Raúl Capín
fotoperiodista freelance y colaborador de 'Diario Independiente Digital' y 'Mundo Obrero'
"Era incómodo que hubiera periodistas informando sobre policías que pegaban"

El fotoperiodista Raúl Capín se enfrenta a dos años de cárcel acusado por la Policía de agredir a agentes durante dos manifestaciones. Su juicio se inicia el 19 de enero.

15/01/16 · 8:00
Raúl Capín, durante la entrevista. / Daniel Rato

El próximo martes 19 de enero dará comienzo el juicio oral contra Raúl Capín, fotoperiodista madrileño detenido en mayo de 2013 y acusado de atentado contra la autoridad por los hechos ocurridos en dos manifestaciones celebradas el 23 de febrero y del 25 de abril de ese año. Ese mismo día también fue detenido Adolfo Luján, otro fotoperiodista acusado de un presunto delito de calumnias contra la Policía.

Las penas a las que Capín se enfrenta son de dos años de cárcel. Hablamos con él sobre su próximo juicio, los hechos de los que se le acusan y la libertad de información en el Estado español.

¿Con qué ánimo te enfrentas al juicio oral que comienza el martes 19?

Un poco extraño, porque se me hace rara esta situación. Pero, por otro lado, tampoco me produce mucho miedo. Creo que mi caso forma parte de toda esta espiral represiva que ha culminado con las Leyes Mordaza, pero que lleva dándose desde el 15M, agravada por la crisis. Y creo que para Delegación de Gobierno en Madrid era incómodo que hubiese periodistas informando sobre policías que pegaban a la gente que estaba en un portal intentando parar un desahucio, o gente que protestaba porque les habían estafado con las preferentes… Han sido muchos los conflictos.

Te detienen en mayo de 2013 acusado de atentado contra la autoridad por los hechos del 23 de febrero en una manifestación convocada por Marea Ciudadana, y por supuestamente organizar a un grupo de manifestantes para agredir a unos policías de incógnito el 25 de abril en la manifestación 'Asedia El Congreso'. ¿Qué fue lo que ocurrió?

Lo que ocurrió el 25 de abril es que había un grupo de chavales y, con ellos, un grupo de señores que rondaban los 40 años con la cara tapada. Estos últimos les decían a los chavales “venga, vamos a cruzar cubos” o “vamos a cruzar estos bancos que aquellos hijos de puta nos han pegado” en referencia a la policía.

Luego ya, cerca de Embajadores, quedaba un grupo pequeño de chavales y el grupo de policías se echó encima de ellos para detenerles. Estos empezaron a gritar y el grupo más numeroso de chavales, que ya se iba, volvió y empezaron a forcejear con la policía. Al final, todos se escaparon. Nosotros, el fotoperiodista Adolfo Luján y yo, publicamos las fotos de cuando estos sujetos estaban encapuchados en la manifestación y luego ya, sin esta braga que llevaban, cuando van a detener como policías a estos chicos. Y no creo que mostrar eso les hiciese mucha gracia.

Ha habido una etapa en la que se ha visto que la policía se infiltraba en las manifestaciones para crear incidentes y luego decir que estos actos son violentos y que el 15M era un grupo violento y radical. Yo creo que el que hubiese gente haciendo visibles estas cosas les llevó a que nos detuvieran a Adolfo y a mí. El motivo debió de ser que aquellos que hacen streaming, que tiene blogs o que colaboran en medios pequeños cogieran miedo.

Y respecto a la acusación de atentado contra la autoridad, ¿en qué hechos se basa?

Éste es un incidente que ocurre en Atocha en el cual hay una chica gritando y como dos o tres personas encima de ella. No van identificados ni en ningún momento se identifican como policías. Un grupo de fotógrafos nos dirigimos hacia allí. Yo fui de los primeros que llegué, pero momentos más tarde todos los demás, cámaras de televisión, de vídeo, fotógrafos… se acercaron a ver lo que pasaba. Y en esos momentos es lo típico, está todo el mundo a codazos intentando sacar la foto. Cuando los policías (insisto en que nunca se identificaron como tales) vieron que estaban rodeados de prensa, yo creo que se asustaron y se fueron. A mí me acusan de que se escapase la chica porque le habría dado un rodillazo a un policía y también le habría agredido con un palo. Debe ser algo difícil estar haciendo fotos y a la vez con otra mano estar buscando un palo para darles. Resulta un poco surrealista.

En el expediente que tiene el abogado en relación al juicio que tengo la semana que vienen las fotos que aparecen como prueba. Son las que tomó Carlos Hidalgo de ABC. Y las hizo en colaboración con la policía. Pero en las fotos sólo se me ve que estoy allí con una cámara de fotos.

¿Crees que las detenciones tuya y de Adolfo Luján han tenido la intención de ejemplarizar o servir de advertencia para aquellos que informan sobre estas cuestiones?

Yo creo que un poco sí. Nos tocó a nosotros, pero le podía haber ocurrido a cualquier otro. Muchas veces ha habido cargas contra gente de prensa. A un compañero de Iruña le piden incluso 6 años de cárcel cuando es a él a quien le agrede la policía en una manifestación. Delegación de Gobierno llevaba un tiempo queriendo quitarse a periodistas que les eran molestos. Porque ya tienen medios afines como es son ABC, La Razón, El Mundo o El País.

Alguno de estos medios, antes de tu detención, habían publicado informaciones que construían una imagen de ti como manifestante o como “radical de izquierdas”, en lugar de como periodista, en manifestaciones o escraches. Hasta el momento, ¿habías notado algún tipo de fijación o acoso hacia ti en estos actos?

Me habían pegado varias veces ya. Y en el escrache de la PAH en el domicilio de Jesús Posada, por entonces Presidente del Congreso, el 12 de abril de 2013, yo llevaba un brazalete del Col·legi de Periodistes de Catalunya porque había estado allí trabajando. La policía dijo que era falso, pero en el periódico tienen las facturas de cuando hemos estado trabajando allí. Y cuando llamamos para pedir explicaciones nos dijeron que sólo sirve para Catalunya, que fuera de allí ellos no se hacen responsables. Eso es cierto. Pero también es cierto que el brazalete no es falsificado, es dado por el Col·legi de Periodistes. Por eso, cuando el jefe de policía me arrancó el brazalete y se fue con él, yo salí detrás para reclamarlo. Porque si luego me obligan a identificarme, yo estoy obligado a hacerlo. Y lo único que hice fue pedirle que me devolviese el brazalete. En ese momento un fotógrafo de El Mundo hizo una foto que recortaron a la hora de publicarse y donde no se ve el brazalete por ninguna parte.

¿Cómo crees que se puede construir un proceso contra ti con las pruebas que se presentan y con una pena de dos años de cárcel?

El caso es que se construye. Yo me imagino que aunque ellos sepan que no llegará muy lejos, la gente ya coge miedo. Porque tener que ir detenido y acudir a un juicio no es un plato de buen gusto. Y más si te piden dos años de cárcel. Yo como no tengo antecedentes, no llegaría a entrar, pero es algo que ya te limita tu trabajo. Porque piensas que sin haber hecho nada ya me pasa esto, si mañana tengo que cubrir otra manifestación tendría que poner tres veces más de cuidado o cortarme para que no me vuelvan a acusar de otra cosa y me busquen un pleito grande.

Si finalmente eres declarado inocente de las acusaciones ¿qué lectura se puede hacer sobre todo este proceso?

El proceso creo que tiene que servir para que la sociedad vea que un Gobierno no puede montar un Estado Policial cuando las cosas no le son favorables. Cuando está haciendo unas políticas que van contra la mayoría del interés de los ciudadanos y hay medios que informan de ello, no pueden sacarse de la manga una Ley Mordaza para impedir las manifestaciones, las paradas de los desahucios, los escraches… Esto son cosas que tienen más que ver con dictaduras militares que con estados de derecho constitucionales. La lectura que se debería de hacer es, sobre todo, por parte de los medios de comunicación. Su función debería de ser, además de informar, la de ser críticos con el poder, contar las cosas como son, guste o no guste.

¿Existe algún tipo de unidad u organización entre los periodistas de medios alternativos o freelance para concienciar a la opinión pública y apoyarse en casos como en el tuyo?

Después de estas detenciones de Adolfo y mía, se montó una plataforma por la libertad de información, pero no acabó de funcionar del todo. Y la verdad es que no hay mucha unidad. Cada uno hace su trabajo a su manera y para el medio de comunicación que sea, pero siempre hay rencillas que impiden una unión para defender estos intereses.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

2

  • |
    Pablo l
    |
    Sáb, 01/16/2016 - 11:04
    Animo Raúl!
  • | |
    Vie, 01/15/2016 - 22:45
    Si has vivido en una dictadura no tienes ningún problema en reconocer que la infiltración por parte de la policía en una manifestación para provocar actos violentos de los que otros ciudadanos serán acusados, es una prueba clara de que de hecho estás en una dictadura.