El juzgado admite a trámite el caso Estat Infiltrat y ordena la identificación de los policías

Un auto firmado por la juez Eugenia Canal reclama a la Dirección General de la Policía Nacional la filiación de Daniel Sánchez Garcés y del agente 'Torres Méndez'.

06/10/16 · 17:23
El agente Torres Méndez y Quin Gimeno en la plaça de la Concòrdia.

El caso Estatat Infiltra de presunto espionaje a los movimientos sociales catalanes será investigado por la justicia. El juzgado de instrucción número 2 de Barcelona ha admitido a trámite la querella presentada por Quim Gimeno, entendiendo que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de "coacciones". Es por ello que acuerda la incoación de "diligencias previas" y ordena "investigar y esclarecer los hechos denunciados".

La primera diligencia "para identificar plenamente a los querellados" por parte de la juez Eugenia Canal ha sido una orden a la Dirección General de la Policía Nacional (CNP) para confirmar la identidad de los querellados Daniel Sánchez Garcés y el agente Torres Méndez, quien –según asegura el auto– podría ser Ignacio Moreno Ameribia. Además, también pide al querellante "que aporte copias del escrito de querella y documentación adjunta en CD, en el término de cinco días, para dar traslado a los querellados, una vez identificados".

Andrés García, abogado del Centre per la Defensa de Drets Humans irídia, en representación de Quim Gimeno, lo considera una "muy buena noticia, porque muestra la voluntad de la juez de llegar hasta el final", y añade: "Se trata de una judicialización de una labor policial para que estos sucesos no se vuelvan a repetir ".

Gimeno ha mostrado su satisfacción por este nuevo paso y considera "importante que se revele la identidad de los agentes y que se abra una investigación que vaya a las razones de fondo, llegar a saber a quién han investigado con este tipo de operativos" .

Desde el Procés Embat, espacio político donde milita Gimeno, han reaccionado a la noticia con un comunicado donde lo califican de "paso adelante", al tiempo que denuncian que "en Catalunya se sigue persiguiendo a ciudadanos por sus ideas políticas".

Los centros de Poble Sec

El caso Estat Infiltrat estalló el 19 de abril de 2016, cuando se dieron a conocer unas grabaciones realizadas por el activista Quim Gimeno en la terraza de un bar de la plaça de la Concòrdia de Barcelona. Dos individuos que se identificaban como "agentes de seguridad del Estado" ofrecían al joven 'captado' dinero y beneficios judiciales –a través de la Fiscalía– a cambio de información sobre las actividades de los centros de Poble Sec, concretamente del Ateneu La Base. Hasta ocho testigos identificaron a uno de los policías como 'Jordi', un antiguo inspector de la Brigada Provincial de Información del CNP en Barcelona.

Varios juristas consultados por la Directa consideraron entonces que la actuación de los policías se podía haber situado "más allá de la ley".

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0