Racismo institucional
Nueva York sale a la calle ante la impunidad de los homicidios de la policía

Convocan una gran manifestación para mañana en Washington después de que el jurado haya decidido no imputar al policial que estranguló en julio a Eric Garner.

, Nueva York (EE UU)
02/12/14 · 18:11

“Manos arriba, no disparen”, gritaba la multitud con las manos en alto mientras marchaba por las calles de la ciudad de Nueva York, cortando el tráfico con sus pasos por las avenidas principales. El pasado martes 25 de noviembre, personas de todos los colores y edades caminaron más de seis horas en protesta ante la decisión por parte del gran jurado de Missouri de no imputar al policía Darren Wilson, autor de la muerte del joven afroamericano Michael Brown el 9 de agosto en Ferguson. Otras comunidades de Estados Unidos también han salido a la calle para pedir justicia y paz. “Las vidas negras importan”, coreaban los manifestantes al unísono la noche después del veredicto. Las protestas, en las que participaron miles de ciudadanos, acabaron con algunas detenciones.

Ayer, cientos de personas salieron de nuevo a las calles de Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Oakland y otras tantas ciudades, esta vez tras la decisión del jurado de State Island, Nueva York, de no imputar al policía Daniel Pantaleo, quien estranguló en julio, a plena luz del día, a Eric Garner, ciudadano afroamericano de 44 años, cuando intentaba arrestarlo. Durante las movilizaciones de ayer, la policía detuvo a al menos 30 personas.

“Independientemente de lo que decida el jurado, no quiero que la muerte de mi hijo haya sido en vano. Quiero que lleve a un cambio increíble, un cambio positivo, un cambio que haga que la región de St. Louis sea mejor para todos”, pidió el padre de Michael Brown a los ciudadanos días antes del juicio del asesino de su hijo. Éste no es un caso aislado y a muchos manifestantes les recordaba a las protestas de febrero de 2012, en las se pedía justicia para Trayvon Martin, joven de 17 años, también afroamericano, asesinado por el coordinador de vigilancia de la vecindad, George Zimmerman, cuando caminaba por las calles de Sanford, Florida, vestido con un jersey con capucha negra que le tapaba la cabeza. Zimmerman disparó, a pesar de que Martin iba desarmado. El vigilante fue absuelto de los cargos de asesinato en segundo grado. Con protestas en más de cien ciudades de EE UU, los manifestantes pidieron también cambios y daban voz a la discriminación racial que se vive en muchas poblaciones.

Tamir Rice, la última víctima

Desde la muerte de Brown se han registrado 14 casos más de jóvenes muertos a manos de policías, la mitad de ellos negros, según la web The Daily Beast. El caso más reciente fue el del menor Tamir Rice, el pasado 22 de noviembre en Cleveland, Ohio. Rice, de 12 años, fue abatido a balazos por la policía, que confundió su pistola de juguete con una de verdad mientras estaba en la calle. En otras ciudades, como Nueva York, también se han dado este tipo de casos. A Akai Gurley, de 28 años, le disparó la policía mientras subía las escaleras de su casa en Brooklyn.

Según la organización Centro de Justicia Criminal y Juvenil, a finales de los 60, casi cien jóvenes negros menores de 25 años eran abatidos por las fuerzas del orden cada año. En los últimos 40 años, los disparos por parte de la policía a este sector de la población han descendido un 79%. No obstante, según la organización, una cuarta parte de los muertos a manos de policías son menores de 25 años. A pesar de que las cifras han mejorado, el debate sobre la discriminación por parte de los cuerpos policiales sigue abierto. En Ferguson, donde el 67% de la población es afroamericana, tanto el alcalde, James Knowles, como el gobernador del Estado, Jay Nixon, son blancos y sólo tres de los 53 policías son negros.

Estas navidades regalar Diagonal encaja...
 

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto