DIVISIÓN DE LA ULTRADERECHA
Concierto neonazi en Madrid el próximo 12 de octubre

La ultraderecha española celebrará dividida el Día de la Hispanidad. Barcelona se prepara para recibir a los ultras de la España en Marcha mientras que en Madrid tendrá lugar una manifestación y un concierto neonazi.

, Valencia
08/10/13 · 10:17

Con la habitual discreción, sin revelar el lugar exacto hasta el último momento, y con tan solo un cartel y un evento en Facebook se anuncia el próximo concierto neonazi que tendrá lugar en Madrid para celebrar el Día de la Hispanidad. Esta fecha simbólica para la ultraderecha española ha sido elegida para celebrar el concierto que contará con grupos de música de ideología nazi del Estado español como Celtiberia (Zaragoza), Crisis (Madrid) y Ramiro, del grupo Estirpe Imperial, así como con la banda Oifensiva, de Portual, y Sumbu Brothers, de Italia. El texto que acompaña al cartel invita “a todos los patriotas” y advierte que serán inflexibles ante cualquier tipo de incidente, y recuerdan que no están permitidas “ni armas, ni peleas ni drogas”.

Se pretende que el concierto sirva como colofón a una jornada reivindicativa que la ultraderecha celebrará una vez más dividida en diferentes puntos del Estado. En Madrid, el partido neofascista Movimento Social Republicano (MSR) y la organizacón nazi-fascista Acción Nacional-Revolucionaria (ANR) han convocado una manifestación bajo el lema “Por la república social española” que partirá desde el Templo de Debod a las 18h.

Cancelación del último concierto

La última vez que se tuvo conocimiento de un concierto neonazi, este terminó por no celebrarse tras el anuncio de la Fiscalía de investigar la posible vulneración de la ley por las letras racistas y violentas que se denunciaron del grupo que iba a actuar, los italianos Killer Sorpresa. Casualmente, el concierto estaba previsto en un conocido local de música negra de Valencia, lo que motivó una avalancha de críticas por parte de los clientes y de la sociedad civil valenciana. La Fiscalía tiene capacidad de actuar ante posibles delitos en este tipo de actos, como ya sucedió en Barcelona con los grupos Batallón de Castigo, Hijos del Odio y Más Que Palabras, que están siendo investigados por la Fiscalía de Delitos de Odio de la Provincia de Barcelona. También la policía catalana se presentó en junio de 2010 en un chalet de Tortosa (Tarragona) donde estaba anunciado un festival neonazi y tras incautar numeroso material nazi, detuvo al organizador.

Por su parte, los grupos protagonistas del asalto a la librería Blanquerna, la plataforma conocida como La España En Marcha, han convocado una manifestación en Barcelona contra el independentismo, que será respondida por una convocatoria antifascista [link en La Directa] en el mismo lugar a partir de las 8 de la mañana, para tratar así de ocupar el espacio e impedir que los fascistas celebren su acto.

En otro escenario se sitúa el partido ultraderechista España2000, que hasta este año había convocado siempre una manifestación en Valencia en dicha fecha, cada vez menos concurrida, y que este año se traslada a Alicante. Algunos de sus miembros, sin embargo, ya han anunciado en las redes sociales que acudirán a la convocatoria de La España en Marcha en Barcelona.

La división de la ultraderecha española se evidencia en esta fecha señalada, a menos de un año de las elecciones europeas, una oportunidad para medir el apoyo que el neofascismo tiene en el Estado español, donde la división es su pauta dada las malas relaciones entre sus líderes y la lucha por el liderazgo de este sector.

Tags relacionados: España 2000 MSR Neonazis Fascismos
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    Encar
    |
    08/10/2013 - 5:54pm
    Un enfoque que resta importancia puesto que se hace hincapié en la división de la ultra derecha. Una división que acomoda a todos, sobre todo al partido que gobierna, al que gobernó ya  los que en alguna ocasión fueron la llave, porque se refuerza el mensaje que se transmite una y otra vez quitándole importancia al apoyo y representatividad de este tipo de grupos, haciendo ver a la sociedad que nosotros, también en cuestiones de radicalización, no somos Grecia. Así de esta manera desviamos la vista a unos grupos que para más inri no son importantes, todos tranquilos porque posturas ultras no tienen cabida en nuestro país. Mientras tanto el partido en el gobierno sigue su camino hacia una forma de gobernar totalitaria, basada en el RD y  dando la espalda a los ciudadanos; con muestras, cada vez más claras y proliferas, que ponen en evidencia que tras las filas del  PP se esconde muchos que añoran otros tiempos, esos que hacen "Chiquilladas" y esos otros con despachos decorados al más puro estilo de 1940. Sin embargo la extrema derecha en este país son otros, esos que son pocos y que son apoyados por una ínfima minoría.