“No por Dios”

Estas palabras fueron dichas por
una ‘obvióloga’ de la Cadena Ser
durante el programa Hora 25. En la
tertulia se discutía sobre los hechos
de Jun, en Granada, en los que unos
“ocupas” de etnia gitana, en su
mayoría, han ocupado unas viviendas.
En dicho programa se destacaba
la diferencia entre “esos jóvenes
que reclaman espacios en los que
desarrollar actividades artísticas o
políticas” y que ponen de manifiesto
el gran problema de espacio que
hay en las grandes urbes y los otros

Pedro García (Madrid)
06/05/06 · 21:15

Estas palabras fueron dichas por
una ‘obvióloga’ de la Cadena Ser
durante el programa Hora 25. En la
tertulia se discutía sobre los hechos
de Jun, en Granada, en los que unos
“ocupas” de etnia gitana, en su
mayoría, han ocupado unas viviendas.
En dicho programa se destacaba
la diferencia entre “esos jóvenes
que reclaman espacios en los que
desarrollar actividades artísticas o
políticas” y que ponen de manifiesto
el gran problema de espacio que
hay en las grandes urbes y los otros
ocupas. Muchos de los okupas nos
hemos echado las manos a la cabeza
al ver cómo unos medios escribían
el término con k en vez de con c
(para la criminalización posterior del
movimiento), pero yo creo que el
movimiento okupa estará perdiendo
gran parte de su sentido si no apoya
este tipo de okupaciones. El problema
es el mismo; la falta de espacios,
sí, pero también el hecho de
que exista una economía lejos del
control de la gente. Economía para
las personas y por ellas gestionada
y dirigida.

La okupación, tal y como yo la
entiendo, es no sólo el reclamo de
espacios vitales o de socialización
para la actividad política, sino la
apropiación por parte de las personas
de los bienes básicos que le
son negados por una economía alejada
por completo de sus intereses.
“No por Dios” es la expresión de
sentido común para establecer la
diferencia entre esos jóvenes con
inquietudes políticas y esos elementos
marginales que pasan por un
edificio vacío y lo llenan con sus
proyectos vitales.

“Lo primero lo entendemos porque
nosotros también fuimos rebeldes
pero lo otro es demasiado, no es lo
mismo. No por Dios”.
Aprovecho para informar de que el
vocal de CGPJ ha criticado la “excesiva
permisividad” del gobierno ante
ese fenómeno Okupa.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto