La CUP no nos representa. Por eso algunos no ’indepes’ vamos a votarla

Las actuales políticas anticrisis suponen el mayor ataque contra sus basamentos que haya sufrido nunca el Estado del Bienestar peninsular. Su sistemática voladura implica la ruptura del pacto social y político sobre el que se asentaba el Estado tras la Transición. De ahí la intensidad que adquiere hoy la discusión en torno al modelo territorial. En este escenario, ¿qué lugar tiene Europa?

, abogado
07/12/12 · 11:32

Las Candidaturas de Unitat Popular (CUP) han decidido presentarse por primera vez a las elecciones autonómicas catalanas. Se trata de un proyecto de municipalismo asambleario en el que conviven sensibilidades y trayectorias que van desde el independentismo de izquierda a corrientes libertarias, pasando por infinidad de matices y posiciones que, a menudo, tienen que ver más con el contexto local en el que hacen política que con identidades ideológicas cerradas. La decisión de concurrir a las elecciones al Parlament se ha tomado tras un proceso de debate que ha durado meses, no exento de conflictos y controversias internas.

Dicho esto, la CUP no es perfecta. No comparto todas sus posiciones ni estoy de acuerdo con muchas opiniones de alguna gente de la CUP. Pero estas son las razones por las que yo, que no soy independentista, que me puedo llegar a definir como antinacionalista –evidentemente, no es lo mismo ser nacionalista que defender políticamente la independencia–, voy a votar a la CUP.

No pienses en un elefante independiente

La habilidad de CiU para rentabilizar la manifestación y el trabajo de la Assemblea Nacional Catalana y el anhelo independentista ha sorprendido a más de uno. Ha sido una maniobra ciertamente hábil, desde luego, pero no tan difícil de entender. La sensación de hartazgo es generalizada. En Catalunya y en todo el sur de Europa. El independentismo transversalista, el de “primero la independencia y luego ya veremos qué tipo de país queremos”, ha crecido paradójicamente no tanto como consecuencia de un debate ideológico sino de gente que está cansada, que quiere “un cambio”. El éxito de CiU radica en su capacidad de haber sido permeable al discurso del “tenim pressa” (tenemos prisa); en su habilidad para contraponer un discurso articulado, generador de sentido para sus audiencias, en un momento en el que, a causa de la crisis, cualquier propuesta que aparentemente signifique una ruptura con lo actual puede generar adhesiones.

En el libro No pienses en un elefante Georges Lakoff explica la importancia del discurso en la política. No es nada nuevo y las consecuencias son evidentes: mientras debatimos sobre la independencia, no hablamos de los recortes sociales. En esta campaña electoral hay tantas banderas y tan grandes que están consiguiendo tapar a las tijeras. Pero mientras los no independentistas digan “no pienses en la independencia”, el debate seguirá siendo ese y sólo ese.

Por decirlo de manera aun más clara: a las CUP se les presupone el independentismo, por lo que puede permitirse no hablar de él y centrar su campaña en la deuda, los recortes, la ausencia dedemocracia: “¿Independencia? Sí, claro. Fin del debate. Ahora hablemos de lo importante”.

El eje “democracia radical”

La izquierda independentista catalana ha defendido desde1968 la existencia de dos ejes de lucha: la liberación nacional y la liberación social. No es posible, según su discurso, pensar en el uno sin el otro. No es posible pensar en la independencia si ésta no va acompañada de la superación de la forma de producción capitalista y las desigualdades que provoca.

Pero la CUP aporta un tercer eje que sitúa en el mismo plano de relevancia que los dos anteriores y que para mí es el más importante: la radicalidad democrática. Su propuesta se basa en la concepción asamblearia de la política partiendo desde abajo, desde el municipio y los barrios. Antes de decidir si presentarse a las elecciones, se convocaron más de 100 asambleas abiertas en todo elterritorio, en las que la militancia de la CUP escuchó mucho más de lo que habló. Si consiguen entrar al Parlament convocarán una asamblea en enero para decidir colectivamente los sueldos de sus diputados,en qué comisiones parlamentarias estar y de qué manera, qué mecanismos de control democráticos establecer para sus diputados y asesores, qué hacer con el dinero que reciban del Parlament, etc.

La dimensión europea del conflicto

La noche en la que comenzaba oficialmente la campaña electoral, la CUP resignificó el ritual en el que los candidatos enganchan el cartel de la campaña. David Fernàndez, cabeza de lista por Barcelona e Isabel Vallet, cuarta, taparon completamente una oficina de La Caixa en Gràcia con enormes carteles, mientras se repetía el gesto por los demás pueblos y barrios de toda Catalunya. En ellos destacaba la crítica a las ayudas recibidas por la banca y los desahucios, y recordaba que la CUP es la única candidatura que no ha pedido un préstamo bancario para concurrir a las elecciones.

La izquierda independentista catalana, al igual que la extrema izquierda de casi toda Europa, ha sido tradicionalmente euroescéptica. Una parte de las CUP también lo es; es uno de los aspectos que yo no comparto. Coincidimos en entender la deuda como mecanismo de control autoritario de la Troika, la necesidad de declarar un impago democrático. Pero la posición defendida por Syriza en Grecia, impago democrático dentro del euro, es defendida dentro de la CUP por menos gente de la que a mí me gustaría. Es, creo, uno de sus debates pendientes.

No están detrás o delante del movimiento, están al lado

La CUP va a seguir siendo una propuesta municipalista. La labor de los diputados no va a ser liderar nada. La CUP hace política de base y la entrada al Parlament no va a cambiar ni eso ni sus prioridades. Como recordó Quim Arrufat, tercero por Barcelona, van a seguir siendo esa fuerza que ha conseguido la única dimisión por corrupción de CiU (gracias a su único concejal de Reus), que someten a referendum la recalificación de terrenos (Viladamat), que consiguen frenar planes urbanísticos como las Áreas Residenciales Estratégicas (Berga), que municipalizan la gestión del agua en donde gobiernan obedeciendo, que ponen como condición para los pactos de gobierno que los alcaldes y concejales no cobren más que la media del municipio.

La CUP no nos representa, porque nadie nos representa. No es la vanguardia, ni la correa de transmisión de los movimientos. Simplemente es parte de los movimientos.Sus militantes participan cotidianamente en las luchas por la vivienda, los servicios públicos, el cooperativismo, el feminismo, la ecología, el movimiento vecinal. Los movimientos le exigirán, como hasta ahora, que no sea una participación interesada y electoralista; por lo que conozco de la CUP, el principal riesgo no es ese sino que, de tener éxito, las energías de mucha gente se centren en el trabajo parlamentario en vez de en seguir participando en otros espacios. La entrada en el Parlament la han planteado como un experimento del que aprender. Quieren ser una caja de resonancia que se relacione de tú a tú con los movimientos desde el respeto por la autonomía de éstos.

Serán el único grupo parlamentario que no firmará un comunicado conjunto agradeciendo la labor de los Mossos y criminalizando al movimiento la próxima vez que rodeemos el Parlament, porque lo estarán rodeando con nosotras sin siglas y sin tratar de rentabilizarlo, como ya hicieron el 15 de junio de 2011.

Independentismo sin fronteras

David Fernàndez, tras ser presentado como cabeza de lista de la CUP por Barcelona, escribía en su twitter (@higiniaroig): “El1r tuit va, obertament, pels 170.000 invisibles del règim: els "sensepapers". Països Catalans lliures de Guantànamos #CIESNO #hovolemtot”. Es el único candidato que durante la campaña se ha referido al régimen de fronteras y los CIE, con una posición radicalmente contraria. Es también el único que ha mencionado como referente a Ecuador, único estado en el mundo que reconoce y blinda constitucionalmente el principio de ciudadanía universal. Ningún otro estado reconoce en su constitución el derecho a emigrar e inmigrar.

Porque, ¿qué significa independencia? ¿Crear más fronteras, un nuevo estado con su aparato represivo que discrimine enfunción de criterios etno-raciales y reproduzca lo mismo que tenemos pero con barretina y banda sonora de Manel? Para mí, la única independencia deseable es aquella que, desde el principio de ciudadanía universal, invente formas de autoorganización que nos permitan ’independizarnos’ del 1%, del régimen de fronteras, de la Troika, de la deuda, del chantaje del trabajo asalariado... Es decir, una independencia sin fronteras, contra las fronteras. Como dicen las Iaioflautas, “volem la república catalana del 99%”.

La CUP no lo va a hacer. Hoy la democracia no seconstruye dentro de los parlamentos sino entre la gente que los rodea. Pero que haya un trocito de esa calle en el Parlament que haga de caja de resonancia, que alguien le lleve a Puig las pelotas disparadas en las manifestaciones, que CiU tenga que escuchar cada día a uno de los periodistas que más casos de corrupción ha destapado, que se impulse también desde dentro del Parlament el debate sobre el necesario proceso constituyente, es un experimento que merece ser probado.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

40

  • |
    luiser
    |
    Mar, 11/12/2013 - 15:02
    <div>&nbsp;</div> <div>Me parece muy razonable creer en la independencia de un terrritorio siempre y cuando los habitantes de este mismo hayan demostrado su voluntad de que así sea, no antes de presentarme a las elecciones ponerme mi bandera y apropiarme de un territorio..... no creo en España ni en Cataluña creo que los ciudadanos nos debemos unir como bien nos parezca sin que lo decidan antes unas supuestas nacionalidades que solo aparecen en nuestro dni. Por tanto las ideas preconcebidas de los paises catalans o del estado español me parecen equivocadas asi como cualquier bandera que quieran portar, lo importante es aunar esfuerzos entre comunidades en igualdad y sin sumisión de nadie, que los ciudadanos sean lo importante y no un supuesto sentimiento nacional. Dejen al pueblo elegir su bandera, tal vez ni siquiera quieran una..... Ese es uno de los fallos de las CUP así como aclararnos como controlarán que sus cabezas de lista, órganos directivos,..... estén siempre bajo las ordenes de las asambleas y no como pasa siempre que al dejar a unos pocos todo el poder y las responsabilidades al final unos pocos vuelven a decidir por la mayoría.... Eso es lo importante en una organización asamblearia&nbsp;y en cualquier sociedad que quiera llamarse democrática en mi opinión no deben delegar las responsabilidades, hay que dejar de ser individuas pasivos que se dejan dominar por grupos de poder. &nbsp;</div>
  • |
    Maria
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:15
    pues la CUP tiene muy claro en su programa la independència dels paisos catalans, no tan solo de Catalunya, sino tambien desde la comunidad valenciana hasta catalunya nord. Los que votais CUP tambien votais esto.
  • |
    Duna
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:15
    Alguien capaz de decir esto es que no tiene ni pajolera idea de lo que consiste el nacionalismo catalán. Aun no habeis entendido, pobres ignorantes, que si Catalunya quiere ser libre de España es porque cada dia es maltratada, menospreciada i expoliada desde hace 300 años? Hubo un dia en que fuimos grandes, tuvimos un imperio, eramos mercaderes i teniamos buenos reyes, mientras en Castilla aun comian palos i piedras. Toda vuestra historia, toda cultura, toda tecnología la teneis gracias a Al-Àndalus. I solo los andaluces se enorgullecen de ello pues el resto de españa no quiere reconocerlo (quizá verguenza? incomprensible). No entendeis nada y no vais a entenderlo nunca. Ni vosotros nos comprendeis (tampoco os interesa) ni nosotros queremos seguir viviendo como putas. Hacednos un favor: madurad como sociedad, trabajad, cread tejido empresarial, convertiros en un pueblo verdaderamente democrático i quizá algun dia podamos hablar de igual a igual. Mientrastanto, hasta la vista. I yo no voi a votar a las CUP. Son un atajo de impresentables que se creen que dicen las cosas por su nombre i lo unico que hacen es dividir al voto catalanista. He oido a sus dirigentes hablar i no me ha gustado nada; si creen que se habla de separatismo por no hablar de los recortes es que tampoco entienden nada, pues entonces no estan tan alejados de PP, PSC, C's i ICV que dicen lo mismo i no son separatistas. Que manden en los ayuntamientos si quieren, que haran más servicio. Pero en el Parlament, ni hablar.
  • |
    Pau
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:15
    Yo. Soy bilingue. Indignado. Incrédulo. Cooperativista. Catalan con raices andaluzas. Prefiero la independencia, si, he estudiado en una escuela catalana republicana. Y me han enseñado que: Independencia si, será mas facil ver quien te roba y porque la nacion se merece algo mas que una autonomia en el atlas nacional español. Pero no entiendo porque los partidos se posicionan. El govierno y los partidos se tendrían que formar despues de oir al pueblo. Y la cosa va al reves. Rojo, azul, verde, amarillo, con 4 franjas rojas o con 2. Tu eliges. Mentira. Eso es una falsa democracia. Democracia? Eso que es? Europa? Paso de Europa. Soy mediterraneo, montaña y playa. Pero si lo pienso me la suda tambien. Hay que viajar y emigrar mas. Solo me he leido 3 candidatos: Los otros son vomitivos. No votaré a las CUP porque su logo es nacionalista y no quieren el bilinguismo oficial. No votaré a los verdes porque estuvieron en el tripartit y no la liaron parda. Puede que vote a los piratas. Estos, de 4 cosas que dicen estoy deacuerdo con todas las que entiendo. Pero les falta todo lo que me gusta de cup y los verdes. Un discurso social y económico sostenible... Mi pregunta es. Porque asi? Yo no quiero votar asi. Yo quiero que cambie..., el sistema, el pensamiento.... todo esto seguirá igual si no despertamos del sueño occidental. No tengo ganas de interiorizar mas. sistema de mierr
  • |
    David
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:15
    No me consta que en ningún momento militantes de la CUP quisieran imponer el tema nacional como eje central. Nada mas lejos de la verdad. Si hubo choques por el tema de la lengua, pero era por una cosa tan absurda como que no algunos supuestos multicultis no dejaban a la gente expresarse en catalán bajo el argumento de que no era una lengua universal y que habia gente que no la podía entender (el 96% de la población entiende el catalán en la comunidad autúnoma de Catalunya). Vaya se estaba negando a la gente la posibilidad de expresarse en su lengua en su tierra. Jamas oirás nadie de la CUP obligando a otra persona a hablar en catalán, por descontado, esto seria racismo y la CUP es un partido de izquierdas que esta en contra de cualquier tipo de discriminación. También hubo una polémica por aprobar algo tan sencillo como el derecho de autodeterminación, y la mayoría de la gente estaba a favor pero unos jefecillos de esos que viajan tanto y son tan multiculturales estaban en contra. Lo de la autodeterminación no es de los independentistas, es un derecho democrático básico que recogen izquierdas tan diferntes como PCC, CGT, Corriente roja o la propia ICV. Vamos a contar las polémicas sobre estas questiones en Plaza Catalunya pero de verdad no con mentiras. La polémica estuvo con una gente que detrás de un supuesto multiculturalismo tenia un aniticatalanismo feroz y casi enfermizo. Ah y de cerrado nada, yo hablo 4 lenguas y he viajado todo lo que mi condición de trabajador me ha permitido. Y no voy a imponer ninguna a nadie, pero en mi tierra que me dejen hablar en mi lengua, el resto que hable como le plazca. Veo que no te has leído el programa de la CUP ni oído ni uno de sus vódeos o parlamentos en ningún momento dice españa=crisis como dice CIU. Centra su ataque en el fraude de las grandes fortunas catalanas. Es mas muchos de sus candidatos han repetido la frase de Salvador Seguí: El único enemigo que hay en Catalunya es el mismo que hay en Madrid: El capitalismo. Bueno, capitalismo y lucha de clases son lenguajes anticuados... no modernos... supongo que no debeís sufrir mucho las condiciones del capitalismo, en fó. ¿Desplome de la izquierda parlamentaria? ¿que izquierda ¿ICV? que parezca que tenga que pedir perdó por estar en contra de los recortes. ¿PSC son izquierdas?! por favor... el programa de la CUP pasa por la izquierda a ICV a quilómetros, y del PSC no hablemos. En fin yo voy a votar la CUP, tu haz lo que quieras pero las criticas deberían ser en base a hechos o planteamientos y no a mentiras o manipulaciones.
  • |
    jose bocanegra
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Aparte, eso de que las burguesias se peleen por la identidad, no es pecar de optimista y, si me permites, de ingenuidad? Ya se vé lo mal que se llevan y lo poco que estan de acuerdo a la hora de aprobar leyes el PP y CIU. Y si hacemos historia, quien fue el banquero de Franco?, o no fué la burguesia catalana quién abrió las puertas a las tropas franquistas al llegar a Cataluña? Quiero decir que no confies en sus aparentes discrepancias, son el mismo perro con diferente collar, aprovechar esas fisuras entre ellos?, ejem.
  • |
    jose bocanegra
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    En mi caso, no sé si va por mí, si estoy de acuerdo con el derecho a decidir, con el derecho a votar en un referendum por la independencia, es una necesidad legítima de los pueblos, pero soy andaluz y español, una raiz y un sentimiento, por eso no creo que votara en esa consulta, y si lo hiciera seria que no, decir lo del genocidio es una barbaridad como un templo, ya pasí y no pudieron desde la dictadura, y que desde los fascistas del PP pongan cortapisas al uso del valenciano o del balear seguro que sí , pero tambien que existe una mayoria de derechas(y de izquierdas) en el pais valenciano que no se sienten parte del sueño de los paisos catalans, que no comparten la anexion, que se sienten españoles(no de Castilla). Una lengua ya no hace un imperio, gracias a Dios o a quien sea.
  • |
    Manel
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Pues yo soy militante de la CUP y tengo una pregunta: porque no eres independentista? Que estrategia de desestabilización del régimen puede dar mejores frutos o abrir más puertas? Eso se va a ver el 25N (y ya se está viendo). El éxito de la CUP viene en paralelo a su dble dimensión estratégica. Sin una de las dos, el proyecto queda cojo. Reconstruir las sinergias entre la indignación nacional y la social (y tejer proyecto) es lo que nos da la fuerza. Más allá de eso. Construir una república catalana va a crear una enormidad monstruosa de tensiones en el seno de la burguesía catalana (y entre esta y la española) que las clases populares debemos ayudar a agudizar. Por eso sólo a las clases populares, al 99% nos interesa una república catalana independiente. Y por eso ellos (CiU o el 1% catalán) sólo busca una mayoría absoluta para encontrar tiempo y un espacio (de nuevo) para el pacto con el 1% español. Romper ese marco de acuerdo, ese proyecto político de dominación, es nuestra manera de abrir las puertas a un país más libre y más justo. Es, como va diciendo David también, una gran palanca para el cambio, para la democracia real. Y todo ello sin hablar (que no hablas) del intento de genocidio cultural y lingüístico y del menosprecio a nuestra dignidad como ciudadanos catalanes, identificados los unos a los otros como tales.
  • |
    YO VOTO HARTOS.org
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Hartos.org Farts.cat no censuran a nadie eso es mentira, y por cierto ya es el colmo del absurdo la gente que dice en estos comentarios que no conocen a la cup pero las va a votar porque estan hartos de pagar impuestos, eso mismo decian los votantes del pp, o del psoe, o de ciu. La incultura politica es quien mantiene el sistema. Yo no voto a la cup, vaya perdida de tiempo un proyecto que propone valencia baleares y catalunya independientes y fuera de la union europea y bajo un régimen comunista, pues no veas que cambio de sistema
  • |
    jose b
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Curioso que haya tanta gente pensando lo mismo, yo tampoco soy independentista y me parece un disparate lo de los Paisos Catalans(un peligroso tufillo rancio y expansionista), pero me parece una propuesta de lo más interesante(la única) para alguien que cree en una democracia real, en una justicia real, en un "sueño" real de dignidad humana. Son los únicos y los más necesarios, en Cataluña y en cualquier lugar del mundo, por eso yo tambien los votaré, porque ahogaran un poco de esa tristeza que siento cuando miro el naufragio social que estamos viviendo aqui y en el resto de España.
  • |
    CUP
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Soy de la CUP y te puedo asegurar que no se debe ni un solo euro a ninguna entidad financiera. Si tan seguro estás de lo contrario, por qué no presentas pruebas? o como móimo, cita a tus fuentes...
  • |
    por opinar
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Bueno eso de que no deben, no sé si a la Caixa exáctmente, pero deber deben... claro que en cualquier no es un argumento de excesivo calado, habría que justificar si todos los prestamos "hipótecan"... Quizás es que por aqui la Banca ética aún no tiene un desarrollo lo suficentemente sí lido como para hacer ciertos prestamos.
  • |
    Niharto
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    ¿Una organización teóricamente transversal y participativa que censura las opiniones que no son de su agrado? No hablo de rebatir, hablo de censurar. Ni harto, nunca mejor dicho, de vino les voto.
  • |
    Ernesto
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Yo también votaré a la CUP. Y tampoco soy independentista. Ni tengo prisa, ninguna prisa. Les votaré porque tengo casi 40 años, no soy un experto en política pero sí en pagar impuestos para construir un estado que me decepciona y maltrata a la clase trabajadora, y estoy francamente cansado de la izquierda tradicional que mira la etiqueta y la subetiqueta y si no me cuadras contigo no me hablo. Así que ahora lo analizo todo sin ninguna prisa y me fijo mucho, mucho, en los detalles. Y me gustan dos detalles de la CUP: el primero que presenta gente muy joven y no cincuentones avariciosos que viven hacer política; el segundo que no le deben un duro a la caixa. No sé, huelen a ese aire fresco de la gente que dice la verdad. Y espero que si salen no me decepcionen. Y que los matices que separan a las CUP de EUiA no sean obstáculo para hacer piña. Que hacemos falta todos. Que falta nos hace.
  • |
    Miguel
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Muy interesante el artículo. ¿Nádie a pensado en votar a Hartos.org (Farts.cat)?
  • |
    marendins
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Los Països Catalans sería una idea imperialista si viniera acompañada de una retúrica de conquista e imposición. Retúrica que, por cierto, sí ha acompañado a otro gran proyecto ibérico, España. Basta ya de querer censurar ideas sólo poque no nos gustan. Por mi como si quieren unir Cataluña, el Tóbet y Afganistán. Mientras se proponga bajo el respeto a la voluntad popular no debería ser un problema. Saludos.
  • |
    Mistral
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:14
    Felicidades por el artículo. Comparto muchas de tus reflexiones. El 25N yo también votaré a la CUP.
  • |
    Ferran C.
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    El nacionalismo es el primer paso del imperialismo. No es MUY de izquierdas, no.
  • |
    Maria
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Muy bueno el artículo y 100% de acuerdo. Yo también votaré la CUP porque son la gente con la que lucho en la calle y que llevaran mi voz por primera vez al Parlament.
  • |
    Marc B
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Josep, tu análisis es muy acertado, pero se centra casi exclusivamente en el análisis de los discursos, tiene un punto esencialista. Yo votaré a las CUP por una simple cuestión de visibilidad, como estrategia comunicativa para expandir las luchas y el proceso destituyente/constituyente desde abajo. Porque, coincidirás conmigo que, de todos los posibles planteamienntos discursivos que podía escoger la izquierda independentista catalana, el que está ofreciendo es bastante correcto. Se nota que este mundo se ha mezclado y impregnado del 15M y el movimento anti-Troika. Y eso es lo mejor que nos puede pasar: que el 15M continóe creciendo más allá de los entornos urbanos rompiendo las fuertes identidades de la vieja izquierda y las tensiones nacionales. Si queremos construir grandes mayorías no podemos basar nuestras acciones abstrayéndonos del tema que millones de personas en Catalunya se están planteando. ¿Qué el tema nacional es básciamente CT y le interesa a la derecha? Totalmente, pero si tenemos la posibilidad de cargarnos ese eje ejerciendo el derecho de autodeterminación ¿no será mejor que mirar a otro lado mientras ese discurso continua distorsionando nuestra lucha? Y esto lo digo desde un punto de vista conceptual (vaya yo también he caído en lo mismo), este procceso que está capitaneando CIU va a ser un sufflé, pero quizás cuando baje nosotros estaremos forjando un movimiento desde abajo...
  • |
    Joan
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Si eres de un pueblo o ciudad pequeña entenderás que son diferentes los gobiernos municipales que los estatales. En los municipios no se gobierna por partidos, sino por personas. No es tan importante de que partido eres sino que propuestas traes.
  • |
    diego
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Completamente de acuerdo con Josep Q.
  • |
    Gretha
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Este artículo es interesante aunque su apreciación a la Troika es un poco insuficiente. Comparto que no soy independentista pero votaré a la CUP porque es el único partido que quiere la transparencia en todo lo que concierne a la política, la economía y la cultura de la sociedad catalana.
  • |
    Cris
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Bueno, yo no viajo tanto como tu, entre otras cosas porque no me lo puedo permitir, así que no sé lo que piensan en Nueva York o Atenas, pero sí te puedo dar la opinión de mucha gente en Barcelona. La CUP no es perfecta (¿y qué lo es?). Es evidente que no representa al 100% el ideario político de muchos. Me atrevería a decir que no representa totalmente a nadie puesto que es una organización plural, donde conviven militantes de diferentes procedencias políticas. Los hay que vienen del nacionalismo de izquierdas tradicional, los hay que vienen de las asambleas de barrios que surgieron a raóz del 15-M e incluso los hay que vienen de la tradición libertaria catalana. Lo que sí que es la CUP es un proyecto abierto y asambleario. Las decisiones se toman siempre de abajo a arriba, consultando en todo momento la opinión de lon nucleos locales. Así mismo han organizado multitud de asambleas abiertas a todo el mundo en muchas localidades catalanas, recogiendo la opinión de la gente. En los ayuntamientos donde tienen representación han presentado toda una serie de iniciativas muy interesantes que ahora no voy a relatar. Conozco a varios "CUPeros" y son gente que se mueve socialmente, no trabaja únicamente en la CUP, participan de muchos otros movimientos sociales. Para mí, hoy por hoy só el proyecto político más interesante surgido en Catalunya en muchos años. Un proyecto nótidamente de izquierdas (me cago yo en ese discurso que dice "ni de izquierdas ni de derechas") y con una clara voluntad de no venderse por unas migajas. Uno de sus lemas de campaña "Lo queremos todo" deja este punto bien clarito. Finalmente, en lo que concierne a la cuestión nacional, para mí no es esta una de mis motivaciones políticas principales, pero me fastidia este discurso antiindependentista supuestamente de izquierdas. Los pueblos tienen derecho a decidir su futuro y si el pueblo catalán lo quiere, tiene todo el derecho del mundo a convertirse en un país independiente. Ir en contra de este principio es legitimar el concepto de España como nación, directa o indirectamente. Las CUP tienen mi voto y todo mi apoyo.
  • |
    pepe
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    En st celoni no entró en el gobierno pero Si pacto con ciu i les dio su apoyo para que governasen. Luego se limitú a hacer oposición. Les dieron la oportunidad de tener alguna regidoria i Lo rechazaron. Es facil hacer discursos y manifestarse Si no asumes responsabilidades, tambien lo hace ciutadans
  • |
    xarnego
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Ya estamos dentro del Parlament, nuestras voces serán escuchadas, la burguersia catalana que nos "des-gobierna" tendrá que escuchar al pueblo. Somo muchos los que no confiamos en este sistema electoral y que esta vez participaremos para llevar a las CUP al Parlament.
  • |
    Riu
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    La CUP sólo ha gobernado con CiU en un único municipio: Arenys de Munt. Este hecho causó severas tensiones internas que, de hecho, desembocaron en la baja del alcalde de dicha localidad, el señor Ximenis, que ya no es militante de la CUP. En el resto de casos que mencionas jamás se ha entrado a gobernar con CiU. En Vilafranca, por ejemplo, la CUP se abstuvo en la votación de una moción de censura, presentada por CiU, que finalmente desalojó de la alcaldía al PSC (que llevaba años gobernando). Esto no es "dar la alcaldía a CiU", es no mojarse ni por CiU ni por el PSC, que es muy diferente.
  • |
    josep
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Yo voy a votar a ICV, no me interesan los partidos independentistas.
  • |
    Josep Lluís Martínez
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    Emociona ver que nos vamos poniendo de acuerdo, Hibai. Ya falta menos para que nos situemos en posición de reto final, las cartas sobre la mesa, el proceso constituyente en manos del pueblo, el régimen arrinconado, la victoria al alcance del pueblo. Claro que voto CUP, porque#somosCUP y porque el gran momento se acerca y se va escenificando con un voto masivo a la CUP el 25N.
  • |
    Anónimo
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    El nacionalismo no es muy de izquierdas. El imperialismo seguro que no.
  • |
    Riu
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:13
    La CUP sólo ha gobernado con CiU en un único municipio: Arenys de Munt. Este hecho causó severas tensiones internas que, de hecho, desembocaron en la baja del alcalde de dicha localidad, el señor Ximenis, que ya no es militante de la CUP. En el resto de casos que mencionas jamás se ha entrado a gobernar con CiU. En Vilafranca, por ejemplo, la CUP se abstuvo en la votación de una moción de censura, presentada por CiU, que finalmente desalojó de la alcaldía al PSC (que llevaba años gobernando). Esto no es "dar la alcaldía a CiU", es no mojarse ni por CiU ni por el PSC, que es muy diferente.
  • |
    Juan
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    Pues yo voy a votar a la Falange.
  • |
    Maria
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    y por que la CUP ha dado los ayuntamientos de algunos municipios a CiU? como por ejemplo Vilafranca del Penedès y tambien Sant Celoni? por que no explican que gracias a ellos, las CUP,s CiU gobierna en distintos ayuntamientos de Cataluña? Las CUP han actuado asi en alhunos municipos después de las elecciones municipales.
  • |
    Laia
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    Un apunte a este artículo tan bien escrito: Pirates de Catalunya, también se autofinancian, no piden préstamos y están en contra de las subvenciones a los partidos políticos. En el artículo se dice que las CUP son la única candidatura que no pide préstamos bancarios.
  • |
    Goren
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    La CUP seguiría defendiendo esa opción pero aceptaría cualquier resultado. Por otro lado, reconocen ese derecho a cualquiera de los Països Catalans, no sólo a Catalunya. Cada cual decide si quiere federarse o no y con quién.
  • |
    lito
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    Conozco desde hace muy poco CUP. Tratándose de un partido de origen asambleario, ¿dejaría de ser un partido independentista que lucha por ver algún día los Països Catalans si la mayoría asamblearia así lo decidiera? Lo pregunto para entender hasta qué punto llega ese espiritu asambleario. Gracias.
  • |
    lito
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    Conozco desde hace muy poco CUP. Tratándose de un partido de origen asambleario, ¿dejaría de ser un partido independentista que lucha por ver algún día los Països Catalans si la mayoría asamblearia así lo decidiera? Lo pregunto para entender hasta qué punto llega ese espiritu asambleario. Gracias.
  • |
    Leónidas Martín
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    No creo que votar lo que anuncia las CUP en sus cartel electoral ("independència, Socialisme i Països Catalans") sea votar 15M. Ni mucho menos. Prueba a gritar eso en cualquiera de las plazas ocupadas por el 15M, verás que no funciona. Lo que allí se escucha son cosas del tipo: "No nos representan", "Sin banderas", "Ni izquierdas ni derechas, los de abajo contra los de arriba", "No es una crisis es una estafa", etc. Tampoco defiendo la opinión de usar las CUP "de manera estratégica". Eso de la estretegia no va mucho conmigo, yo soy más de los que luchan por lo que me afecta, y la independencia no está en mi lista. Ni tampoco construir un Estado-nación desde los pirineos hasta Valencia, te lo aseguro. Aún es más: si me paro a reflexionar un poco llego a la conclusión de que asociar a las CUP con los postulados del 15M (mediante imágenes de las plazas insertadas en sus vódeos, o de manera argumental en sus discursos) puede llegar a ser incluso negativo. La mayoría de la gente que he conocido en estas movilizaciones, tanto en Barcelona como en Zaragoza, Madrid, Valencia, Sevilla, Nueva York, o Atenas, no se identifican con ideas como Socialismo, Independencia o Paises catalanes. Y no me gustaría perder a esa gente sólo porque ya no encontrasen su lugar entre tanto concepto ajeno a su realidad. Creo que votar algo cuando no lo compartes, responde más a las prisas que a otra cosa. La gente busca que se produzcan cambios ya. Ahora mismo. Y eso provoca que nos dé igual si esos cambios molan o no. Lo importante es que cambie algo, lo que sea. Ultimamente encuentro esta actitud en muchas partes. En Syntagma, por ejemplo, un túo me dijo que él llevaba dos años movilizándose contra la crisis y que ahora iba a votar a Amanecer Dorado, el partido de extrema derecha. Me quedé muy sorprendido. Cuando le pregunté porqué, me dijo que, por supuesto, él no compartía eso del nazismo, ni la patria aria, ni la expulsión de inmigrantes, ni nada; pero eso era lo de menos, porque "nunca van a ganar", dijo. Lo importante era que Amanecer Dorado estaba dando comida a los más necesitados, y que adoptaba formas del moviemiento indignado: se posicionaba contra la devolución de la deuda, desobedecía las imposicinoes de la UE, etc. Meter ese "caballo de Troya" en el Parlamento griego, eso era lo importante para aquél señor. Con esto no estoy comparando a las CUP con Amanecer Dorado (sería yo gilipollas -que lo soy un poco-), lo que digo es que votar tanto a uno como a otro, a las CUP si no eres independentista, o a Amanecer Dorado si no eres nazi, responde a una actitud dominada por la prisa. Yo intento resistir todo lo que puedo ante esta tendencia. Mi vecino el Mohamed dice que la "prisa mata, amigo", y en estos temas yo estoy con él. También piensa que España debe volver a ser al-Ándalus e integrarse de nuevo al Califato Omeya. En esto no estoy de acuerdo con él. Por eso yo nunca le votaré; y por eso él pasa tanto del 15M.
  • |
    Josep p.
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    Pues a mi me da la sensación de que la profundidad de la crisis de representación es mayor de lo que aparenta, sobretodo al ver sectores de los movimientos de Barcelona que consideraba modernos políticamente defendiendo un voto a la vieja izquierda nacionalista, una izquierda con léxicos completamente anticuados y chirriantes. No acabo de entender como gente de los movimientos que durante la euforia del 15m tuvo que lidiar con la cansina labor de hacer entender a miembros de las CUP que la cuestión nacional no era el eje central de la plaza, o peor, pidiendo que dejaran de intoxicar el movimiento con críticas cutres sobre la lengua que usaba la gente, o la centralidad de la plaza del sol en el movimiento... puede repartir propaganda electoral para las CUP. Alimentar, aunque sea tangencialmente via CUP, el monstruo crisis=españa me parece un flaco favor a identificar la crisis con las élites europeas, burocracias económicas neoliberales, o el clásico 1% vs 99%... Es mas, me sorprende que haya hipótesis tácticas de los movimientos detrás de alimentar el nacionalismo (catalán y por lo tanto también español) que histúricamente ha sido dominado electoralmente por la derecha. En el fondo lo deprimente es la situación política en mi país, y pedir el voto para las CUP aunque me desconcierta aún más, no evitará el desplome de la izquierda parlamentaria en Cataluña... Por cierto, lo de "països catalans" es una obsesión imperialista de esta gente, que se aleja aún más del grito "no nos representan" en sitios como valencia o Baleares
  • |
    Marc J
    |
    Sáb, 02/09/2013 - 09:12
    Me es completamente indiferente una República catalana que una República española. Las dos me parecen muy bién. Pero voy a votar las CUP porque por primera vez en mi vida siento que voy a votar algo mío y esto mismo me decía mi padre que tiene 65 años. Vamos a votarnos sin cinismo, sin miedo a que nos traicionen, vamos a votar los que luchan, los insobornables, los que saben que no son nada más que nosotr@s tod@s. Y el 26 vamos a ensanchar el movimiento con EUiA, CAV, IA, PAH, Iaioflautas, los autúnomos, tradiciones libertarias...Se está cociendo una muy gorda, y todos los que vivimos y militamos aquí lo notamos. Islándia asoma al final del túnel.
  • CUP
    separador

    Tienda El Salto