Veinte agentes declararán por la actuación policial que dejó sin un ojo a una manifestante
Caso Ester Quintana: la actuación más polémica de la historia de los Mossos, a juicio

La fiscalía pide dos años de prisión por el subinspector Eduardo Casas y por el escopetero Lorenzo Benjumea, mientras que la acusación particular eleva la petición a nueve años. La vista oral comienza este lunes 11 de abril y se alargará durante tres semanas.

, La Directa
11/04/16 · 11:22
Ester Quintana es atendida después de recibir el balazo en su ojo izquierdo. / Edu Bayer

La incesante concatenación de versiones oficiales -contradictorias entre sí- en relación con el caso Ester Quintana ha convertido los hechos en la actuación más controvertida de la historia de los Mossos, al menos si nos atenemos a las destituciones, las dimisiones y los relevos en la cadena de mando policial que se han derivado. Tres años y medio después de que una bala de goma (según mantienen la fiscalía y la acusación particular) impactara en su ojo izquierdo, los dos policías presuntamente involucrados en la agresión se sientan en el banquillo de los acusados.

El caso Quintana puso contra las cuerdas a los mandos policiales y políticos del Departamento de Interior

La sección tercera de la Audiencia de Barcelona es el escenario por el que veremos pasar, durante tres semanas, a los principales testigos de la acusación, al conjunto de antidisturbios que intervinieron en aquel operativo y toda la cadena de mando, incluido el exdirector general Manel Prat, que lo hará el 18 de abril si se mantiene el calendario previsto.

Marta Marquina, fiscal del caso, considera que se produjo una imprudencia grave, pero no voluntaria; es por ello que pide dos años de cárcel por los acusados. Las abogadas Laia Serra y Carla Valle, en representación de Ester Quintana, argumentan que el autor del disparo y su superior jerárquico eran conocedores de las graves consecuencias que implicaba disparar y, por ello, solicitan nueve años de prisión. El juicio servirá para dirimir las responsabilidades penales, no las civiles, ya que la aseguradora de la Generalitat de Catalunya optó por indemnizar a Quintana con 260.000 euros como muestra de "buena voluntad" antes de la vista oral. El resarcimiento económico de las víctimas es una obligación ejecutiva del Gobierno aprobada por el Parlamento de Cataluña hace dos años, pero, por ahora, sólo se ha materializado en los casos Quintana y Nicola Tanno.

La estrategia de defensa de Olga Tubau y Lidia Lajara -abogadas de los policías- implica reconocer que Quintana fue lesionada por un proyectil disparado por la policía, pero que los autores materiales del disparo no son el subinspector Eduardo Casas Pascual ni el escopetero Lorenzo Benjumea Blanco. Según la defensa, un tercer agente disparó un tiro con una escopeta de proyectiles de foam y no con una escopeta de balas de goma. Esta tesis es precisamente la que descartó el consejero Felip Puig durante su tercera y última comparecencia parlamentaria en relación con los hechos, el 13 de diciembre de 2012.

"Los proyectiles de foam en ningún caso, ni por la hora ni por el lugar , pueden haber causado una lesión a una persona que se encontraba antes de las 20:52 h -que es cuando entra en el registro del 112 una llamada notificando esta situación de emergencia- entre la Gran Vía y la calle Casp, en la calzada central del paseo de Gracia ", aseguró Puig. El entonces consejero de Interior entregó un informe detallado de todos los proyectiles de foam disparados por los Mossos la noche del 14 de noviembre de 2012 a los grupos parlamentarios. En su opinión, estos proyectiles -a diferencia de las balas de goma- iban "numerados y precintados" y no era posible que se dispararan sin que quedara constancia.

La estrategia para exculpar a los antidisturbios implica asumir que se disparó un proyectil no contabilizado entonces, un extremo que quedaría desmentido -por enésima vez- con las palabras que Felip Puig pronunció en sede parlamentaria. El caso Quintana puso contra las cuerdas a los mandos policiales y políticos del Departamento de Interior, hasta el punto que se produjeron destituciones y dimisiones. Sergi Pla fue fulminado de su plaza como comisario general de Recursos Operativos y trasladado a la Región Policial Central, con sede en Manresa. Manel Hermida, legendario inspector de la Brigada Móvil que destacó por su contundencia en el marco de las manifestaciones contrarias al plan Bolonia y durante el desalojo de la acampada indignada de la plaza Cataluña, fue reemplazado por el subinspector Marco Caparrós, quien recibió el encargo de reorganizar la Brigada Móvil de arriba abajo. Manel Prat, director general de la policía, presentó la dimisión al día siguiente de que se iniciara la operación fallida de desalojo de Can Vies. Felip Puig, sin embargo, no fue destituido, pero sí apartado del Departamento de Interior en la legislatura pasada y del conjunto del gobierno en la actual. Recientemente, Josep Lluís Trapero, comisario jefe de los Mossos, ha reconocido explícitamente la autoría policial de la mutilación de Ester Quintana, pero no ha podido concretar con qué arma ni el policía que disparó.

Este lunes 11 de abril, se resolverán las cuestiones previas del juicio y se visionarán los archivos que conforman el principal material probatorio audiovisual del caso. Ester Quintana prestará declaración el martes 12 de abril y, al día siguiente, lo harán los testigos. Entre el 18 y el 20 de abril, testificarán -con la obligación legal de decir la verdad- una veintena de policías que, la noche de los hechos, viajaban a las furgonetas E-40, E-403 y E-414 de la unidad 4 de la Brigada Móvil. Todos ellos estuvieron en la confluencia del paseo de Gracia y la Gran Vía de las Cortes Catalanas entre las 20:48 h y las 20:50 h, el momento exacto del impacto en el ojo de la vecina de la Verneda. El 25 y el 26 de abril, se presentarán los informes periciales, uno de ellos elaborado por los Mossos y uno complementario elaborado por la Guardia Civil. Si se mantiene el calendario previsto, el juicio quedaría visto para sentencia el 27 de abril.

Artículo publicado originalmente en La Directa

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0