Exigen medidas contra la aporofobia
Agresiones racistas y muertes por frío en Valencia

Colectivos sociales recuerdan las tres muertes en València por frío de personas sin hogar y exigen respuestas a la Administración ante las agresiones xenófobas y racistas.

19/02/15 · 2:46

Un centenar de personas se concentraron en la tarde del miércoles en la plaza del Ayuntamiento de València para condenar los delitos de odio contra las personas sin hogar. Bajo el lema 'No más muertes por frío y Aporofobia –repugnancia u hostilidad ante la pobreza o los pobres– en la ciudad de Valencia', los asistentes leyeron un comunicado donde exigían más medios para combatir las agresiones a los ciudadanos más vulnerables, así como la puesta en marcha inmediata de planes de emergencia para los meses de invierno que acabe con la muerte de más ciudadanos.

En el último mes tres personas han fallecido por frío y otras dos han sufrido agresiones en el área metropolitana de València. Ana Fornés, la portavoz de València Acoge, en declaraciones a Diagonal carga contra el tratamiento indigno y la falta de sensibilidad de la administración al no existir una respuesta firme. “Exigimos que hay responsabilidades políticas que están sobre la mesa”, añade. En este sentido, Fornés demanda: “No podemos permitir que en la ciudad haya gente que por falta de voluntad política esté en la calle, porque existen casas vacías”, Además, recuerda que desde su asociación ya se solicitó recursos, como albergues, para las familias de menos recursos.

Por su parte, Ángel Galán, de Movimiento contra la Intolerancia, recuerda que estas personas se encuentran en ambientes de marginación absoluta, contextos en los que la chispa del odio se origina muy fácilmente y agrega que esto sólo es la punta del iceberg: “Precisamente por su condición de sin hogar la mayoría no denuncia las agresiones al encontrarse completamente desamparados”.

La concentración fue convocada por la Mesa d’Entitats de Solidaritat amb els Immigrants, Movimiento contra la Intolerancia, la Associació de Veïns i Amics de la Malva, la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal.

Tres muertes evitables

La primera muerte se produjo durante el mes de enero, cuando Lukas R., ciudadano polaco, perecía por el abandono institucional y la falta de sensibilidad social ante la problemática del sinhogarismo. El miércoles día 4 de febrero moría Santiago Luján de una neumonía en un cajero como consecuencia del frío y de la pobreza.

La madrugada del 5 de febrero en el Cabanyal moría también por la misma situación, Julio Martínez Giménez, auxiliado en sus últimos momentos por José Jiménez quien le prestaba su única silla y una manta.

Precisamente, José, tras su exposición excesiva en medios comunicación --posibilitó la localización de la víctima en el espacio donde solía pernoctar--, sufrió una agresión aporófoba el 11 de febrero, por la cual sigue ingresado en el hospital a día hoy. Pero esta no es la primera agresión contra una persona por el hecho de ser pobre durante este invierno de 2015. El 5 de enero María Ángeles sufrió una situación similar.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto