Salvador Puig-Antich, 32 años después

Han transcurrido ya 32 años desde la
ejecución de Salvador, y ciertamente
muchas cosas han cambiado, se han
transformado, mientras que muchas
de las esperanzas de entonces han
sido frustradas.
Él, que al igual que miles de jóvenes de
su época, no se definía como antifranquista.
Resultado de las luchas obreras
más radicales del momento, Puig
Antich era un revolucionario anticapitalista,
encaminado en su práctica autónoma
hacia la transformación radical
de la sociedad, se enfrentaba no sólo a

Ricard de Vargas Golarons
20/10/06 · 17:36
Edición impresa

Han transcurrido ya 32 años desde la
ejecución de Salvador, y ciertamente
muchas cosas han cambiado, se han
transformado, mientras que muchas
de las esperanzas de entonces han
sido frustradas.
Él, que al igual que miles de jóvenes de
su época, no se definía como antifranquista.
Resultado de las luchas obreras
más radicales del momento, Puig
Antich era un revolucionario anticapitalista,
encaminado en su práctica autónoma
hacia la transformación radical
de la sociedad, se enfrentaba no sólo a
la explotación capitalista, sino también
hacia los partidos y grupúsculos reformistas
y vanguardistas que querían dirigir
y controlar el movimiento obrero y la
lucha en los barrios.
La clase obrera más radical y el MIL
rompieron entonces con el dirigismo
imperante, abrieron camino hacia la
autogestión, la autoorganización de
clase y a las asambleas decisorias,
entre otras aportaciones.
Hoy, parece que les ha dado con urgencia
por la recuperación de la memoria
histórica. Sabedores del contenido de
la película “Salvador”, a punto de estrenarse,
que da una visión falseada,
manipulada y mitificada de la vida de
Puig-Antich, estamos hartos de la apropiación
y recuperación de las luchas del
movimiento libertario y antiautoritario
para otros intereses.
Se puede no compartir ni la manera de
luchar, ni los métodos ni la finalidad del
MIL y de buena parte del movimiento
obrero catalán de los finales del franquismo.
Pero lo que nunca se puede hacer es
borrar una parte de la historia contemporánea.
Un pueblo, un país que desconoce
su propia historia no tiene futuro.

Tags relacionados: autogestión
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto