Detenciones por terrorismo islámico
"Todas aquellas cajas, salvo un portátil y un Corán, no contenían nada"

Hablamos con Mustafá y Alí Mouhou, el hermano y el padre de Said, una de las dos personas detenidas el pasado martes en Cornellà de Llobregat por orden de la Audiencia Nacional española, acusadas de formar parte del aparato de reclutamiento de Estado Islámico.

09/11/15 · 15:39
La calle Joan Arús y Borrás, del barrio de San Ildefonso de Cornellá de Llobregat, donde tuvieron lugar las detenciones la semana pasada. / Paulina Flores

El martes 3 de noviembre, la Guardia Civil entró a varios domicilios del barrio de San Ildefonso de Cornellá de Llobregat, llevó a cabo varios registros y dos detenciones, y se llevó a una tercera persona para interrogarla. Según fuentes del cuerpo policial, estos registros y detenciones se efectuaron por orden de la Audiencia Nacional y bajo la acusación de los dos detenidos de presunta vinculación al "aparato de reclutamiento y adoctrinamiento de Estado Islámico". Durante toda la mañana, el barrio no sólo fue tomado por parte de agentes de la Guardia Civil, sino por todo un despliegue de medios de comunicación, que trasladaron todos los detalles de la operación casi en directo. Por último, se decretó prisión preventiva para una de las dos personas detenidas tras declarar ante el juez Santiago Pedraz. La Directa ha hablado con Mustafá y Alí Mouhou, el hermano y el padre de Said, una de las dos personas detenidas esa mañana y que actualmente está en régimen de prisión preventiva.

El 3 de noviembre, la Guardia Civil detuvo el Said en Cornellà de Llobregat. ¿Cómo vivisteis ese momento?

Mustafá: Yo lo viví bastante mal. A las 6 de la mañana, estaba esperando que llegara mi hermano en el trabajo. Trabajamos juntos como torneros en el barrio de Almeda. Yo cerré y vi que mi hermano no había llegado. Al principio, pensé que llegaba tarde y bastante. Sin embargo, pocos minutos después, me sonó el móvil. Era la mujer de mi hermano, estaba muy nerviosa y me decía que tenía que ir rápidamente a casa, no me quiso decir qué pasaba. Cuando llegué a casa, me encontré este percal. Me pidieron que me hiciera cargo de los niños de mi hermano. Yo hacía preguntas y nadie me decía nada

¿Qué motivos crees que tiene la Guardia Civil para detener el Said?

Mustafá: No puedo creer que haya ningún motivo real para detener mi hermano. Él es un chico tranquilo, muy casero. Su rutina es ir a trabajar, ir a la mezquita y volver a casa. Todo esto que ha salido en la televisión no entra en mi cabeza. Es sencillamente imposible. Eso que dicen que iba a la mezquita sí es verdad. Él va a la mezquita a menudo, hace sus oraciones y vuelve a casa.

Junto con los agentes de la Guardia Civil, llegaron una gran cantidad de cámaras de televisión y periodistas en el barrio. ¿Cómo percibe el tratamiento mediático que han recibido las detenciones en San Ildefonso? ¿Cree que la cobertura ha sido equilibrada?

Mustafá: Yo cogí a mis sobrinos y me fui, pero mi padre sí que tuvo que hablar con los medios. Cuando llegué a mi casa con mis sobrinos, vi toda la información que salía en Antena 3 y llamé a mi padre para pedirle que hablara con los medios y que detuvieran todas aquellas mentiras sobre la vinculación de Said con el Daesh ( Estado Islámico).

"Lo que han hecho los medios de comunicación con las detenciones ha sido montar una película y poco más; una película donde se ataca los amazighs y otros musulmanes que vivimos aquí"
Alí: Lo que han hecho los medios de comunicación con las detenciones ha sido montar una película y poco más; una película donde se ataca los amazighs y otros musulmanes que vivimos aquí. En todas partes vamos a las mezquitas, hacemos nuestras oraciones y hacemos nuestra vida normal como cualquier otra persona. Ahora, después de eso, ya pueden decir que, aquí, en Cornellà, ha pasado algo. Mi hijo siempre ha vivido en casa con nosotros hasta hace poco más de dos meses. Estamos hablando de un chico muy tranquilo. Nunca hemos tenido internet en casa y donde vivía ahora tampoco tenía.

No tiene conexión a Internet en casa? Al Said se le acusa de tener y difundir material yihadista por las redes sociales ...

Alí: Nunca hemos tenido internet en casa. No tenemos ni conexión ni nada. Lo único que hace el Said es cargar el móvil con tarjeta de prepago de cinco euros para que podamos hablar por WhatsApp. En la familia, hablamos mucho por el grupo de WhatsApp que tenemos. Todo lo dicho es mentira.

Pero, durante el registro, la Guardia Civil dijo que se había llevado material informático y se vieron salir muchas cajas de los domicilios de la calle Llobregat y la calle Arús y Borràs.

Alí: Es todo mentira. El Said tenía un portátil de segunda mano comprado recientemente sin conexión a internet y sólo tenía videojuegos instalados para niños pequeños.

Durante las detenciones, hubo algunas vecinas que profirieron insultos y gritos racistas contra los detenidos. ¿Hay un problema de racismo en el barrio de San Ildefonso?

Mustafá: Sí es cierto que hubo vecinos que llamaron y nos insultaron durante las detenciones. Yo, personalmente, nunca he tenido ningún problema con los vecinos, pero, en San Ildefonso, sí hay gente racista. Hay gente de todo tipo en todas partes.

"Fíjate en las imágenes, cuando los agentes cogen las cajas, no parece que sean muy pesadas. No entendemos por qué sacaron tantas"
Alí: Había gente gritando y diciendo palabrotas. El problema es que, cuando la policía actúa, aunque no haya motivos, mucha gente se cree que la persona detenida es culpable. Durante el registro, se vieron salir muchas cajas de cartón de los pisos. Puedo decir que todas aquellas cajas, salvo un portátil pequeño de segunda mano y un Corán como el que tenemos todos los musulmanes en casa, no contenían nada. Estamos hablando de libros como los que hay allí (señala un estante con libros). A pesar de todo, sacaron hasta cinco cajas que no contenían nada. Algunas cajas incluso tenían ropa de mis nietos. El otro asunto es el hecho de que tardaron cuatro horas en registrar el piso. Los pisos de San Ildefonso son muy pequeños. Algunos agentes esperaron a que llegaran los medios de comunicación para cargar las cajas en los coches.

Mustafá: Fíjate en las imágenes, cuando los agentes cogen las cajas, no parece que sean muy pesadas. Los libros y el portátil que se supone que son las presuntas pruebas contra mi hermano se pueden meter, de sobra, en una sola caja. No entendemos por qué sacaron tantas.

¿Ha recibido apoyo por parte del vecindario?

Alí: Una de las vecinas de Said fue preguntada por los medios y ella dijo lo que sabía. Que Said y las demás personas que viven allí son personas muy tranquilas y que entran y salen de casa como toda la gente que vive allí.

"Hay mucha gente del barrio y otros familiares que nos conocen y nos están llamando para darnos apoyo".

¿Hay presencia del islamismo radical en la comunidad musulmana de San Ildefonso?

Alí: Yo vivo en Cornellà desde el año 1997 y nunca he tenido constancia de ello. Nosotros vamos a la mezquita como todo el mundo y rezamos como todos. Vivimos en uno de los barrios donde hay más presencia policial de Cornellà. Hay Policía Nacional, aquí cerca está la comisaría. También tenemos los Mossos y su comisaría y, además, la Guardia Urbana ... y ninguno de ellos ha tenido nunca ningún problema con Said y no saben nada de él. Y ahora, ¿tiene que venir la Guardia Civil y montar una película aquí?

Noticia publicada en La Directa.

Tags relacionados: Catalunya Cornellà Estado Islámico
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto