Historial de colaboraciones entre los neonazis griegos y la policía
Violencia arraigada en el aparato estatal griego

Las relaciones entre Amanecer Dorado y las fuerzas de seguridad griegas muestran que el espacio ultra está por encima de las siglas.

, Atenas (Grecia)
27/09/13 · 8:00
Edición impresa
Miles de personas asistieron el miércoles a la protesta antifascista en Atenas una semana después del asesinato de Pavlos Fyssas. / Christos Stamos / Epoca Libera Images

Pavlos Fyssas, cantante griego de hip-hop de 34 años conocido como Killah P, murió apuñalado en su barrio de Pireo (Atenas) a manos de un miembro de la organización local del partido neonazi Amanecer Dorado (AD). Según testigos presenciales, un grupo numeroso de nazis le esperaba a la salida de un bar. Los testigos señalan que había dos patrullas de policía que presenciaron la escena sin actuar. El único detenido es el presunto autor material, G. Roupakias, militante a sueldo de Amanecer Dorado.

La relación no se limita a una cierta simpatía. En octubre de 2012, un miembro de AD colaboró con la policía en redadas contra migrantes en Patras
El asesinato de Fyssas dio lugar a manifestaciones de repulsa por toda Grecia. Algunas de ellas acabaron en enfrentamientos con la policía por impedir el acceso a las sedes neonazis. En Pireo, un grupo de hombres no uniformados se situó en la propia línea policial lanzando piedras hacia los manifestantes en evidente colaboración con los antidisturbios.

Las relaciones entre los nazis y estamentos estatales siempre han sido fluidas, como en su día lo fueron con LAOS, formación de extrema derecha conservadora cuyos dirigentes acabaron integrados en Nea Demokratia y cuyo espacio electoral fue ocupado por Amanecer Dorado. La relación no se limita a una cierta simpatía. En octubre de 2012, un miembro de AD colaboró con la policía en redadas contra migrantes en Patras; en diciembre de 2012, miembros de AD y antidisturbios realizaron una carga conjunta contra una protesta antifascista en Komotiní; en febrero de 2013, una manifestación de AD atacó los centros sociales atenienses Berdés y Villa Zografu mientras los antidisturbios bloqueaban los accesos para evitar que antifascistas defendieran los centros; en dicha manifestación, un atacante herido fue trasladado al Hospital Militar 401, en el que sólo tienen permitido el acceso militares o policías; en julio, unos 60 militantes de AD, entre ellos dos diputados, atacaron el CSA Synergeio en presencia de antidisturbios, que permanecieron impasibles.

Según diversos estudios, AD es la primera fuerza electoral en los cuerpos de seguridad. En las elecciones de 2012, uno de cada dos agentes de Atenas votó a la formación nazi. La madre de Fyssas ha hablado de un vídeo del asesinato hecho por un testigo, quien “ha cometido el error de entregarlo a la policía”. Este cuerpo niega la existencia de dicho material.

El primer ministro anunció, de manera intencionalmente ambigua, “tolerancia cero” con la violencia “venga de donde venga”, y los fiscales se han activado. El 23 de septiembre, el ministro de Orden Público, Nikos Dendias, anunciaba una investigación en la policía para determinar el grado de influencia de AD en este cuerpo. Puede que el ciclo de Amanecer Dorado esté acabando, pero lo realmente preocupante es que, más allá de siglas, la ideología nazi-fascista está profundamente arraigada en el aparato del Estado.

La foto ha sido cedida por Christos Stamos: www.facebook.com/epocalibera

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0