Delitos de torturas contra menores
Declara un policía nacional por un presunto delito de malos tratos en el CIE de Zapadores

En 2012 cinco menores denunciaron que fueron agredidos sin mediar provocación. Tras la denuncia estos fueron expulsados y la denuncia archivada. Ahora la Audiencia Provincial ha ordenado su reapertura.

04/11/14 · 1:34

La campaña por el cierre de los CIE, CIEs NO se concentró ayer, 3 de noviembre, en la ciudad de la justicia para visibilizar que un policía imputado por presunto delito de lesiones a cinco menores argelinos ha sido llamado a declarar. Durante la declaración, el agente negó los hechos y rechazó responder a la acusación sobre las cinco denuncias de agresión, los informes médicos, y cómo posteriormente se adelantaron las expulsiones.

En 2012, cinco menores argelinos –según relataron– fueron agredidos en su celda por un Policía sin mediar provocación por su parte. Tras la denuncia “las personas sufrieron represalias, situación de acoso, no les daban agua, no les daban jabón, y a los cuatro días fueron deportados”, relata Ana Fornés, portavoz de la campaña. En aquel momento se interpuso un recurso de habeas corpus que fue desestimado por el juzgado de instrucción. Sin embargo, la Audiencia Provincial ordenó posteriormente la reapertura del caso. “Para nosotras es una profunda alegría, si no se hubiera convertido en una historia más de impunidad”, explica Fornés, resaltando la excepcionalidad del caso. En referencia a que normalmente las denuncias se archivan tras la expulsión del interno del país e impide en la mayoría de casos el seguimiento a las personas.

Desde CIEs NO se reclaman que cuando se produzcan denuncias tan graves se paralicen las expulsiones de las víctimas y los testigos hasta que se esclarezcan los hechos. Además, exigen que en este caso no se acabe con la toma de declaraciones a los policías “que luego se pueda tomar declaraciones también a los menores que estaban en aquel momento en el CIE y que fueron víctimas”. Estos ya no se encuentran en territorio nacional pero sí están localizados en Argelia.

En su protesta, la campaña aprovechó para cargar contra el traslado forzoso de los migrantes de Zapadores, y el alejamiento de sus redes de apoyo, al CIE de Aluche o al de Zona Franca de manera cautelar, probablemente por una plaga de chinches que asola el centro desde el verano. Asimismo, recordaron las situaciones de los internos sometidos a privación de libertad, vejaciones o condiciones indignas.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto