Seguimos adelante

Tras la ruptura del alto el
fuego, la iniciativa catalana
Si al Procés de Pau
reafirmó su compromiso
con una solución democrática,
pacífica y dialogada en el
País Vasco. En el comunicado
emitido tras la ruptura de la tregua
la iniciativa, que reúne a
más de cien entidades y colectivos,
exigió a ETA el retorno al
alto el fuego permanente y, al
Gobierno, que no abandonara el
objetivo del diálogo e impulsara
medidas para retomarlo y no dejarlo
en vía muerta.

04/07/07 · 23:34
Edición impresa

Tras la ruptura del alto el
fuego, la iniciativa catalana
Si al Procés de Pau
reafirmó su compromiso
con una solución democrática,
pacífica y dialogada en el
País Vasco. En el comunicado
emitido tras la ruptura de la tregua
la iniciativa, que reúne a
más de cien entidades y colectivos,
exigió a ETA el retorno al
alto el fuego permanente y, al
Gobierno, que no abandonara el
objetivo del diálogo e impulsara
medidas para retomarlo y no dejarlo
en vía muerta.

Abogando por la creación de
las condiciones necesarias para
un escenario de negociación, y
advirtiendo que el final de la tregua
sólo beneficiaba a los adversarios
de la resolución, la campaña
cree más necesario que nunca
“la implicación de la sociedad civil
para evitar que las esperanzas
depositadas en la búsqueda de la
paz se desvanezcan y se desaproveche
la oportunidad generada”.

“Seguiremos trabajando”, añaden,
“por la implicación de la ciudadanía
y por este mismo motivo
nos reafirmamos en la necesidad
de construir un escenario en ausencia
de cualquier tipo de violencia,
el respeto a todas las voces
y opciones políticas porque
no hay alternativa al diálogo y el
reconocimiento de todos los derechos,
de aplicación individual
y colectiva, como base para un
avance democrático que resuelva
el conflicto”. Desde el primer
día, la iniciativa catalana contó
con el apoyo de destacadas personalidades
catalanas.

En las últimas semanas, se
han reproducido numerosas voces
analizando lo sucedido.

EL TEMA DEL DEBATE: El anuncio del 5 de junio de 2007 por parte de
ETA de la ruptura del alto el fuego anunciado en
marzo de 2006 ha supuesto, como mínimo, el
cierre de una salida negociada a la lucha armada
en el País Vasco. En todo caso, es obvio que
las apuestas de la sociedad civil por la negociación
y el diálogo no han logrado el peso suficiente
para poder definir algo. Abrimos nuestras páginas
a una reflexión desde Catalunya sobre ello.

Tags relacionados: ETA
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto