana para mayores de 21 años: California, Maine, Massachusetts y Nevada. A ellos se suma el Distrito de Columbia, y otros cuatro Estados que aprobaron mociones a favor de su uso medicinal.

La decisión sobre la despenalización de la hierba tuvo resultados inequívocos: es la propuesta más votada y con más votos a favor en lo que va de año en todo el país. Con la legalización en estos cuatro Estados, son ya ocho los territorios en este país donde ya es legal el consumo de marihuana por motivos de ocio. En otros 21 Estados, se contempla el uso legal de esta sustancia por motivos medicinales.

El voto afirmativo de California es el más significativo. Cuarenta millones de personas viven en el ‘Estado Dorado’, y la aprobación del uso recreativo de la marihuana puede arrastrar a más territorios a este tipo de disposiciones. En la noche electoral, más de 16 millones de votantes, incluidos los de dos de los tres Estados más poblados del país, votaron a favor de un cambio en las políticas de drogas. Sólo Arizona rechazó la moción por un estrecho margen.

Al margen de las consecuencias sobre la salud pública o de otras consideraciones, es importante tener en cuenta que, sólo entre 2001 y 2010, la policía arrestó a más de 8,2 millones de personas en relación con la marihuana en todo el país, el 90% de ellos sólo por posesión. Según apunta un artículo de The New York Times, en 2011 la suma de personas detenidas por marihuana fue superior a todos los arrestos realizados ese año por crímenes violentos. Un informe de 2013 elaborado por la American Civil Liberties Union (ACLU) señala que, aunque la proporción de consumidores de marihuana es igual entre población negra y blanca, la población negra tiene 3.2 veces más posibilidades de ser detenida en relación a esta sustancia.

Según las últimas encuestas de Gallup, el 60% de la población de Estados Unidos opina que la marihuana tiene que estar regulada de una manera similar a como lo está la industria del alcohol.

¿Y ahora con Trump?

La postura del polémico nuevo presidente electo de Estados Unidos sobre la marihuana es ambigua, según explica la web High Times. Por un lado, Trump afirma defender “al 100%” el uso medicinal de la marihuana. En cuanto a la decisión sobre el uso recreativo, ya ha afirmado que debe dejarse en manos de los Estados. Desde la Administración federal, hasta ahora no se han tomado medidas contra los Estados que han aprobado su uso recreativo, pero la legislación federal sigue manteniendo esta sustancia en su ‘catálogo 1’ de narcóticos, en el que se incluyen las sustancias para las que ni siquiera se acepta su consumo por motivos medicinales, como heroína o LSD.

“No hay leyes que puedan impedir que el presidente Trump frene toda la escena aplicando la legislación federal”, señalan desde la web de este medio, que apunta que hay informes en los que se nombra a Chris Christie o Rudy Giuliani –ambos con una postura en contra de la marihuana– como candidatos a ocupar la plaza de fiscal general en la Administración Trump.

"El impulso para acabar con la prohibición de la marihuana dio un gran salto hacia adelante con las victorias en California y en otros lugares, pero el gobierno federal conserva la facultad de entorpecer mucho de lo que hemos logrado”, ha señalado Ethan Nadelmann, director del grupo legal Drug Policy Alliance, un lobby dedicado a la descriminalización y el control de daños en el uso de drogas recreativas.

“Si te estás colocando hoy en Colorado, disfrútalo. Para enero de 2017, aplicaré las leyes federales”, afirmó Chris Christie, actualmente gobernador de New Jersey, cuando se presentó también como candidato para las elecciones presidenciales de este año por el Partido Republicano.

Tags relacionados: Cannabis EE UU Estados Unidos
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0