El Supremo anula cinco condenas de los jóvenes acusados de militar en Segi

El Tribunal Supremo ha absuelto a Xabat Moran, Bergoi Madernaz, Marina Sagastizabal, Aiala Zaldibar e Igarki Robles. También ha rebajado a dos años de cárcel la condena a Ainhoa Villaverde e Ibon Esteban. Ambos saldrán de prisión en las próximas semanas.

24/11/15 · 15:46
Manifestación en Gasteiz el 17 de mayo de este año. / Aske Gunea

El Tribunal Supremo ha modificado las siete condenas a prisión dictadas por la Audiencia Nacional el pasado mes de mayo y, de esta manera, ha anulado cinco de las penas y ha rebajado las restantes de seis a dos años de cárcel.

Los cinco jóvenes ahora absueltos por el Supremo abandonaron la cárcel el pasado 4 de noviembre. En el caso de Ainhoa Villaverde e Ibon Esteban, cumplirán los dos años de pena impuesta a lo largo de las próximas semanas, por lo que se espera su próxima excarcelación. Al menos en el caso de Ibon Esteban, la familia da por seguro que pasará las Navidades en la Rotxapea.

#28akereLIBRE

Este ha sido uno de los hashtags más populares de los últimos años en Euskal Herria. Se refería al juicio en la Audiencia Nacional al que se enfrentaron 28 jóvenes entre septiembre y diciembre de 2014. Finalmente, 21 resultaron absueltas y siete condenadas por el tribunal especial, de las cuales al final solo dos han sido condenadas por el Tribunal Supremo.

Se les acusaba de ser miembros de Segi, organización juvenil independentista que había sido ilegalizada bajo la teoría del "todo es ETA". Por lo tanto, las imputaciones eran de pertenencia a banda armada, aunque no se presentaran contra ellos acusaciones concretas por haber cometido ningún tipo de acto violento. El delito que se les achacaba, como quedó demostrado en el juicio, era realizar labores exclusivamente políticas, como organizar actos y movilizaciones, participar en colectivos juveniles, colocar propaganda…

Les pidieron seis años de prisión, y siete fueron condenadas y encarceladas con esa pena, tras ser detenidos en mayo de este año. Los jóvenes ya fueron encarcelados tras sus arrestos en los años 2010 y 2011. La mayoría denunció haber sufrido torturas y malos tratos a manos de policías que buscaban sus autoinculpaciones.

Las 40 anteriores, también absueltas

El proceso contra estas 28 militantes del movimiento juvenil fue continuación de un sumario anterior en el que fueron imputados otras 40, que también pasaron por la incomunicación, denunciaron torturas y fueron encarcelados. En este caso, las 40 fueron absueltos por la Audiencia Nacional.

De esta forma, con una cifra inicial de 68 imputadas, las dos grandes operaciones contra el movimiento juvenil vasco se han saldado con dos personas condenadas a dos años de prisión.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Boletín