Solidaridad con A. Ferreira, amenazado de muerte en una prisión portuguesa

Cuando se está encerrado, las cartas son ventanas en los muros. ¡A todos los lectores privados de libertad! Este espacio será regularmente vuestro. Enviadnos vuestras cartas.

Antonio Ferreira
05/02/06 · 10:48
Edición impresa

Cuando se está encerrado, las cartas son ventanas en los muros. ¡A todos los lectores privados de libertad! Este espacio será regularmente vuestro. Enviadnos vuestras cartas.

Yo, Antonio Ferreira de Jesús, autodidacta de 64 años actualmente recluido en el Centro Penal de Valle de Judeus, Alcoentre, en cumplimiento de una pena prácticamente perpetua, me encuentro preso desde 1994 sin haberme beneficiado entretanto de ninguna medida de flexibilización de la pena. (...) Dentro de la prisión defiendo mi dignidad, escribo para la prensa desde 1974, me hice socio y corresponsal de organizaciones de defensa de los derechos humanos y de los reclusos, llamo la atención sobre el incumplimiento de las reglas penitenciarias y por eso soy perseguido. Combato la corrupción, los abusos de poder, la violencia gratuita, la incompetencia, el sometimiento de los presos a trabajos con salarios de esclavitud: por eso soy perseguido. Pero, sobre todo, soy testigo de la acusación (aquí entramos en la parte más delicada para ellos y más peligrosa para mí) en varios procesos, actualmente en los tribunales, contra funcionarios de esta prisión como presuntos implicados en crímenes de corrupción, abuso de poder y muerte de reclusos. Por eso estoy amenazado de muerte. Hace cerca de un año que vengo enfrentándome en la cárcel a una situación de alto riesgo para mi integridad física. Además de las persecuciones y las amenazas de muerte, sufro registros constantes. Ellos no respetan nada y requisan casi todo, incluso lo legalmente autorizado: máquinas de escribir, libros culturales y didácticos... Sujeto a un cuadro tan deprimente y agonizante, del que ni mis visitas se libran, sólo me resta lanzar un SOS a las organizaciones, a los colectivos e individuos que luchan por un mundo sin opresión, solicitando una pronta intervención y un vehemente repudio. Nunca trafiqué con droga, ni agredí a nadie, pero soy reprimido y amenazado de muerte.

[www.alasbarricadas.org/info->http://www.alasbarricadas.org/info]

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto