Reinventar el periodismo

La crisis económica no perdona a los
medios de comunicación. Baja la publicidad,
y los despidos y regulaciones amenazan
a sus trabajadores. Pero la necesidad
de información aumenta y la
población se vuelca en internet para conseguirla.
Esta deriva de la información
nos conduce a la necesidad de reinventar
el sector. El grupo Zeta anuncia ajustes y
recortes tras su frustrada venta. El País, El
Mundo, La Razón e incluso el diario Público
pierden difusión. El hundimiento inmobiliario
y financiero ha producido en la

Ana Cuevas Pascual (Zaragoza)
22/01/09 · 0:00
Edición impresa

La crisis económica no perdona a los
medios de comunicación. Baja la publicidad,
y los despidos y regulaciones amenazan
a sus trabajadores. Pero la necesidad
de información aumenta y la
población se vuelca en internet para conseguirla.
Esta deriva de la información
nos conduce a la necesidad de reinventar
el sector. El grupo Zeta anuncia ajustes y
recortes tras su frustrada venta. El País, El
Mundo, La Razón e incluso el diario Público
pierden difusión. El hundimiento inmobiliario
y financiero ha producido en la
prensa escrita el descalabro de una de
sus principales fuentes de ingresos: la
publicidad. Ni siquiera los periódicos gratuitos
se libran de esta catástrofe. Mark
Potts, periodista norteamericano, apunta
que en el año 2020 los ingresos publicitarios
en la red serán similares a los del
papel pero la facturación de la prensa
será la mitad. Para encontrar soluciones a
este problema hay varios aspectos que se
deben reformar. El primero, a mi entender,
incorporar criterios informativos que,
además de mostrar la noticia objetiva,
incorporen la forma subjetiva de editarla
y difundirla entre el público buscando una
cercanía emocional. Podría convertirse
a los medios en redes sociales donde las
nuevas tecnologías creen una identidad
digital de dominio público. En definitiva,
es la libertad informativa lo que anda en
juego y en los tiempos que corren, o precisamente
por ello, la necesidad de acceder
a la noticia sin manipulación torticera
o intervencionismo político es cada vez
más acuciante. Superar esta recesión de
los medios es el reto del nuevo periodismo
y todos nos jugamos mucho si no se
consigue gestar la metamorfosis necesaria
para sobrevivir a esta nueva situación.

Tags relacionados: El Mundo Recortes
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto