Polémica en el Consistorio
El Ayuntamiento niega que se vaya a reunir con los ultras del Hogar Social Madrid

La cuenta de Hogar Social Madrid ha publicado una foto en la que la alcaldesa da cita a su portavoz, pero el Ayuntamiento ha comunicado que no se dejará pasar a nadie "que puedan ser identificadas como pertenecientes al Hogar Social Madrid".

05/11/15 · 17:42

La chica con la esvástica tatuada en el tobillo. Podría ser el título de una novela de la saga Millenium, pero se trata de Melisa G., la portavoz del Hogar Social Madrid, un colectivo de ideología fascista que se ha instalado hasta ahora en tres inmuebles para llevar a cabo acciones de propaganda de carácter social, a imagen y semejanza de la romana Casa Pound, referente de la extrema derecha italiana.

Una foto lanzada desde la cuenta del Hogar Social con el sello de registro del ayuntamiento indica que la reunión, en teoría, va a tener lugar el 26 de noviembre a las 15:30. A las 16:00, Melisa G. anunciaba en su cuenta de Twitter que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha accedido a reunirse con miembros del Hogar Social Madrid, que habían hecho acto de presencia en el vestíbulo del Ayuntamiento de Madrid y habían amenazado con no reunirse con ellos hasta que Carmena les atendiese.

Las 25 personas, "la mayor parte de ellas de edad muy avanzada y con aspecto similar al de personas sin hogar", según el Ayuntamiento, han reclamado una reunión que el equipo de Carmena había cancelado previamente "dado que los servicios sociales municipales intervinieron ya con esas personas para buscar alternativas de apoyo social".

Desde el Ayuntamiento niegan que, aunque se haya expedido el volante confirmando la reunión a nombre de Melisa G., se vaya a producir un encuentro con "aquellas personas que puedan ser identificadas como pertenecientes al Hogar Social Madrid o a grupos similares" y se anuncia que "el día de la entrevista no se permitirá la entrada a aquellas personas que puedan ser identificadas" con este grupo.

Asimismo, el Gobierno municipal asegura "que conoce perfectamente la actividad del colectivo que se ha personado esta mañana en Cibeles y que ninguna institución democrática se relaciona en términos de reconocimiento con colectivos que vulneren los derechos humanos y atenten contra la dignidad de las personas".

Desde el Ayuntamiento, el concejal de Participación, Pablo Soto, insiste en que la alcaldesa "no se va a reunir con nazis" y ha accedido a encontrarse con las personas en situación de calle a las que se está atendiendo en el HSM, que sólo acepta dar ayuda a autóctonos.

Para Soto, se trata de casos de personas "que están además siendo posiblemente instrumentalizadas por una banda xenófoba, lo que viene a probar su situación de vulnerabilidad".

La posible reunión ha sido muy criticada por distintos colectivos a través de las redes sociales. El Patio Maravillas, la Asamblea de Vivienda de Madrid o No Somos Delito han apoyado la etiqueta #ManuelaNoTeReúnasConNazis para impedir que se produzca el encuentro con el grupo que dirige el Hogar Social Madrid.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto