RTVE // SIN PUBLICIDAD Y SIN CONTENIDOS PROPIOS
La privatización encubierta de la cadena de todos

Empresas como Mediapro se benefician de la
externalización fraudulenta de la programación de
RTVE, mientras la situación laboral de sus
trabajadores empeora cada día.

16/02/10 · 0:53
Edición impresa

“Nos estáis dejando sin trabajo para
hacer negocio con vuestros amigos”.
Esa es la denuncia que han tenido
que escuchar los directivos de
Radiotelevisión Española (RTVE) de
boca de los trabajadores en una protesta
frente a sus despachos.
La plantilla de RTVE (en la actualidad
menos de 6.500 empleados
tras la prejubilación de más de 4.000
en el último ERE), se está movilizando
para defender su trabajo y la producción
propia ante el incumplimiento
de la ley, y ha convocado una
huelga el 3 de marzo.

El mandato marco de RTVE, documento
que fija los objetivos como
servicio público de la Corporación,
obliga a que los trabajadores de
RTVE produzcan el 100% de los programas
informativos y el 60% de los
programas de entretenimiento (divulgativos,
deportes o series). Sin
embargo, estas cifras no se cumplen.
En programas como España
Directo
(el programa de las tardes
de La 1) de los 180 trabajadores que
trabajan en el programa sólo cinco
son de la casa. Mediapro, la productora
de La Sexta, se encarga del programa
y su filial Overon realiza los
enlaces que son necesarios para los
directos. Algo parecido pasa con
Esta Mañana, otro magazine entre
semana. De 120 trabajadores, sólo
47 son de RTVE.

La externalización surge por doquier.
Comando Actualidad, pese a
su pretensión informativa, está realizado
por personal externo. La retransmisión
de los sorteos de las
Loterías del Estado también se ha
contratado hace poco con Mediapro.
En las últimas navidades, el nuevo
presidente de la Corporación, Alberto
Oliart, se estrenó presenciando
personalmente en el palacio de la
Zarzuela la grabación del mensaje
del rey, por primera vez desde 1975
a cargo de una empresa privada. La
excusa fue hacerlo con un equipo de
alta definición, pero TVE ya dispone
de una unidad de este tipo.

En numerosas ocasiones se
obvian los recursos propios y se
contratan empresas de fuera, duplicando
los costes para realizar un
servicio. Así, la empresa compró
nueve terrenas [furgonetas equipadas
para la emisión en directo vía
satélite] que llevan más de un año
aparcadas en TVE, mientras se usan
las unidades móviles de Overón.

Hay casos aún más paradigmáticos.
Otra filial de Mediapro, Mediatem,
ha sido contratada para hacer
el montaje de La Aventura del Saber
y el espacio infantil El Club Pizzicato
después de que la dirección reconvirtiera
a 50 montadores aduciendo
que no había trabajo para ellos.
Además, la empresa hace el trabajo
en las instalaciones de TVE.
Una financiación en entredicho
“Nos da la sensación de que nos
quieren convertir en un mero poste
emisor”, afirma Óscar Nieto, de la
sección de CC OO en RTVE, donde
es mayoritario. “Si nos quitan el trabajo
a la larga también se destruirán
nuestros empleos, no tendrán
razón de existir”.

Y la situación se agrava todavía
más con la eliminación de la publicidad.
Una decisión vista con buenos
ojos por otorgar mayor independencia,
pero muy criticada por
la forma de su aprobación.
Acuciado por el contexto económico
y la asociación de las televisiones
privadas (UTECA), Zapatero accedió
a suprimir de un plumazo los
anuncios cuando se estaban reduciendo
progresivamente, según otra
reciente disposición.

Con la nueva ley, el presupuesto
de RTVE queda fijado en 1.200 millones
anuales hasta 2011 y no podrá
subir más del 1% durante otros
tres años. A título comparativo, la
BBC británica dispone de unos 4.000
millones y la radiotelevisión pública
francesa de 3.000 millones.
Precisamente, ha sido el modelo
de Sarkozy el que ha inspirado la última
reforma. Una financiación que
ahora depende en parte de un nuevo
impuesto a las cadenas privadas
y a los operadores de telecomunicaciones
y que la Comisión Europea
ha puesto ya en cuestión.

En RNE las cosas funcionan igual
o peor. Según un informe de CC OO,
en la antigua Radio 1 (el canal generalista),
el 50,6% de la producción es
realizada por personal externo y sólo
en Madrid hay 350 contratos mercantiles
frente a 900 trabajadores en
plantilla.
Aunque quizá el modelo perfecto
de esta nueva gestión se dé en
rtve.es. En verano del 2007 se creó
un departamento con un total de 16
directivos, de los que sólo uno era
de la casa (ahora son dos). Por su
parte, la casi totalidad del centenar
de trabajadores del área ingresaron
después del ERE, que significó también
una merma de las condiciones
para los nuevos trabajadores de la
corporación, lo que llevó a que quedaran
vacantes 13 plazas de informáticos.

A pesar de ello, y de la normativa
que exige una nueva convocatoria
pública, la empresa acaba
de contratar a 28 trabajadores externos
mediante un pliego de 4,5
millones por dos años.
Mientras, en respuesta a las movilizaciones
que están llevando a cabo
los trabajadores (e iniciadas al margen
de los sindicatos), el Consejo de
Administración ha dicho que está
“comprometido a incrementar la
producción interna si bien entiende
que la negociación debe llevarse a
cabo dentro del convenio colectivo”,
estancado desde hace dos años. Este
contraataque de la dirección “sólo
desvía el problema”, según Carlos
Salgado de CGT, que denuncia que
ya hay una “flexibilización total”.

— 

Chapuzas
y bochornos


Cuando la dirección de la Corporación
hizo las cuentas para el 2010
no reparó en que, al suprimir la
publicidad, ya no podría repercutir
como hasta ahora el IVA a otras
empresas, lo que en la práctica ha
supuesto una reducción del ya limitado
presupuesto en 130 millones.
Pero el penúltimo desfalco ha sido
la salida del director de TVE, Javier
Pons. El presidente Oliart lo destituyó
porque le había expresado
“dudas” sobre el nuevo modelo. En
vez de forzar su dimisión, se ha ido
con 200.000 euros de indemnización.
Pons llegó a TVE desde la
dirección de la productora El Terrat,
accionista de La Sexta junto a
Mediapro, principal beneficiada de
la subcontratación en sus dos años
al frente de la televisión pública.

Artículo relacionado
_ En primera persona
_ [En una empresa sin futuro->10200]
_ Por Suso Rivas

Tags relacionados: Mediapro Número 119 RTVE
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto