Iraitz Salegi
periodista de Topatu acusada de enaltecimiento del terrorismo
"La única sentencia que aceptaremos será la absolución"

La joven periodista vasca ha sido imputada por la Audiencia Nacional por un supuesto delito de apología al terrorismo y se enfrenta a una pena de 18 meses de prisión.

24/03/15 · 11:19

Más de 7.000 jóvenes se dieron cita los días 29, 30 y 31 de marzo de 2013 en el festival Gazte Danbada para celebrar el nacimiento de Ernai, una organización juvenil del independentismo vasco. Dos años después, la periodista del portal informativo Topatu.info será juzgada en el alto tribunal por cubrir este acto. Iraitz Salegui, una de las acusadas, habla con Diagonal sobre el caso.

¿Alguna vez imaginaste que serías imputada por el simple hecho de difundir información en el ejercicio de la profesión periodística?

Hasta que te pasa no te lo imaginas, pero luego te pones a pensar y... Recuerdo que cuando recibí la noticia no me sorprendió nada. Es una pena que reaccionemos así pero, ¿qué nos podemos esperar de un sistema judicial que ha cerrado con total impunidad varios medios de comunicación de Euskal Herria, y que ha detenido y encarcelado periodistas? El nuestro es un claro caso de censura y represión. Es un ataque a la libertad de prensa y de información, y un ataque al derecho que todas las ciudadanas tenemos a estar informadas.

¿Qué os llevó como periodistas a cubrir el festival Gazte Danbada de 2013?

La Gazte Danbada fue un festival organizado por Ernai, la organización juvenil de la izquierda abertzale. Ernai fue el motor, pero todo el movimiento juvenil se implicó muchísimo en esos días. Se llevaron a cabo decenas de talleres, desde la autodefensa feminista y pantojismo, hasta cómo hacer conservas o cómo montar una radio. También hubo un montón de charlas: sobre la hegemonía, internacionalismo, economía social y solidaria, reciclaje... Incluso se ofreció un espacio importante para el ocio y que albergó conciertos como los de The Toy Dolls, South Central o Bongo Botrako. Creo que para un medio de comunicación como el nuestro, que da voz sobretodo al movimiento juvenil, tiene el suficiente interés informativo el que 7.000 jóvenes se reúnan durante tres días para tomar parte en todas esas actividades.

En el festival Gazte Danbada de 2013 se encontraban numerosos medios de comunicación como ABC o GARA cubriendo los actos, pero las imputaciones se han centrado en Nekane, Izaro Zinkunegi y en ti. ¿A qué crees que se debe esto? ¿Por qué a vosotras?

La lectura que hacemos es que todo esto no se debe a una casualidad. Durante los tres días que duró el festival nosotras informamos de todo lo que ocurría en Orduña, de los temas que se trabajaron el los talleres y en las charlas, del ambiente que había en los conciertos o en el lugar de acampada... Es decir, informamos sobre las ganas y la ambición que tiene la juventud de cambiar el panorama político y social que vivimos. Diría que mi imputación se debe a que a algunas no les gustó la imagen que transmitimos durante el festival.

La Audiencia Nacional también ha imputado a siete participantes de aquel acto por apología al terrorismo. ¿Cómo es posible que recaiga la misma pena sobre el supuesto infractor que sobre el periodista que cubre y difunde la acción en sí?

Cuando declaramos ante el juez Eloy Velasco le explicamos que eramos periodistas y que cubriendo ese acto público, que estábamos haciendo nuestro trabajo como cualquiera periodista de otro medio. En un auto de 30 hojas sólo me nombran en cuatro líneas, y no concretan que soy periodista, dicen que somos una "plataforma afín". Las mismas palabras que utilizó ABC para señalarnos con el dedo. Me gustaría preguntarles afín a qué o a quién. Que me expliquen las razones por la cuales no nos tratan como un medio de comunicación. Parece ser que alguien tiene el derecho de decidir quien es periodista y quien no, a quien le dan en derecho a informar y a quien se lo deniegan. Es un modo claro de censurar lo que no quieren que se cuente. Yo podría decir que ABC es una plataforma afín al PP, y que también es su responsabilidad la masacre que está haciendo la Guardia Civil en Melilla, ya que me puede parecer que en algunos artículos justifican la violencia que ejercen las policías. Podría decirlo, pero no pienso así. Puede ser responsable de alimentar una forma de pensar en la sociedad, pero al mensajero no se le puede acusar de un delito, ya que somos los medios de comunicación quienes garantizamos el derecho a estar informadas que tenemos todas las ciudadanas. Ese derecho estará cumplido cuando se reconozca y se respete la labor de todos los medios de comunicación, no sólo de los que rondan en torno al poder. También podemos traerlo a nuestro caso. Los cuatro vídeos del acto político que publicamos y que la Audiencia Nacional censuró no sólo los difundimos nosotras. Varios medios también lo hicieron, y seguramente mucho más que nosotras, ya que tienen un público más amplio.

La represión contra los medios de comunicación alternativos se encuentra en auge, y no se espera que mengue precisamente con la futura aprobación de la Ley Mordaza y la reforma del Código Penal. ¿Crees que se está intentando legitimar y legalizar esta represión contra aquellos periodistas más molestos para el Estado español?

Está claro. La Ley Mordaza sistematizará la represión que sufrimos las periodistas de medios alternativos. Hasta ahora han intentado maquillar esa represión mediante supuestos delitos de otro tipo. Ahora no les hará falta ni el maquillaje, tendrán vía libre a todo. Mediante esa ley vulnerarán el derecho que tenemos todas las ciudadanas a manifestarnos, y por si eso fuera poco, también pretenden que las periodistas nos convirtamos en delincuentes por el simple hecho de informar sobre unos hechos. Uno de los objetivos más evidentes que tienen a través de esta ley es contar sólo una versión de lo ocurrido, para que sólo se cuente la historia que les interesa. Esa historia que va cogida de la mano del poder. La historia que nunca tendrá como protagonistas a las ciudadanas.

Por la experiencia vivida y conocida, y por la realidad tangible en Euskal Herria, ¿podríamos afirmar que este tipo de imputaciones se realizan más contra la prensa vasca que contra la del resto del Estado español? ¿Por qué crees que la acusación más repetida consiste en el enaltecimiento del terrorismo?

Con la escusa del conflicto político se han cometido barbaridades contra la prensa vasca. Se han cerrado medios de comunicación y se han arrestado, torturado y encarcelado a periodistas por hacer su trabajo. En el Estado español también sufren represión los medios y periodistas que cuestionan al poder, pero diría que a causa del conflicto político en Euskal Herria algunas tienen especial interés en contar la historia de vencedoras y vencidas. Para ello, tienen que silenciar el trabajo que está haciendo una gran parte de la sociedad vasca en la resolución del conflicto y en la construcción de alternativas sociales y políticas. Y la manera más directa de conseguir ese objetivo es ejercer la censura en los medios que damos voz, entre otras, a esa gente.

Más de 400 periodistas y cerca de 80 medios de comunicación ya os han mostrado su apoyo firmando vuestro manifiesto titulado 'El periodismo no es delito'. ¿Esperabais esta solidaridad y este apoyo masivo?

La verdad es que la campaña a tenido una respuesta magnífica. Esta vez se ha centrado en mi caso, pero el objetivo es articular y organizar nuestro sector para poder responder colectivamente a casos como el mío. Sólo luchando conjuntamente conseguiremos que se respete el derecho a informar y a ser informados libremente. Estamos hartas de tener que justificar nuestro trabajo cuando estamos cubriendo periodísticamente actos en la calle, e incluso delante de una jueza.

¿Tenéis pensado llevar a cabo algún tipo de movilización o de actividad a nivel estatal para visibilizar el caso antes del juicio?

La verdad es que hasta ahora nos hemos centrado en difundir la campaña en Euskal Herria. Poco a poco intentaremos dar a conocer y denunciar el caso en otras naciones y en el Estado español. Todavía no tenemos nada decidido, pero queremos definir los siguientes pasos a dar con las más de 400 periodistas que han firmado el manifiesto.

El 28 y 29 de mayo se celebra en la Audiencia Nacional el juicio por el supuesto delito de apología al terrorismo y te enfrentas a 18 meses de prisión. ¿Qué expectativas tienes ante el proceso?

La única sentencia que aceptaremos será la absolución. Iré tranquila, ya que no tengo motivos para no estarlo. A la vez, sé que en la Audiencia Nacional no todo es tan democrático como mucha gente cree. Haré defensa de mi trabajo, contaré lo mismo que le conté a Velasco. Espero que esta vez tengan en cuenta que soy periodista y que, como tal, tengo derecho a informar libremente. Aunque parezca mentira, ésa será mi defensa.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador