El 26 de marzo se producirá su aprobación definitiva
La Ley Mordaza, aprobada en el Senado

La Ley de Seguridad Ciudadana se ha aprobado hoy en la Cámara Alta, un día después de la reforma del Código Penal, gracias a la mayoría absoluta del PP.

12/03/15 · 14:31

Después de cinco horas de debate, y con los únicos votos del Partido Popular, la Ley de Seguridad Ciudadana ha sido aprobada esta tarde en el Senado. Es el penúltimo paso antes de su aprobación definitiva en el Congreso de los Diputados, prevista para el día 26 de marzo. Además, la aprobación de esta norma en la Cámara Alta se produce un día después de la votación y aprobación de la reforma del Código Penal también con los únicos votos del PP.

Según apunta la plataforma No Somos Delito, “tanto la Ley Mordaza como la reforma del Código Penal cuentan con el rechazo en bloque de la oposición, los movimientos sociales y los organismos internacionales”. De hecho, en los últimos meses cinco relatores de la ONU han pedido al Gobierno la retirada de estas normas por “atentar contra los derechos fundamentales”.

Sin embargo, según denuncia en un comunicado esta plataforma ciudadana que lucha contra la aprobación de las normativas, teniendo en cuenta las detenciones y aumento de la represión que están teniendo lugar en las últimas semanas, “estas leyes que suponen una cortapisa para la protesta social ya se están aplicando antes de ser aprobadas”.

Desde No Somos Delito hacen referencia a varios casos que pueden ser una muestra de unas prácticas que se extenderán tras la aprobación de estas normativas denunciadas como liberticidas.
 

Ataques a la prensa

El periodista Jaime Alekos fue detenido el pasado 27 de febrero mientras cubría el desalojo por parte del Ayuntamiento de Madrid de la familia Gracia González de su vivienda, en la calle de Ofelia Nieto, 29, después de una lucha que se ha extendido durante más de un año. Alekos, que ha cubierto como periodista la lucha que durante más de un año y medio logró evitar el desalojo y derribo de la vivienda, fue detenido junto con seis activistas que intentaban evitar el desalojo y ha sido acusado también de resistencia, desobediencia y atentado contra la autoridad, un delito penado con entre dos y cuatro años de cárcel. Tanto el periodista como el resto de los detenidos permanecieron privados de libertad durante más de 30 horas.

Por otro lado, la activista y streamer conocida como @Aliwitt ha sido denunciada recientemente por un agente antidisturbios por presunta “vejación injusta” al ver publicada en Twitter una foto suya en la que aparece riéndose durante un desahucio. Con la aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana, grabar a un policía podrá ser multado con hasta 30.000 euros de multa, algo que podrá suponer una grave limitación a la libertad de prensa.

Devoluciones en caliente

La Ley de Seguridad Ciudadana legalizará las devoluciones en caliente, la expulsión inmediata a Marruecos de los migrantes que hayan logrado cruzar la frontera y sean atrapados por la policía. Esta práctica, a pesar de ser ilegal y haber sido denunciada por organizaciones de los derechos humanos y por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, es sin embargo usual, como ha sido acreditado a través de vídeos y fotografías.

“Si situaciones como las devoluciones en caliente se han dado hasta ahora de forma ilegal y con una absoluta impunidad, se pretende ahora dar cuerpo legal a las mismas para evitar las responsabilidades criminales que se puedan derivar de ellas. Todo ello al tiempo que se pretende impedir la difusión e información de los actos y métodos”, explica José Palazón, de la asociación Prodein, que lucha por los derechos de los migrantes en Melilla.

Lucha por el derecho a la vivienda

El desalojo de Ofelia Nieto (Madrid) se saldó con once detenidos (siete personas que se encontraban en el interior de la vivienda y cuatro fuera) y varias cargas policiales contra los activistas que trataban de parar el desalojo sin notificar y el derribo de la vivienda. En las últimas semanas, varios desahucios han sido ejecutados con violencia por los antidisturbios en Madrid. La Ley de Seguridad Ciudadana impondrá graves penas tanto a la resistencia pasiva, por ejemplo la realizada a la hora de impedir pacíficamente el paso a la comisión judicial para evitar un desahucio, o a la “invasión” de establecimientos bancarios como los realizados para negociar la paralización de un desahucio. No Somos Delito denuncia que en los últimos tiempos está aumentando el número de detenidos en actos pacíficos de vivienda, y cita el último caso, producido el 10 de febrero, por el que 19 personas fueron detenidas y acusadas de un delito contra las instituciones del Estado por protestar pacíficamente en un pleno contra los desahucios.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    Gorgi
    |
    20/03/2015 - 5:47am
    Democracia y libertad .....Autocracia ie peligrosa es pura reprecion..