Prosegur ofrece un servicio de 'seguridad' para situaciones de "conflictividad social"

La empresa hace llegar a miles de clientes –mediante un correo electrónico– notificaciones de manifestaciones, concentraciones y presentaciones. En los avisos se hace constar la participación de representantes políticos y el riesgo o no de que se produzcan incidentes

, La Directa
11/11/15 · 12:23
Este aviso de seguridad de Prosegur fue reenviado a todos los comerciales de la empresa.

Fuentes jurídicas aseguran que la iniciativa podría colisionar con derechos fundamentales, ya que se señala a colectivos por ejercer el derecho a la libre expresión

La multinacional de la seguridad privada más implantada en el territorio del Estado español, Prosegur, amplía su área de negocio. Hasta ahora era líder en furgones blindados y guardas de seguridad; ahora también se dedicará a alertar a su clientela de las actividades políticas, sociales y culturales que se desarrollan en todo el Estado español. Mediante una lista de distribución llamada Proyecto de Avisos de Seguridad Prosegur, los agentes comerciales de la sociedad –presidida por la multimillonaria empresaria Helena Revoredo– están haciendo llegar a miles de instituciones, empresas y centros comerciales notificaciones con el encabezamiento "Aviso de Seguridad ". Clasifican estas alarmas según la fecha, la tipología y el ámbito territorial, y han creado un aviso específico para convocatorias reivindicativas agrupadas bajo la etiqueta "conflictividad social".

A modo de ejemplo, el pasado 27 de octubre, Prosegur difundió una remesa de avisos que alertaba de un acto convocado por la plataforma Libre-Madrid cuatro días más tarde en la Puerta del Sol. En la notificación incorporaban una copia del cartel y todo un listado de actos vinculados que la misma plataforma que debían celebrarse en la Facultad de Filosofía y Letras de la Univerdad Autónoma de Madrid, en el CSOJ Atalaya y en un local sin determinar del calle Carretas de la capital madrileña. Además, se destacaba la participación de partidos políticos en las convocatorias y, en relación a esto, se decía textualmente: "Tendrán el apoyo de representantes de Amaiur, Esquerra Republicana de Catalunya, Bloque Nacionalista Galego e Izquierda Castellana, entre otros".

"No deje de compartir esta información con los clientes"

En el mismo documento, se hacía una previsión de asistencia y de posibles incidentes: "No se descartan posibles aglomeraciones, aunque menores, ya que anteriormente se han congregado al menos un centenar de personas en actos de protesta organizados por este colectivo. Además, y pudiendo con ello incrementar el número de asistentes, el colectivo está organizando traslados en autobuses desde el País Vasco ". Asimismo, añadían: "No se espera que se produzcan incidentes, tanto por la limitada afluencia, como por antecedentes anteriores". El aviso de seguridad de Prosegur fue reenviado a todos los comerciales de la empresa incorporando una frase de intencionalidad claramente de marketing: "Por favor, no deje de compartir esta información con los clientes a los que pueda afectar esta situación, así como ofrecerles apoyo desde Prosegur para minimizar el impacto, si se ven afectados".

 

La empresa podría estar ante una vulneración de la Ley de Protección de Datos por el tipo de almacenamiento y clasificación de la información vinculada a actividades políticas legales

Fuentes jurídicas consultadas por La Directa aseguran que la iniciativa empresarial podría colisionar con derechos fundamentales, como se señala a colectivos concretos por el solo hecho de ejercer el derecho a la libre expresión, reunión y manifestación. En este sentido, también se preguntan qué tipo de almacenamiento y clasificación de la información vinculada a actividades políticas legales está haciendo la empresa, ya que podríamos estar ante una vulneración de la Ley de Protección de Datos.

Prosegur Compañia de Seguridad SA, es un negocio familiar que preside Helena Revoredo, viuda del empresario argentino Herberto Gut, fundador de la compañía en 1976. Gut llegó a Catalunya tras recibir un encargo de la poderosa familia Juncadella, pieza clave de la oligarquía catalana que controló buena parte del negocio de Grand Tibidabo. Los Juncadella van emparejarse con los apellidos Burés y Salisachs, otras dos familias que, desde el monopoly de la industria textil, se convirtieron en poderes fácticos de la Catalunya del siglo XX. Revoredo, según un ranking de multimillonarios elaborado por Bloomberg, cuenta con una fortuna estimada en 1.500 millones de euros. Con sus 4.200 furgones blindados, traslada la mayoría del dinero en metálico que circulan entre la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, el Banco de España, las entidades bancarias y las oficinas y cajeros automáticos. Es consejera del Banco Popular y de Mediaset (Telecinco).

Artículo publicado originariamente en La Directa.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

2

  • |
    pascual alles perez
    |
    12/11/2015 - 10:15pm
    Ya nos hemos acostumbrado a este tipo de ignorancia, y no deberia ser asi, habria que corregirlos cada vez que alguien en un articulillo, nos trate de forma despectiva, o lo dicho, ignorando la categoria profesional reconocida por el ministerio del interior, desde hace muchos años.
  • |
    Un Vigilante de Seguridad
    |
    12/11/2015 - 9:32am
    Buenos dias/tardes o noches. Estimado señor he leido al completo su artículo y me resultado de gran interés, vierte en él gran cantidad de datos muy útiles y precisos incluso dobre la fortuna personal de una persona física. Pero a la hora de dirigirse a los VIGILANTES DE SEGURIDAD como "guardas de seguridad" me ha dejado patidifuso dado que da muchos detalles actuales pero emplea un término extinguido legalmente desde el año 1992, por favor infórmese mejor a este respecto. Llevo siendo Vigilante de seguridad desde hace más de seis años y estoy harto de que se utilice esa expresión no reconocida legalmente y utilizada en el habla popular de forma despectiva generalmente. Sin otro particular, un saludo.