Vázquez es la presidenta de la Asociación Ve-Laluz
La activista contra la violencia machista Gloria Vázquez denuncia su detención en A Coruña

Vázquez, conocida por la huelga de hambre que impulsó junto a otras nueve mujeres a finales de 2013, es presidenta de una asociación que denuncia el maltrato judicial e institucional a víctimas de la violencia de género.

30/04/14 · 12:42

inforelacionada

Cuando coge el teléfono, Gloria Vázquez explica a DIAGONAL que esta mañana la Asociación Ve-Laluz, que preside, ha tenido conocimiento de un asesinato machista en A Coruña. Son ya 36 crímenes cometidos en lo que va de año en el Estado español y se produce en Galicia, la segunda Comunidad donde se sobreseen más denuncias de violencia de género. "Son sobreseídas 61 de cada cien denuncias. Si hay salidas [a la violencia de género], díganos dónde", denuncia Vázquez. Gloria Vázquez fue detenida ayer y hoy en rueda de prensa ha explicado que su arresto se produjo "para que se calle", sin embargo ha anunciado que no dejará de denunciar la violencia machista y la falta de salidas para las víctimas, al contrario: "Vamos a actuar con más fuerza. Sabemos hablar y sabemos escribir. Tener mujeres que sepan... eso les complica mucho", explica Vázquez a este periódico.

Ayer por la mañana, alrededor de las 9:30, una patrulla de la Policía la detuvo cuando, como cada día, Vázquez entraba en la oficina de la Asociación Ve-Laluz, a escasos metros de los juzgados de Coruña. Nadie le comunicó por qué estaba detenida hasta dos horas después, cuando, tras haber sido fotografiada y fichada por los agentes, Vázquez compareció ante el juez sin haber tenido tiempo de reunirse con su abogado. El motivo por el que la llamaban: no haberse presentado a una citación, supuestamente emitida por el juzgado. "Pero les salió el tiro por la culata", explica Vázquez, ya que en ningún registro consta que se produjera esa citación, que tiene que ser certificada.

Por su trabajo de acompañamiento y apoyo a víctimas de violencia machista, Vázquez pasa a menudo --"raro es el día que no vamos", comenta-- por las oficinas judiciales y la fiscalía, a acompañar a víctimas y denunciar a maltratadores. "Nunca se notificó nada", explica Vázquez, quien relaciona su detención con las trabas puestas por la administración de justicia a las denunciantes, a quienes no se da salidas y a quienes se cuestiona por sistema. Una práctica de maltrato institucional y judicial que ya dio origen a la huelga de hambre que Vázquez y otras nueve mujeres mantuvieron durante un mes el pasado otoño y que volvieron a retomar en invierno. Junto a ese trabajo en los juzgados y a la denuncia de la situación en la huelga de hambre, que dio lugar a una ola de solidaridad que trascendió al territorio gallego, Ve-Laluz ha seguido trabajando en dar esas salidas que la administración niega, a través de bolsas de trabajo y bancos de alimentos.

"Salí desecha, nunca había pasado esta experiencia", explica esta defensora de los derechos humanos. Además, añade que a partir de ayer la policía tiene sus huellas y fotografías: "Se está normalizando que fichen a una persona normal; ¡a ver cuántos políticos imputados pasan por este trance!". No es la primera vez que se ve acosada por los tribunales. El año pasado, explica, estuvo imputada por revelación de secretos. El juez la acusaba de divulgar un vídeo en el que aparecía el maltrato a un menor, "no le importó el maltrato", denuncia Vázquez, quien ve en la detención de ayer un segundo aviso: "Quieren que me calle", pero no lo va a hacer. Vázquez ha confirmado que la semana que viene estará en Madrid para interponer una denuncia en el Consejo General del Poder Judicial contra la resolución y las medidas que se tomaron para que fuera a declarar: "Con mal trato no hay trato", concluye esta activista, quien dice que llegará hasta el final aunque el proceso dure años. Junto a ella, decenas de asociaciones que apoyan su lucha y la de Ve-Laluz, que seguirá trabajando en la denuncia de la violencia machista.
 

 

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Vázquez, con camiseta negra.
separador

Tienda El Salto