diagonalRECOMIENDA · Blog del grupo de estudios A Zofra
¿Es deseable realmente "la unidad de la izquierda"?
, Reseñado por Diego Sanz Paratcha
29/05/13 · 14:16

"No son los contenidos del universo político de quienes se autodenominan como la izquierda lo que está en declive. Más bien, sucede todo lo contrario, nunca en décadas ha habido un consenso tan amplio sobre la necesidad de radicalizar la democracia, los derechos sociales y políticos. Lo que está en declive es el imaginario clásico de izquierdas".

Las llamadas a la unidad de la izquierda, o a la "unidad", a secas, forman parte del sentido común que leemos en correos electrónicos, conversaciones con amigos o con "gente de la calle", o en las redes sociales. Este texto del grupo de estudios A Zofra intenta buscarle las cosquillas a esta idea aparentemente tan lógica. Más allá de que fuera posible dicha unidad (siempre problemática: al fin y al cabo, ¿dónde empieza y dónde acaba "la izquierda"?), ¿es realmente deseable? O lo que es lo mismo: algunas de las creaciones y gestos políticos de los últimos años no han partido de un imaginario político (ni de unas prácticas, ni de unas biografías) equiparables a lo que en esta parte del continente llamamos "izquierda", y urge preguntarse entonces sobre el sentido de las reclamas a la unidad: "La autorepresentación y la identidad de izquierdas clásica funciona como una frontera que deja fuera y se aisla respecto del mundo que la rodea. En este sentido, el discurso de la unidad es también siempre el espacio de un chantaje. Un chantaje sobre lo que podría ser hecho, de autolimitación, de frontera, de límite. El problema, como en todo discurso, no es lo que dice. El problema es lo que el discurso hace: capturar todo lo que podría ser dicho y reconducirlo hacia un lugar reconocible de antemano".

Imprimir Imprimir Versión PDF PDF +A Agrandar texto Licencia Enviar Corregir +A Disminuir texto

comentarios

1

  • |
    lUIS
    |
    Mar, 07/09/2013 - 09:10
    pues por ese camino verás qué deprisa les desbancamos del poder...
  • Agregar comentario

    Inicie sesión para comentar