Defender a quien defiende
Nace Malla, herramienta para registrar casos de represión

Con Malla se podrán denunciar identificaciones indiscriminadas, detenciones, abusos, agresiones y torturas.

18/06/16 · 8:00
Thais Bonilla (Novact), Anaïs Franquesa (Irídia) y Águeda Mera (IDHC). / Clara Asín

La Plataforma Defender a Quien Defiende (DqD) , integrada por entidades, organizaciones y medios de comunicación, pone en marcha Malla, un servicio para la ciudadanía de registro de casos de represión durante el ejercicio de las libertades civiles y políticas, prioritariamente en contextos de protesta. Todas las personas residentes en el Estado español tendrán acceso a esta herramienta con la que podrán denunciar situaciones de vulneración de derechos humanos, desde agresiones, identificaciones injustificadas hasta multas.

Las denuncias de las personas afectadas o testigos se registrarán de una forma totalmente segura preservando la información sensible que depositen gracias a un sistema de verificación de datos supervisado por los equipos jurídicos de los distintos nodos del Estado. Los nodos se encargarán de la observación, acompañamiento y análisis de los casos. Tras todo el proceso, contactarán con la persona y ofrecerán soporte legal a través de diferentes entidades.

Malla se forja por la necesidad de hacer frente a un contexto de criminalización de la protesta y los movimientos sociales amparado por medidas legislativas como la Ley de Seguridad Ciudadana y la reforma del Código Penal. Así lo explica, Thais Bonilla, miembro de la coalición de Dqd: “En el momento que surgió DqD estábamos viviendo un contexto excepcional con un gran nivel de control de la disidencia, se criminalizaba la protesta ya que estaba en marcha el proyecto de La ley Mordaza. Además, teníamos constancia, a través de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) en Cádiz de una grave situación de vulneración sistemática de derechos humanos en la Frontera Sur”.

En ciudades como Madrid y Barcelona ya se estaban denunciando y siguiendo casos de represión social desde colectivos como Legal Sol y Rereguarda en Moviment, también miembros de DqD. “El 15 M fue un punto de inflexión, a partir de allí se intensificó la represión en las huelgas generales y la persecución de activistas hasta llegar a registros de domicilios de forma habitual”, señala. Por todo ello, los distintos colectivos, organizaciones y medios de comunicación decidieron formar una Coalición de soporte mutuo, generación de recursos e incidencia política y denuncia, en la que la multidisciplinaridad de las personas ha permitido la creación de Malla.

“Rereguarda en Moviment marcó un antes y un después en esta iniciativa”. Desde DqD resaltan la importancia de la figura de Pablo Molano, activista de Rereguarda en Moviment y miembro del Ateneu La Base, quien activó y dio forma a toda la herramienta proyectando las necesidades de las personas y recogiendo el espíritu de lucha colectiva frente a los procesos de criminalización de la protesta.

El potencial de Malla se mide en colectivo ya que permitirá a todas las asociaciones, movimientos y sociedad civil en general apropiarse de la herramienta y utilizarla como observatorio de vulneración de derechos, además de crear un mapeo de situaciones de violencia represiva en el Estado para propuestas políticas. También la herramienta permitirá una sistematización de los datos vinculados a la represión que fomentará la coordinación de todos los colectivos anti represivos, así como facilitará información contrastada para la creación de informes y estadísticas sobre los actos que buscan contener, detener o castigar con violencia, y/o con irregularidades legales, las acciones sociales.

Desde el Instituto Internacional para la Acción No Violenta (NOVACT) ven Malla como una oportunidad para la sociedad civil de participar en la denuncia de situaciones de violaciones ejercidas por la policía y la seguridad ciudadana . “Desde Novact hemos trabajado siempre gracias al análisis de datos y la investigación. Esto facilita la incidencia política para generar campañas y Malla servirá como una vía para seguir fortaleciendo estos estudios”, explica Thais Bonilla. En NOVACT analizan el negocio de la guerra y el de la seguridad, este último muy relacionado con la Ley Mordaza. “Con esta normativa se cambió la ley de seguridad privada y estamos llegando a un nivel de privatización de la seguridad en el que el Estado ve a los defensores de derechos humanos como el enemigo”. Novact resalta la importancia de Malla ya que actuará como “una base datos histórica” que visibilizará características de la represión y analizará contextos. “Desde allí podremos monitorizar la sistematización de la represión”.

Águeda Mera, del Instituto de Derechos Humanos de Catalunya, apunta el aumento de la criminalización de la protesta como un signo identificativo de la última década debido al endurecimiento de la legislación con muestras como la reforma del Código Penal o la Ley Mordaza: “Para la IDCH existe el derecho a la protesta, el derecho a la manifestación y el derecho a la libertad de expresión como partes fundamentales para reclamar los derechos de la ciudadanía y estas medidas legislativas las hemos denunciado en el ámbito internacional”. “Desde el IDCH, Malla sirve para denunciar y luchar contra la impunidad, visibiliza la represión y por último analiza y recoge datos para analizar los contextos. Nosotros abogamos por un concepto de seguridad humana, para nosotros la seguridad no es que haya policía en la calle, sino que las personas, de forma segura y con todas las garantías, puedan ejercer sus derechos”.

En el contexto de la defensa de los derechos humanos y la denuncia de casos de violencia institucional, desde Iridia –otra de las organizaciones que dan vida a esta herramienta– creen que Malla es “una herramienta imprescindible y muy necesaria para la sistematización de datos relacionados en el contexto de la protesta y más allá”, explica Anais Franquesa, abogada de Irídia y miembro también de Rereguarda en Moviment. Irídia hace unos meses que se añadió a la Defiende a Quien Defiende, pero sus integrantes parten de una larga trayectoria en redes antirepresivas y movimientos sociales. "Poder tener información, desde distintas fuentes contrastadas, para registrar los casos es un salto cualitativo para poder denunciar las irregularidades y abusos que tienen lugar en los contextos de protesta, así como para poder sistematizar el número de identificaciones, detenciones así como el modo en que éstas se llevan a cabo", dice Franquesa. “El potencia de Malla es enorme y es una herramienta de todas y para todas”.

Cristina Serván, miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, una de las entidades de los nodos de la red, explica: “Para nuestro colectivo desde el inicio de la colaboración en DqD, la creación de esta herramienta ha sido uno de los aspectos más interesantes del trabajo conjunto. Por un lado porque se potencia el trabajo en red y la puesta en común de recursos y capacidades entre diferentes organizaciones a nivel estatal. Por otro lado por lo que supone para la caracterización de la estrategia represiva que está empleando el Estado. Además es fundamental asistir juridicamente y acompañar a las personas que vivan estos casos, de esta forma respondemos a los intentos de silenciar la protesta y desmovilizar a los colectivos que la ejercen”.

El próximo 1 de julio a las 19:30 se llevará a cabo una charla/taller en el aulario Simón Bolívar en Cádiz. Plantearán un análisis del primer aniversario de la entrada en vigor de la Ley Mordaza. En Cádiz además la APDHA está llevando la defensa jurídica de un caso por difundir imágenes de una actuación policial y aprovecharán para hablar de este. A continuación explicarán el funcionamiento de la herramienta denuncia, que además es fundamental difundir para que nos llegue la información de los casos que se produzcan.

“Malla tiene una dimensión real de lo que pasa e identifica puntos calientes”, señala Ana Sánchez, miembro de Dqd y la plataforma por la Desobediencia Civil en Madrid. “En Madrid puede tener muy buena acogida, lo hemos ido hablando con distintos colectivos y es verdad que la información tiene que estar más clasificada. Desde Legal sol, también miembro de Dqd han hecho un trabajo clave de recopilación de casos de violencia institucional durante estos años y entre todas podemos sumar para conformar una herramienta que unifique todas las denuncias”. Desde la Plataforma explican la voluntad y el deseo de que la ciudadanía se reapropie de Malla y de que más entidades, colectivos y medios se sumen.
 

Tags relacionados: Represión
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

4

  • |
    Carmen
    |
    02/07/2016 - 9:35am
    Necesito informacion para poder denunciar mi caso,me detubieron ficharon por querer denunciar a una jueza y guardias civiles,luego me soltaron y han archivado el caso,todo por decirles que estaban tapando casos de corupcion,estube detenida 29 horas y sigo con el mismo problema pero ahora con la experiencia de que hacen lo que les da la gana inpune ante la mirada de muchos y eso acojona bastante,xoxoGracias.
  • |
    Vanesa
    |
    21/06/2016 - 2:38am
    Graciasss !!
  • |
    Vanesa
    |
    21/06/2016 - 2:37am
    Buscar la manera de hacer redes en todas las provincias y comunidades. Gracias por la iniciativa!!
  • |
    Vanesa
    |
    21/06/2016 - 2:37am
    Buscar la manera de hacer redes en todas las provincias y comunidades. Gracias por la iniciativa!!