Lara Alcazar
Portavoz de Femen España
“El mito de la ‘femen’ ucraniana, rubia y delgada ha desaparecido”

Lara Alcázar, líder del grupo feminista Femen España, habla sobre las motivaciones del colectivo.

, Redacción
05/11/13 · 7:00
Edición impresa
Las activistas de Femen en el Patio Maravillas. / William Criollo
¿Qué es Femen y qué objetivos persigue?

Femen es un movimiento internacional de activistas feministas. Nuestras acciones son en topless, escribimos nuestros slogans en nuestro pecho, llevamos coronas de flores que simbolizan la valentía y la libertad. Luchamos por la defensa de los Derechos humanos y de la mujer. Nuestros frentes de combate principales son la religión, la dictadura y la industria del sexo. Sin embargo nuestras protestas abarcan un amplio listado de causas, pues los ataques hacia la libertad de las mujeres son múltiples y diarios. Por ejemplo, hemos realizado acciones por la libertad reproductiva y sexual, por la legalización del matrimonio homosexual, contra las violaciones, contra la corrupción, o en apoyo a las Pussy Riot o Greenpeace.

Ante la cosificación del cuerpo de la mujer, ¿tratáis de revertir esta situación utilizándolo como herramienta de lucha contra el patriarcado? En este sentido, otro de los debates que está presente en los círculos feministas sobre vuestro colectivo es ¿por qué los cuerpos de las activistas de Femen que salen en las protestas son todos jóvenes y bellos?

No todos los cuerpos son jóvenes y bellos. Teniendo en cuenta que además ese “bello” está determinado por lo que el patriarcado decide que lo sea. En Femen puede entrar a ser activista cualquier mujer. Con la internacionalización del movimiento, los cuerpos que luchan son aún más diferentes que al principio en Ucrania. No existe ningún casting, ni obligamos a nadie a que se depile, se ponga tacones o pierda peso, al igual que tampoco es un requisito. Estamos unidas por la lucha y por nada más. Cada una de nosotras nos aceptamos, y algunas activistas que al principio no estaban seguras de manifestarse por estar más o menos gordas, tener más o menos tetas, descubren que son igualmente válidas, que ese no es el punto, sino la constancia y la decisión de querer ser Femen. El mito de la Femen ucraniana rubia, delgada y bonita ha desaparecido, ahora somos cientos y ninguna somos igual a otra.

Uno de los temas que ha generado polémica sobre vuestra organización son las posiciones que defendéis respecto a valores y normas religiosas. Por ejemplo, defendéis los derechos humanos de las mujeres frente al islam o al catolicismo, pero no habéis tenido en cuenta las posiciones de las mujeres y los grupos feministas en esos países. ¿No creéis que vuestro discurso puede ser eurocéntrico, al pensar que esta versión del feminismo es "la correcta" y que hablar en nombre de otras mujeres es repetir las actitudes de mandato del patriarcado?

Si bien es cierto que estas críticas han salido a la luz, nosotras no las aprobamos. Cuando fuimos a Túnez a realizar la acción frente a la Corte para defender a Amina, fue precisamente porque ella y otras mujeres estaban conformadas como rama de Femen en Túnez, ninguna de nosotras ha ido a conquistar a ninguna mujer de ningún país. ¿La prueba? Cada grupo de Femen es conformado por mujeres de dicho país. Nosotras en nuestro contexto, escogemos emprender un grupo. Pero también es cierto que somos anti-religiosas y que nos vamos a pronunciar ante cualquier cuestión con la que no estemos de acuerdo. Femen se pronuncia contra la sharia y contra el Islam como lo hace contra el cristianismo y la Biblia. Cuando empieza la religión,la libertad de la humanidad se termina.
No hablamos en nombre de nadie, hablamos en nuestro nombre, opinamos sobre el mundo porque vivimos en él. No buscamos decir que la visión de las mujeres que creen en el Islam sea menos válida que la nuestra, decimos que no estamos de acuerdo, proponemos otra manera de pensar. Feminismo y religión no son compatibles para nosotras.

Otro de los temas que ha generado polémica es vuestra posición respecto a la prostitución. ¿Qué opinión os merece la posición defendida desde colectivos como Hetaira que trabajan para combatir el estigma social que recae sobre las prostitutas?

Somos contrarias a la legalización de la prostitución, y de hecho la campaña más conocida fue Ucrania no es un burdel, donde se defendía que Ucrania no era país para el turismo sexual.
No defendemos esta visión romántica de que la prostitución pueda ser elegida, sino que la oferta responde a una demanda. No queremos que esa demanda exista, la compra se motiva desde el modo de vida patriarcal y su forma de entender a la mujer. La legalización daría lugar a un tráfico incontrolado, a un paraíso de corrupción por parte de mafias y políticos interesados en la prostitución mientras se siguen explotando mujeres.
Femen no está contra las prostitutas sino contra los que compran, los que motivan la prostitución y contra el sistema que lo alimenta. Como mujeres nos posicionamos.

¿Qué tipo de relación mantenéis con otros grupos feministas en el Estado español? Hace pocos días salían unas fotos de algunas de vosotras posando en la fachada del Patio Maravillas, ¿qué relación mantenéis con este espacio?

Tenemos relación con los grupos feministas que buscan conocernos, hemos participado con otras organizaciones en congresos feministas, conferencias, manifestaciones, etc... Sin embargo, nuestras acciones son independientes. Nuestras acciones son Femen y no existe una relación con nadie más en este punto.

En cuanto a las fotos, no posamos.... No somos modelos. Hablando del Patio Maravillas, podemos decir que nos ha prestado apoyo en más de una ocasión, para reunirnos, por ejemplo, e incluso nos apoyó cuando nos detuvieron.

La acción del 9 de octubre fue la primera que habéis realizado como Femen España, sin duda alguna fue una acción con un importante impacto mediático. ¿Pensáis que sólo se pueden realizar intervenciones de este tipo u os planteáis otras formas de intervención en las que lo mediático no esté en el centro?

Femen siempre va acompañada de prensa, primero porque los medios son una protección cuando nos exponemos a violencia y represión constante, y, por otra parte, porque ayuda a extender nuestro mensaje. La repercusión mediática más o menos simpatizante es siempre una forma de que se hable de nuestro movimiento y del movimiento. Despierta a la gente y les hace
posicionarse.

¿Qué os llevó a elegir el lema 'El aborto es sagrado'?

El tema de escoger un slogan como que el aborto es sagrado viene motivado por el vínculo Iglesia- Estado que el ministro Gallardón intenta aumentar con esta reforma. Si para él es sagrada la moral para nosotras lo es el aborto y nuestro derecho a decidir.

¿Hasta qué punto vuestras acciones pueden llevar a que la atención recaiga más sobre vosotras, y si es legítimo o no vuestro nudismo, que sobre el tema que denunciáis?

La atención recae inevitablemente tanto en el slogan como en la protesta en topless, porque nuestro slogan no sólo lo gritamos sino que va escrito encima del pecho. A la vez que hablan del cuerpo de la mujer y si debe ser autogestionado por ella misma para protestar políticamente o no, hablan también del aborto, de Lukashenko, o de los violadores que salen impunes de los procesos judiciales.
 

Por ultimo, nos gustaría saber si vuestra agenda de acciones se centrará en el tema del aborto por ser un tema de "extensión internacional" o si os planteáis seguir una agenda estatal en la que se incluyan temas como dependencias, cuidados, etc.

Nuestra agenda ahora mismo es muy amplia. Esperamos encontrar oportunidad para actuar en todo, pero, como siempre, Femen no revelará ninguna acción.

Tags relacionados: Femen feminismo Número 208
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Inicie sesión para comentar