La Fiscalía pide un año de cárcel
Rita Maestre declara por la protesta en la capilla de la Universidad de Somosaguas

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, declara por su participación en la protesta en la capilla del campus de la Universidad de Somosaguas hace cinco años. La Fiscalía pide un año de cárcel por un delito contra los sentimientos religiosos.

18/02/16 · 11:05
La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre. / Irene Lingua / Diso Press

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, declara hoy como imputada por un supuesto delito contra los sentimientos religiosos por su participación el 10 de marzo de 2011 en una protesta en la capilla del campus de la Universidad de Somosaguas.

La Fiscalía solicita para Maestre y el otro acusado, Héctor Meleiro, la pena de un año de cárcel amparándose en lo previsto por el artículo 524 del Código Penal, que contempla penas de prisión de seis meses a un año o multas de cuatro a 10 meses por ejecutar "actos de profanación" con ánimo de "ofensa" en un templo, lugar destinado al culto o en ceremonias religiosas.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, ambos entraron en la capilla del campus "y en presencia del capellán y de varios estudiantes que se encontraban orando, invadieron el espacio destinado al altar, portando imágenes del Papa con una cruz esvástica y leyeron distintos pasajes de la Biblia así como diversas citas de Santos y Obispos".

La protesta continuó, según el escrito, con el desnudo "de cintura para arriba de Rita Maestre Fernández, así como otras mujeres no identificadas".

Posteriormente, añade la Fiscalía, abandonaron la capilla gritando las siguientes frases: "Vamos a quemar la conferencia episcopal", "el Papa no nos deja comernos las almejas", "menos rosarios y más bolas chinas", "contra el Vaticano poder clitoriano", "arderéis como
en el 36", "sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios".

Maestre siempre ha defendido su actuación "pacífica y reivindicativa" y ha ofrecido su "máxima colaboración" en el proceso judicial. La edil difundió hace un mes un comunicado en el que explica que mantuvo "una actitud pacífica y en ningún caso amenazante", y que conserva sus ideas de que "Iglesia y Estado deben estar separados", por lo que reivindica "la laicidad en las instituciones, su independencia de todas las confesiones y creencias con respecto hacia quienes las profesan en el ámbito privado y personal". 

Igualmente, Maestre considera que la protesta "se instrumentalizó porque había elecciones a rector y había interés de algunas partes por reavivar pasiones".

A su juicio, la realización de la performance en la capilla respondía "a una forma bastante clásica de la movilización social", que pasa "por visibilizar algo de manera teatral para que sea recibida la demanda".

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, siempre ha defendido a la portavoz municipal y ha asegurado que no se ha planteado la dimisión de Maestre en ningún momento.

En Twitter ha habido numerosas muestras de apoyo a Maestre, bajo la etiqueta #YoSoyRitaMaestre. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha publicado esta mañana un mensaje de apoyo a la portavoz del Ayuntamiento.
 

Tags relacionados: Madrid Rita Maestre
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

2

  • | |
    19/02/2016 - 12:28am
    España se parece cada vez más a las teocracias islámicas, ya que parece que vamos de vuelta al más irracional y fanático nazionalcatolicismo. Ya sólo falta que Torquemada vuelva de su tumba para encender la hoguera del siempre Santo Auto de Fe y que blasfemos, herejes y ateos empecemos a arder en este mundo como aperitivo de lo que nos espera en el más que merecido Averno. Claro que a lo mejor todo esto son sólo estupideces solo aptas para tener entretenidos a los miembros menos dotados intelectualmente de esta siempre tan supersticiosa especie mal llamada "sapiens". Pero eso sí sigamos respetando, sin burla o risa alguna, las sagradas "creencias" en el judío milagrero que expulsaba demonios de piaras de cerdos, hacía competencia desleal a pobres bodegueros, que surfeaba por encima de las aguas sin tabla de surf y que además creía que eran el hijo de sí mismo en forma de zarzar ardiente y paloma fornicadora. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2013/04/esa-apasionante-asignatura-del-sistema.html
  • |
    7814EBC
    |
    18/02/2016 - 6:39pm
    El delito, contra la libertad de expresión, no es otro que el propio juicio contra Rita. Que se haya juzgado a una Rita, la de Madrid, por entrar en una capilla -blandiendo las armas de su sujetador- que es espacio privado del alma pero mantenido por los fondos públicos, o sea, con el dinero que nos restan del salario a los trabajadores, salario muy inferior al de los banqueros, empresarios, comerciantes, industriales, farmacéuticos..., políticos, por haber entrado, digo, en una capilla situada en una universidad pública, cuyo máximo delator es el párroco; y que otra Rita, la de Valencia, se haya ido con su caloret su “agua de Valencia” y sus dineros que son los de todas las valencianas, a la Comisión Permanente del Senado, es algo que solo ocurre aquí, y en la Rusia de Stalin, en la Italia de Mussolini, en la España de Franco, en la Alemania de Merkel -¡¡Uy, perdón!, en la de Hitler!!-, en el Daesh, en la China “comunista”... No pensaban aquellos meapilas que votan que aquí, el paraíso fiscal de la democracia, creado en la llamada “transición”, eufemismo de “continuación”, pudiera ocurrir. ¡Qué ilusos! Este paraíso fiscal, en connivencia con las Bermudas, Albania, Madeira, Gibraltar, Granada, Macao, Puerto Rico, y un larguísimo etc., y con Amazon, Google, Apple, Banco de Santander, BBVA, etc., está a su disposición, desde la UCD, hasta el PP, pasando por AP y el PsoE. Eso sí, juzgan por “profanar sentimientos religiosos”, o sea, como si viviéramos en el DAESH, a una joven que, afortunadamente no se desdice, aunque matizando mucho su actuación, de lo hecho. Casi igual que en el DAESH, con la diferencia de que aquí solo matan políticamente. ¡Rita Maestre no debe dimitir sea cual sea la sentencia! El mal ya está hecho con su juicio. Espero que ahora, a los en otras causas personados, no se les ocurra cesar, que para miedo está el que meten a sus hijos: “mira, hija, es la bruja, la mala”, los jueces, la policía, los propietarios..., esos son los "buenos" y los espacios del alma son suyos. Enrique Bienzobas.
  • Boletín