Malas prácticas informativas

LA URGENCIA DE INTERNET

- LA DESINFORMACIÓN POR LA SOBREINFORMACIÓN QUE HAY EN LA RED

La carrera por ser los primeros en informar o publicar todos los teletipos, y además ganar posiciones en buscadores como Google, algunos de los principales motivos.

25/10/10 · 10:24
Edición impresa

LA URGENCIA DE INTERNET

- LA DESINFORMACIÓN POR LA SOBREINFORMACIÓN QUE HAY EN LA RED

La carrera por ser los primeros en informar o publicar todos los teletipos, y además ganar posiciones en buscadores como Google, algunos de los principales motivos.

JPG - 49.6 KB
UNA REDACCIÓN. No hay un Estatuto que regule las relaciones en el periodismo.

Una de las denuncias de la Federación
de Asociaciones de Periodistas
de España (FAPE) es ese “nuevo
escenario digital” que en gran
medida se basa “en el rumor y la
difamación”. Los medios online se
sienten presionados por lectores
que buscan información rápida e
instantánea de algo que sucede en
ese momento. Por ello, se publica
con frecuencia sin contrastar debidamente.
Se convierten en amplificadores
de bulos y de información
parcial e interesada.

Las webs de información necesitan
generar muchas páginas para
ganar credenciales ante Google
y obtener mejores posicionamientos.
Para ello, publican todo el flujo
de teletipos que les llega de las
agencias contratadas. Esta práctica,
junto a la de los agregadores
de noticias de otros medios vía robots,
amenazan con convertir el
acto de la responsabilidad informativa
que supone la publicación
en un acto de ganancia de tráfico,
es decir, de ingresos económicos.
Pero las agencias de noticias, debido
a la precariedad de sus colaboradores,
han dejado de ser fuentes
fiables. No sólo transmiten informaciones
erróneas, sino que muchos
de sus despachos son notas
de prensa ligeramente modificadas
de empresas e instituciones.


LA LABOR INFORMATIVA DE LOS POLÍTICOS

RUEDAS DE PRENSA PARA GRABADORAS
HUMANAS, NO PARA PERIODISTAS

En la campaña electoral de 2008 se popularizó esta práctica. Aunque ha disminuido, no es la única práctica habitual en la comunicación política.

JPG - 61 KB
Foto: Lisa Brewster.

Los políticos despliegan su aparato
de propaganda en los medios,
intentan convertir al periodista en
un altavoz en vez de en un mediador
con la ciudadanía. En 2008, y a
raíz de la campaña electoral, directores
de periódicos y otros representantes
de la profesión lanzaron
un comunicado conjunto
anunciando que “las declaraciones
sin preguntas no merecen la
comparecencia de periodistas”.

Algunos medios como Público o El
Correo Gallego anunciaron que no
enviarían grabadoras humanas a
cubrir declaraciones institucionales.
“Las circunstancias han cambiado
últimamente porque el PP,
que fue quien provocó la ira de los
medios, ha dejado de hacerlo”,
aclara Salomé García, jefa de
Información de Público.

En esta misma línea de control,
las televisiones se quejan de que la
señal ya realizada y editada de mítines
y actos de partidos políticos
es la única disponible. Este verano,
el Consejo de RTVE aprobó
que en sus informativos se informara
de que esas imágenes han sido
proporcionadas por un partido
o que en esas declaraciones no estaban
permitidas las preguntas.
Además, los medios ven como
una misión imposible recabar datos
de la Administración central
y las autonomías. La opacidad
respecto a sueldos y gastos públicos
es difícil de quebrar.


BÚSQUEDA DE RENTABILIDAD ECONÓMICA

JPG - 68.6 KB
Foto: J. A..

3.434 PUESTOS DE TRABAJO DE
PERIODISTAS PERDIDOS EN TRES AÑOS

El cambio de veteranos periodistas por becarios que inician su carrera o de enviados
especiales por corresponsales, algunas de las prácticas para reducir gastos.

David Beriain, corresponsal de
guerra de Cuatro, analiza que los
medios han dejado de explicar las
noticias de territorios lejanos. Por
recortes presupuestarios, se sustituyen
a los corresponsales estables
por enviados especiales. El reportero
llega cuando la noticia ya
ha sucedido; sin fuentes, sin bagaje,
¿qué historia nos va a contar?
La rentabilidad de la empresa
informativa prefiere a alguien de
25 años con un salario mínimo en
vez de un experto de 50, al que sale
mejor prejubilar. Se cubre con
becarios no remunerados a redactores
y se intentar resolver los problemas
de liquidez recortando masa
salarial y páginas de papel.

Según el Observatorio de la
Crisis de la FAPE, desde noviembre
de 2008 hasta septiembre de
2010 se han perdido 3.434 puestos
de trabajo de periodistas. La precariedad
de los freelances, que suponen
un 42% de los periodistas
que trabajan en prensa diaria, es
preocupante por el descenso en picado
de las tarifas, los pagos a 90
días y la inestabilidad.
Los profesionales se preguntan
si la estructura heredada de los periódicos
de hace 20 años aguanta
la realidad actual o si debemos repensar
qué es el Periodismo en lugar
de seguir pegando parches.


“BANALIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN”

LA DELGADA FRONTERA ENTRE
LA PUBLICIDAD Y LA INFORMACIÓN

Anuncios con intereses lucrativos de periodistas, publirreportajes o la promoción
de eventos deportivos, algunos de los mejores ejemplos de estas prácticas.

JPG - 37.3 KB

En septiembre, la FAPE aprobó la
Declaración de Pamplona, que denunciaba
la “banalización de la información”
y la crisis laboral “más
grave de la historia del periodismo”,
entre otros asuntos. Este documento
recuerda a los periodistas
que hacen anuncios con ánimo
de lucro que el código ético y deontológico
declara “incompatible el
ejercicio de la profesión periodística
con la publicidad remunerada”.
A pesar de ello, las voces de los locutores,
especialmente los deportivos,
nos confunden con un revoltijo
de publicidad e información.
“La caída en ingresos de publicidad
es tan brutal que pasamos por
prácticas que hace 15 años no se
hacían”, explica Salomé García.

Los anunciantes pagan por publirreportajes
–publicidad con apariencia
informativa– “y no quieren
que aparezca etiquetado como publicidad”.
Por eso los periódicos se
esfuerzan en distinguir esos cuadernillos
con otra maquetación.
En casos peores, no nos damos
cuenta de que la información es
autopromocional, institucional o
económicamente interesada. En
las televisiones, la importancia de
unas noticias deportivas sobre
otras está relacionada con quién
posee los derechos de emisión.
Otro ejemplo: los medios que forman
parte de un conglomerado
con negocio editorial jamás hablan
mal de los libros de la casa.

artículos relacionados:

- [(Pre) parados en los medios de masas ->12400]
- [Análisis: ¿Libertad de prensa o de empresa?->12402]
- [«Pretenden que los medios sean agencias de prensa y algunos lo asumen como tal»->12403]

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto