Contra la precariedad anarcosindicalismo

TEXTO DE "REDI RAMÍREZ , Sindicato de Oficios Varios Madrid, CNT"

15/05/06 · 17:30
Edición impresa
JPG - 9.3 KB
 
// Isa

Es triste la separación que se
hace en artículos anteriores
entre sindicatos y movimientos
sociales. Es el reflejo
de una realidad, si entendemos
como sindicato aquella entidad que
media entre el trabajador/a y la empresa,
a cambio de subvenciones,
connivencia y reconocimiento.

En este contexto podemos acusar
a los comités de empresa de ser responsables
directos de la precariedad,
ya que éstos son los encargados de
mantener a flote y hacer viable la empresa
de turno, así como de firmar
cualquier reforma o convenio que les
pongan delante. El trabajador/a en
precario no puede acudir a un liberado
sindical, a un comité de empresa
o a un sindicato “democrático-representativo”,
para que le solucione sus
problemas laborales, ya que ellos son
los causantes de los mismos.

Plantear otras cuestiones como
la renta básica no puede ser una
solución a la precariedad y la explotación,
ya que aunque los trabajadores
pierdan el miedo al despido,
facilitando así la lucha sindical,
la renta básica que pagaría ‘papá
Estado’ saldría siempre del esfuerzo
y sudor de otro trabajador/a de dentro
o fuera de sus fronteras, y así no
dejaría de ser una conquista parcial.

El anarcosindicalismo está integrado
y forma parte de los movimientos
sociales de base, ya que en
sus asambleas se debaten constantemente
todo tipo de problemáticas no
laborales, sobre las que se toman
acuerdos, y en la práctica la mayoría
de sus militantes participan activamente
en otras luchas y movimientos
específicos.

Sin dejar a un lado la participación
en campañas comunes contra la reforma
que se avecina, la precariedad,
la siniestralidad, por el pleno empleo
y las 35 ó 30 horas, la Anarcosindical
sigue apostando por la acción directa
y la solidaridad activa.

Ésto es; formar secciones al margen
del comité, e iniciar conflictos y
extenderlos por todas las ciudades
donde exista un sindicato de la confederación
o grupo afín.

Ésta es la herramienta de lucha
que hay que engrasar mediante la
militancia solidaria.

Por último, hay que señalar que
esta fórmula ha dado resultados y
los seguirá dando, manteniéndose
alejada de la burocracia sindical y el
parlamentarismo. Es decir, siendo
coherentes los fines que se persiguen
con los medios que se emplean,
claro está si el fin que se quiere
alcanzar es la emancipación total de
los trabajadores, esto es, la revolución
social libertaria.

Tags relacionados: anarcosindicalismo
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto