La policía detiene a once personas por los enfrentamientos tras la manifestación del 22M
“Como el juez Dredd: detienen, juzgan y condenan”

Once personas, detenidas bajo el paraguas de una operación con nombre justiciero, se convierten automáticamente en culpables en los medios de comunicación.

04/04/14 · 14:59
La policía carga contra los manifestantes el 22M. / Dani Gago / DISO Press

En la mañana del viernes 4 de abril, once jóvenes eran detenidos en el marco de una operación policial, según la agencia Europa Press, llamada “Puma 70”, en homenaje al grupo de antidisturbios que se quedó aislado durante los altercados entre policías y manifestantes al final de la manifestación del 22M.

El abogado defensor de cuatro de los detenidos, Erlantz Ibarrondo, denuncia en conversación con DIAGONAL la traslación automática de los atestados y comunicados policiales a las agencias informativas y, de ahí, vía directa a las portadas de los principales medios de comunicación. “Se publican las notas de prensa de la Policía como si fueran una verdad absoluta. A los detenidos se los acusa y se los condena en el momento, como si fueran el juez Dredd, el personaje de Silvestre Stallone: detienen, juzgan y condenan, todo al mismo tiempo”.

“Se publican las notas de prensa de la Policía como si fueran una verdad absoluta. Como si fueran el juez Dredd, el personaje de Silvestre Stallone:  detienen, juzgan y condenan, todo al mismo tiempo” Un teléfono rojo entre la Policía y las redacciones que ya había causado estragos en los días posteriores a las marchas del 22 de marzo, cuando numerosos medios publicaron que unos de los detenidos en la manifestación portaba una muleta-estoque. No tardó en saberse que en realidad esa muleta había sido confiscada dos días antes.

“Desórdenes públicos, atentado, lesiones...”, son los cargos que pesan sobre los detenidos. Tres de ellos, señala Ibarrondo, ya tenían una citación previa para acudir al juzgado, una situación que no deja de ser “extraña” para este abogado. “Que los detengan hoy supone que van a pasar a disposición judicial en otro juzgado diferente al que lleva el caso por lo que prestarán declaración ante el juzgado que no sabe nada sobre el asunto. Luego ese juzgado se va a tener que inhibir en favor del juzgado nº30, que es el que lleva las actuaciones. Todo esto llevaría a complicarlo aún más cuando ya estaban citados a declarar. Lo emponzoña todo más, van a declarar delante de un juez que no tiene conocimiento cuando el otro juez está ilustrado en el tema".

¿Vendetta?

Los miembros del grupo de antidisturbios Puma 70, que quedaron descolgados entre los manifestantes y pusieron muchos de los agentes heridos la noche del 22 de marzo, también fueron protagonistas de una manifestación el 26 de marzo frente a la comisaría de Moratalaz, donde pidieron una depuración de responsabilidades a los altos cargos por, según denuncian, haberlos dejado solos. Una teoría que desarrollaba el periodista Javier Gallego con una hipótesis, especialmente afilada cuando se discuten las aristas más polémicas de la Ley de Seguridad Ciudadana: “¿Y si resulta que el Gobierno en el 22M utilizó a los antidisturbios como carne de cañón para disparar de muerte a las protestas sociales?”.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0